Mérida pide “perdón”, pero considera “injusta” la roja

expulsión | el centrocampista habla de que pidió que “revisase el pinganillo”

10.02.2020 | 08:33
Salida en falso de Rubén y despeje de Fran Mérida.

granada - Fran Mérida se marchó expulsado en el descuento del partido tras una falta en el campo del Granada. Entró en el minuto 63 por Oier Sanjurjo. La secuencia empezó con una entrada dura a Yangel Herrera, en un momento en el que Osasuna buscaba el empate desesperadamente. El árbitro, Xavier Estrada Fernández, le sacó amarilla en un inicio. Se montó un corrillo en torno a él, que acaba con la expulsión de Mérida por segunda cartulina amarilla.

El centrocampista catalán compareció ayer en zona mixta para explicar lo que ocurrió. "Simplemente quería que se supiese lo que he dicho. El árbitro acierta al sacar tarjeta. Dialogamos. Me dirijo a él y le pido que consulte al pinganillo. Se lo digo dos o tres veces, y con soberbia me saca la segunda amarilla", relató Mérida. "Pidó perdón al equipo, pero no le he dicho nada para que me saque esa segunda cartulina. No somos perfectos, pero tenía que aclarar lo que ocurrió", añadió.

Junto a ello, admitió que es algo "que no le había pasado nunca" en su carrera. "Llevo muchos años jugando y nunca me han sacado una tarjeta por eso. Yo he dicho eso, literalmente, y no me voy a callar, porque es claramente lo que he dicho", señaló el barcelonés. "No he dicho más ni menos".

También valoró el triunfo del Granada y la derrota de su equipo. "Conocemos a Diego Martínez y cómo juegan. Han aprovechado el balón parado para marcar diferencias", indicó Mérida. Tuvo más quejas para el árbitro, en este caso por las interrupciones. "Ha sacado demasiadas tarjetas en un partido que no ha sido brusco. Pero no podemos ponernos excusas", dijo.

Esta expulsión, que fue la primera de un jugador de Osasuna esta temporada, hará que Mérida sea baja en el próximo compromiso ante el Valencia, que tendrá lugar dentro de una semana. Es su segunda roja con la camiseta del cuadro rojillo. La primera fue en la campaña 2017/18, cuando entrenado precisamente por Diego Martínez se tuvo que marchar antes de tiempo ante el Barcelona B. - J.S.