Daños colaterales

Osasuna vuelve de Granada de vacío y pierde para su próximo partido a Fran Mérida, que será sancionado por su expulsión, baja a la que podría sumarse la de Roncaglia por lesión

10.02.2020 | 08:41
Posición acrobática de Fran Mérida durante el entrenamiento de ayer por la mañana.

Osasuna vuelve de Granada de vacío y pierde para su próximo partido a Fran Mérida.

Pamplona - La fortuna se mostró esquiva con Osasuna en el partido que el pasado viernes por la noche disputó el conjunto navarro en Granada, donde encajó su segunda derrota de la temporada (1-0). Amén de haberse marchado del Estadio Nuevo Los Cármenes de vacío, el equipo de Jagoba Arrasate sufrió daños colaterales. Como la expulsión de Fran Mérida en el minuto 92 -tras ver dos amarillas en cuestión de segundos-, acción por la que casi con total seguridad será castigado con un partido de sanción que le impedirá disputar el próximo compromiso liguero de Osasuna -el del domingo de la próxima semana a partir de las 21.00 horas contra el Valencia en El Sadar-, y la lesión de Facundo Roncaglia, que terminó el duelo con problemas físicos en su pierna izquierda y que ayer no se entrenó a la espera de las pruebas médicas que le realizarán mañana.

Sin opción de recurso Fran Mérida solo estuvo media hora sobre el terreno de juego del Granada. Saltó al campo en sustitución de Oier en el minuto 62 y 30 más tarde se marchó al vestuario expulsado tras ver dos amarillas de forma consecutiva. La versión del árbitro del partido, Xavier Estrada Fernández, del Comité catalán, sobre la primera tarjeta fue ésta: "Disputar el balón a un contrario de forma temeraria". Y sobre la segunda, la más polémica, escribió en el acta lo siguiente: "Protestar una de mis decisiones haciendo gestos de desconsideración". La cuestión es que, con estos argumentos, desde el club ven imposible intentar un recurso, por lo que el centrocampista catalán será previsiblemente sancionado y no podrá jugar contra el Valencia.

En cualquier caso, la versión del jugador resultó bien distinta a la del colegiado. Al término del encuentro del viernes, Fran Mérida pidió perdón al equipo por haberlo dejado con uno menos, pero también quiso explicar lo que a su juicio ocurrió justo antes de ser expulsado: "El árbitro acierta al sacar la primera tarjeta. Dialogamos. Me dirijo a él y le digo que consulte el pinganillo. Se lo digo dos o tres veces y, con soberbia, me saca la segunda amarilla. Nunca me habían sacado una tarjeta por eso".

Pruebas a Roncaglia Pero puede que la Fran Mérida no sea la única pérdida de Osasuna en Granada, ya que Facundo Roncaglia acabó el partido contra el conjunto nazarí con molestias en su pierna izquierda. El central argentino se lastimó después de que Jagoba Arrasate agotara los tres cambios, por lo que aguantó hasta el final del encuentro, aunque incluso necesitó ser atendido en la banda en una ocasión. La expedición rojilla regresó ayer de Granada en avión y los jugadores se entrenaron en Tajonar a última hora de la mañana, una sesión en la que Roncaglia no participó. Según informó el club a través de su página de Internet, "tras la exploración realizada al finalizar el encuentro se han programado pruebas complementarias el lunes (mañana) en la Clínica Universidad de Navarra para determinar exactamente lo ocurrido" y el alcance de la lesión de Roncaglia, que, en caso de no poder jugar contra el Valencia, dejaría un puesto vacante al que optaría Raúl Navas, o incluso David García, que ayer hizo trabajo individual, pero que a partir del martes es probable que se reincorpore al grupo. - J. Leoné / Fotos: M. Saiz

Las Cifras

4

Amarillas de Chimy Ávila

El delantero argentino de Osasuna fue uno de los siete futbolistas del conjunto navarro amonestados por el árbitro durante el partido del pasado viernes en Granada. Con la amarilla que vio en el Estadio Nuevo Los Cármenes, Chimy Ávila acumula ya cuatro amarillas en lo que va de Liga, por lo que se encuentra a una de ser castigado con un partido de sanción por acumulación de cinco tarjetas.

2

Días de descanso

Tras ejercitarse ayer en las instalaciones de Tajonar apenas una hora después de aterrizar en el aeropuerto de Noáin procedentes de Granada, los jugadores del primer equipo de Osasuna disfrutarán ahora de dos jornadas de descanso -hoy domingo y mañana lunes- y no volverán al trabajo hasta el martes.

Parte médico

David García. El central de Ibero, que se ha perdido por lesión los dos últimos partidos de Osasuna, siguió ayer trabajando de forma individual para intentar recuperarse definitivamente de una fractura en el meñique de su pie derecho.

Lillo. El alicantino guardó ayer el descanso previsto tras el traumatismo ocular producto de un balonazo que recibió el pasado lunes, aunque se espera que el martes pueda ejercitarse.

Rober Ibáñez. Baja en Granada por un edema en la parte posterior del muslo derecho, ayer trabajó por su cuenta.

Rubén García. Pese a no viajar a Granada, ya está recuperado del todo y ayer se volvió a ejercitar con el grupo.