Una locura y un infortunio

Juicio / Los seis exjugadores del Betis ofrecen una versión de normalidad de partidos de final de temporada al rememorar los dos duelos en el banquillo: con el Valladolid y en Pamplona

06.02.2020 | 06:17
Minuto 91, gol de Juanfran desde 45 metros (4-3)

Pamplona - A los seis exjugadores del Betis que ayer testificaron en el Palacio de Justicia de Navarra les tocó hacer un ejercicio de memoria para recrear los dos últimos partidos de Liga que disputaron en la temporada 2013-14 y que aparecen en los escritos de acusación de la fiscal y de la Liga de Fútbol Profesional (LFP): el que jugaron y ganaron contra el Valladolid en Sevilla (4-3) y el que perdieron en Pamplona contra los rojillos (2-1).

Mientras que algunos se mostraron más amnésicos (Antonio Adán y Rubén Castro) que otros (Juanfran, Chica, Salva Sevilla y Cedric), todos tuvieron que responder a preguntas sobre lo ocurrido en ambos choques, casi todas ellas formuladas por el abogado de Antonio Amaya, empeñado en descender el balón del procedimiento al terreno de juego. La presidente de la Sala admitió estas cuestiones hasta que le paró los pies porque, como le explicó al letrado, no se puede hacer una autopsia de los partidos que se están juzgando.

Bien distinta es la posición de la Liga, tal y como dijo su presidente, Javier Tebas, durante su declaración del pasado jueves, en la que defendió que los amaños no resultan tan evidentes en el verde como se cree. El abogado de la LFP ha sostenido durante todo el procedimiento (también ayer) esta tesis, que consiste en restar trascendencia al hecho natural del delito, que es el propio partido, y también a la constancia que los árbitros puedan tener de este tipo de situaciones, en referencia a los supuestos amaños.

BETIS 4 - VALLADOLID 3



Betis y Valladolid fueron dos de los tres equipos que bajaron a Segunda al término de la temporada 2013-14 (Osasuna fue el otro). Aquel curso se enfrentaron en la penúltima jornada de Liga, con el conjunto bético ya sin opciones de permanencia y el Valladolid fuera de la zona de descenso, aunque coqueteando peligrosamente con ella. "Recuerdo que antes de ese partido llevábamos muchas jornadas sin ganar, pero no sé cuántas", dijo ayer en el juzgado Cedric, jugador del Betis aquella campaña y que la siguiente salió cedido a Osasuna. La visita pucelana al estadio Benito Villamarín de Sevilla se saldó con un triunfo del Betis (4-3), pese a que el Valladolid necesitaba un resultado positivo para evitar los problemas que luego le condenaron al descenso. "Suele pasar que, por los nervios o la tensión, te gana uno que no se juega nada", explicó Juanfran Moreno, otro exbético que participó en un encuentro del que tiene un recuerdo nítido porque "salí en el minuto 70, di una asistencia y metí el gol de la victoria", un tanto que anotó con un lanzamiento de falta directa "desde un poco lejos", dijo Rubén Castro, el testigo con menos memoria de todos los que declararon ayer. Y con un poco lejos se refirió a un disparo desde casi el centro del campo. "No sé el minuto exacto", explicó el portero Antonio Adán, entonces en el Betis y ahora en las filas del Atlético de Madrid, "pero me acuerdo porque es anormal que se meta un gol desde tan lejos". "Fue un partido loco por el resultado. Hubo muchos goles, fuimos siempre por detrás en el marcador y ganamos en la última jugada", añadió Salva Sevilla, uno de los capitanes del Betis aquella temporada. Francisco Javier Chica, ya exjugador de fútbol, también estuvo en aquel partido y opinó que "es jodido para un equipo visitante meter tres goles a domicilio y perder". "Es obvio que fue una locura", añadió. Los seis exbéticos que acudieron ayer a Pamplona para declarar como testigos participaron en el partido contra el Valladolid, mientras que los tres acusados, Antonio Amaya, Xavi Torres y Jordi Figueras, no pudieron. Los dos primeros, por lesión; el tercero, por sanción.

Osasuna, 2; Betis, 1 (jornada 38ª, 18 de mayo de 2014)



"Recuerdo bien el partido que jugamos en Pamplona porque no soy un jugador que haya metido muchos goles, pero ese día marqué". A Francisco Javier Chica no le costó demasiado ofrecer detalles nítidos del último partido de Liga del Betis en la temporada 2013-14, un encuentro en el que perdió contra Osasuna en El Sadar (2-1). Y es que, además de anotar el tanto del honor de su equipo, "su portero me hizo tres paradas y estuvimos muy cerca de empatar", relató el que fuera lateral derecho del cuadro verdiblanco y que en la actualidad ya está retirado de la práctica profesional del fútbol. También jugó aquel día Salva Sevilla, bético en la temporada 2013-14 y jugador del Mallorca en estos momentos. "Fui titular y capitán", recordó, manteniendo además la misma tesis que su compañero: "Tuvimos muchas ocasiones y su portero hizo un gran partido. Merecimos ganar". De sus palabras se deduce que en su cabeza aún están almacenadas la colección de paradas que realizó el meta rojillo Andrés Fernández a sus remates y los de sus compañeros. Algo similar dijo Juanfran Moreno. "De ese partido me acuerdo que empezó mal, que se pusieron por delante, que se cayó la grada y que estuvimos a puntito de empatar", explicó, sacando a colación la avalancha en Graderío Sur tras el primer gol del partido, obra de Oriol Riera. Sin embargo, el exfutbolista del Betis, que en la actualidad milita en el Alanyaspor turco, también agregó una opinión significativa sobre el triunfo: "Sé que, aún ganando, Osasuna podía no salvarse". A preguntas planteadas por el abogado de Antonio Amaya, Cedric, que acaba de fichar por el Tudelano, reconoció que en los dos últimos partidos de aquel curso el Betis acumulaba muchos futbolistas lesionados, "pero también es verdad que teníamos una plantilla amplia". Adán y Rubén Castro dijeron guardar pocos recuerdos de un duelo en el que los seis testigos de ayer fueron titulares, al igual que uno de los tres acusados, Jordi Figueras, mientras que los otros dos, Amaya y Xavi Torres, no actuaron por lesión: el primero, una de pubis; el otro, en el tendón de Aquiles.