Los bares, ni fu ni fa

Ambiente | La mayoría de locales de Pamplona no ve con entusiasmo la vuelta del fútbol

14.06.2020 | 08:40
Aficionados de Osasuna y Real Sociedad posan en el partido de la primera vuelta, jugado en El Sadar.

PAMPLONA – El regreso del fútbol no ha provocado el movimiento de masas habitual, sobre todo por el hecho de que los partidos se jueguen a puerta cerrada o las medidas de precaución provocadas por la pandemia.

Un colectivo que podría estar favorecido por la vuelta de la Liga podrían ser los bares, acostumbrados en varios casos a recibir a un buen número de personas con un vermú... y lo que surja. Pero no parece que en este caso vaya a ser así en el centro de Pamplona para el duelo de hoy ante la Real.

"Nosotros cerramos a las 17, porque la gente no tiene ganas de más. Hay menos gente que antes de la pandemia, por las distancias y las circunstancias personales", señala Andrés, gerente del local Ya Falta Menos.

En el caso de este bar, no les importa pagar el abono para ver fútbol en ocasiones contadas, pero el hecho de que este caso el partido sea en abierto (lo retransmite GOL) crea un efecto contrario. "Normalmente, que sea en abierto puede venir bien, pero a las 22.00 provocará que la gente se quede en sus casas y haga plan con sus amigos. Es un domingo", añade.

"Además, la distancia es un factor clave para los bares del Casco Viejo. A la mayoría de bares de aquí, que por estructura somos parecidos, la distancia hace que tampoco podamos llenar tanto el local", finaliza sobre el aforo del bar.

fútbol por conciertos Otro caso diferente es el de un edificio que ya es un icono para la ciudad en cuanto a la celebración de conciertos y eventos, como es la Sala Zentral.

Sin estar tan acostumbrados a ver fútbol en el establecimiento, más dedicado a acoger grupos reconocidos de música, la cancelación de tantos eventos por la pandemia ha provocado que hayan tenido que reestructurar su estrategia tras la desescalada.

Y ahí es donde ha entrado el fútbol. La sala lleva anunciando toda la semana la emisión de los partidos en modo Mesa Cuadrilla, con la distancia entre las mesas y una pantalla gigante.

"Lo pensamos hacer con cada partido, también con el del miércoles. No consuela, pero nos ayuda ante la ausencia de conciertos y demás. Al final, esto suele atraer a gente", señala una trabajadora del céntrico local.

Así, las reservas han estado habilitadas por teléfono durante toda la semana a un precio de 6 euros, que habilita la consumición de dos cañones de cerveza. Las entradas han respondido bien, y el domingo se verá si sirve como un consuelo para la clásica sala.

El retorno del fútbol también ha salvado, en cierta medida, a locales que suelen atraer a muchas masas con grandes duelos de Champions o de Liga. Dentro de la rebaja brutal que han sufridos por tantos meses de parón.

Esta es la situación de La Facultad de Pío, un local acostumbrado a incrementar mucho su clientela con la disputa de partidos de entidad, o también cualquiera de una jornada habitual de Liga.

"Con el fútbol hemos vuelto a recuperar clientela. Para Osasuna no tenemos tantas reservas, porque lo echan en abierto, pero sí para el Madrid", señala Ricardo, el gerente del local, situado en zona universitaria.

El establecimiento, ahora mismo, soporta una cantidad de cerca de 40 personas, debido al distanciamiento, pero vivió días en la 'antigua normalidad' en el que se llenaba: "Antes teníamos 100 personas aquí, y aquí suelen venir grupos grandes a ver el fútbol", indica Ricardo.

de la grada... al sofá También hay casos de aficionados que esperaban ir hace tres meses a Anoeta para vivir lo que suele ser una fiesta, y que ahora tendrá que ser compartida en familia, tres meses después.

Es el caso de Mikel, de Barañáin. "Me tocó una entrada para ir y tenía previsto todo el operativo, porque encima mi familia es de San Sebastián. Fue una rabia no poder ir, porque a este partido suelo ir siempre", señala el aficionado osasunista.

Ve bien a los de Jagoba Arrasate para el duelo de hoy: "Creo que en marzo hubiésemos palmado. Ahora, con la calidad que tienen ellos, nos puede venir bien que lleguen parados. Espero que saquemos algo".

Afirma que lo que más le apena de la situación de los campos es no volver a El Sadar como había sido siempre. "Al final, contra el Espanyol no tenías la sensación de despedirte del campo como Dios manda. He estado viendo las obras y se nota que va a cambiar mucho. Ojalá que esto cambie y podamos celebrar bien el centenario", opina al respecto.

Comprende la situación que viven los bares, y tiene plan para hoy. "Yo he venido hoy a tomarme un zurito, pero se me hace más difícil salir de casa, y más para ver un partido. Como mi mujer es del Athletic, animaremos los dos por primera vez con una pizza, y eso es raro. Si ganamos, ya el lunes hablaremos con la familia de Donostia para restregárselo", afirma con humor.

la afición

Casi 1.000 entradas 'perdidas'. Osasuna sorteó el 9 de marzo 950 entradas para el duelo de Anoeta, que se tendría que haber disputado el domingo 15. La explosión de la pandemia provocó que el club devolviese dichas entradas.

En abierto. A pesar de que se juegue a las 22.00 horas, la nota positiva es que el encuentro será emitido en abierto por GOL, de la TDT.

el dato

2.027

socios solicitaron en marzo entradas para el partido ante la Real, en Anoeta.

noticias de noticiasdenavarra