1 de julio de 1929

El fenómeno Catachú

01.07.2020 | 08:20

Efemérides del Centenario

Con apenas 17 años, Ángel Valenciano Iturralde Rodríguez pasaba a formar parte de la plantilla de Osasuna el 1 de julio de 1929. El rubio de Lindachiquía, como le apodaban con sorna por su tez morena, contribuyó con su calidad al crecimiento de Osasuna en la década de los treinta. Catachú (1912-1988) marcó una época como extremo izquierdo. "La máquina de centrar, con temple y ciencia exclusiva", según la descripción de un periodista local, El futbolista ganó fama tras la histórica goleada al Atlético de Madrid (1-5), lo que llevó a un cronista a pedir que le erigieran una estatua en la Plaza del Castillo. Codiciado por los grandes clubes, no dejó Pamplona, entre otras cosas porque su familia no quería que abandonara el popular establecimiento de bebidas que regentaban.