Osasuna ya mira hacia nuevos objetivos

03.07.2020 | 18:13
Estupiñán, Ávila y Roncaglia se ríen en el entrenamiento de ayer

Osasuna regresó este viernes a Tajonar para llevar a cabo una suave sesión de recuperación después de una nueva victoria ante el Eibar, la tercera consecutiva del equipo navarro en LaLiga Santander.

El conjunto pamplonés venció el jueves 0-2 en Ipurúa gracias al doblete de un Rubén García que se erigió como el héroe en una tarde en la que los rojillos mostraron una gran ambición pese a estar ya salvados.

El valenciano materializó su octavo gol este curso después de marcar por última vez el 24 de enero en la victoria de su equipo ante el Levante en El Sadar, día que será recordado por la fatídica lesión del Chimy Ávila en el minuto 55.

Osasuna ocupa la undécima posición con 44 puntos después de 33 jornadas, lo que le hace avistar a seis puntos la séptima posición que ahora ocupa la Real Sociedad tras ganar al Espanyol en el Reale Arena.

En cuanto a la posibilidad de alcanzar la séptima plaza que da acceso a la Liga Europa, Jagoba Arrasate se mostró cauteloso durante las últimas ruedas de prensa para pedir a los suyos que no rebajen el nivel de intensidad con la misión de "quedar lo más arriba posible".

Ese objetivo es posible, pero los pupilos de Arrasate deberán lidiar con equipos que se juegan ganar LaLiga (Barcelona), conjuntos que luchan por la 'Champions'(Getafe) y otros que intentarán mantenerse un año más en Primera División (Betis, Celta y Mallorca).

La plantilla osasunista hizo este viernes un entrenamiento con menor carga de trabajo para los futbolistas que el jueves salieron de inicio ante el conjunto armero y quienes tuvieron menos minutos completaron una sesión con técnica, rondos y finalizaciones.

Enric Gallego, goleador por partida doble ante el Leganés que no podrá disputar minutos ante el Getafe por contrato, tuvo que retirarse en el minuto 53 del partido al sentir molestias en el aductor de la pierna izquierda, por lo que este viernes trabajó junto al grupo.

Además, Toni Lato sufre una contusión en la mano izquierda tras recibir un pisotón durante un lance del partido ante el Eibar.

Sin apenas días para celebrar o recuperarse de la última victoria, Osasuna afronta su nuevo duelo liguero ante el Getafe en Pamplona, en lo que será una batalla por los sueños de ambas ciudades.

Los rojillos se ejercitarán este sábado a partir de las 10 horas en Tajonar para realizar los últimos preparativos de cara al complicado encuentro ante los azulones del próximo domingo (19:30 horas).