Año nuevo, más urgencia

Osasuna no pierde el tiempo para preparar el partido de mañana ante la Real

01.01.2021 | 12:07
Los jugadores, esta mañana en Tajonar

Osasuna se entrenó de nuevo ayer en Tajonar porque la Liga esta vez no entiende del paso de un año a otro y hay partido mañana y en el caso de los rojillos, además, hay que seguir insistiendo en algo que confirme la reacción incompleta escenifica el equipo básicamente en cuanto a resultados. Los rojillos se ejercitaron en las instalaciones del club y trabajaron recuperando a los que jugaron ante el Alavés y forzando algo más en los otros. El entrenamiento de ayer perdió la parafernalia improvisada de otras ocasiones porque, a puerta cerrada por el covid, la presencia de algún aficionado y otros también animosos incluso disfrazados cuando la vida era más normal, era imposible.

Osasuna afronta el partido de mañana ante la Real Sociedad con más urgencias incluso que con las que terminó el año futbolístico. El equipo de Arrasate continúa prolongando su racha sin victorias desde hace dos meses y el único plan para creerse que puede haber una reacción es ganar de forma inmediata. Una cantinela que de ir repitiéndose, va perdiendo fuerza, porque en ella salvo los momentos de emoción, hay monotonía.

La clasificación dice sin embargo que Osasuna está a solo dos puntos de la salir de la zona de descenso –el Valencia tiene 15, como el Valladolid que con los mismos puntos ocupa una de las tres últimas plazas–, y esto es una buena noticia, una noticia para la esperanza cuando se viven los momentos más bajos en mucho tiempo. Ante Elche y Alavés se hicieron méritos para haber sumado los seis puntos, cuatro más que ahora.

De cara al encuentro en San Sebastián ante la Real Sociedad, Arrasate pierde a Rubén Martínez por su expulsión el jueves ante el Alavés y a Oier, que vio la quinta amarilla también en el mismo encuentro. En el lado de las altas, Iñigo Pérez ha cumplido su partido de sanción y será uno de los elegidos incluso para estar en el once inicial y Darko, citado y no utilizado frente al conjunto vitoriano, ha tenido un día más para restablecerse de sus molestias por un golpe, aunque ayer no se entrenó con el grupo y su participación para el domingo de salida es una incógnita. En el caso de Roncaglia, el argentino continúa con su menor carga de trabajo para restablecerse de su sobrecarga en el gemelo izquierdo. En la sesión del primer día del año, Torró se ejercitó durante un rato con el grupo de los titulares y después siguió por su cuenta.

La directiva estuvo en el entrenamiento de ayer porque, como la plantilla, se sometió a los test y análisis a 48 horas de la disputa de un partido. La plantilla se entrena hoy de nuevo en Tajonar y Arrasate en principio decide la primera convocatoria del año para el trascendental encuentro de mañana ante la Real.