7 puntos sobre el descenso y otro 'golaverage' a favor

La renta bajará a seis si Elche o Valladolid suman hoy y Osasuna tendrá ventaja con el Alavés si a final de curso empatan a puntos

28.02.2021 | 00:52
Oier intenta controlar el balón entre Manu García y Tomás Pina. Calleri y Budimir siguen la acción.

¿Se acuerdan de cuando Osasuna, a un partido para que concluyera la primera vuelta de la Liga de Primera División, ocupaba la penúltima plaza de la clasificación y se encontraba a 3 puntos de la zona de permanencia? Pues siete jornadas después los rojillos han dejado el descenso a 7 puntos de distancia, renta que solo se reducirá a 6 durante el día de hoy en el caso de que Elche o Valladolid sumen en sus respectivas visitas a Granada y Vigo. Un colchón más que significativo para el equipo de Jagoba Arrasate cuando ya se han consumido dos terceras partes del campeonato y con 13 jornadas por delante. Es decir, cada vez un menor margen de maniobra para los que más abajo están.

Osasuna dio ayer un gran paso hacia la permanencia con la victoria por la mínima que consiguió en Mendizorroza, pero el triunfo trajo además como premio adicional otro golaverage favorable para el conjunto navarro. Y es que el 0-1 en Vitoria sirvió para que los rojillos desnivelaran hacia su lado el empate con el que se saldó el enfrentamiento de la primera vuelta contra el Alavés en El Sadar (1-1). Es decir, que en caso de empate a puntos entre ambos equipos al término del campeonato, Osasuna quedaría por delante del cuadro vitoriano.

No es el único golaverage que se ha asegurado ya el cuadro de Jagoba Arrasate con un rival directo por la salvación, ya que los rojillos también lo tienen ganado con el Eibar, con el que empataron sin goles en Ipurua en el choque de la primera vuelta y al que vencieron recientemente en El Sadar en el de la segunda (2-1).

Con este panorama, Osasuna toma aire para su próximo compromiso liguero, el que le va a enfrentar al Barcelona el próximo sábado en Pamplona, y mira de reojo a sus siguientes envites contra rivales directos, esos en los que ahora mejor está rindiendo y que le están permitiendo alejarse de la zona baja de la clasificación.

Tras la visita del Barça, un encuentro en el que los rojillos tienen más que ganar que perder, el conjunto navarro recibirá al Valladolid, que ahora mismo se encuentra en zona de descenso, aunque hoy puede abandonarla si logra un resultado positivo en Vigo contra el Celta. Y tras el Osasuna-Valladolid, el conjunto rojillo jugará en el campo del actual colista de la categoría, un Huesca en franca mejoría.