deportes

Aridane: "Somos guerrilleros y vamos a muerte a cada partido"

Afirma que Osasuna siempre sale a ganar y que el ambiente en el equipo es vital para la permanencia

14.04.2021 | 00:23
Aridane, celebrando uno de los goles del domingo ante el Villarreal.

Pamplona Aridane (32 años) forma con David García una de las parejas de centrales más renombrada de la Liga. Al margen de la situación por la que atraviese el equipo, el poderío de las dos torres del eje de la zaga de Osasuna resulta llamativo y su protagonismo a cada partido es también evidente, motivo de elogio para los que siguen desde la distancia al equipo. El defensa de Fuerteventura reconoce que atraviesa un gran momento deportivo y personal y que en Osasuna, donde tiene contrato para dos temporadas más, está feliz y adaptado. "Aunque hace un poco de frío", matiza y bromea. De la salvación casi segura, dice que tienen que seguir ganando para que se certifique cuanto antes, aunque no hace cuentas para esto. Aridane también asegura que siguen siendo ambiciosos a cada encuentro y que la idiosincrasia de Osasuna juega a favor de ello.

Después del último resultado con los tres puntos obtenidos en el campo del Villarreal, ¿ya se ve más cerca la salvación?

–Sí. Sabíamos que el partido con el Villarreal iba a ser muy difícil, porque tiene jugadores de mucha calidad. Nosotros, con nuestro juego, con la idea del míster, salimos a ganar, como lo hacemos siempre ante todos los rivales, aunque por circunstancias a veces no salen las cosas. El domingo se dio todo para ganar, así fue, y logramos tres puntos muy importantes.

¿Hacen cuentas sobre los puntos necesarios para la salvación o prefieren centrarse en el devenir de la temporada y nada más?

–Bueno, como comentas, estamos a un pasito de la permanencia, pero tenemos que seguir partido a partido. Cuantos más encuentros ganemos, vamos a estar antes salvados. El míster también nos dice que debemos ir partido a partido y olvidarnos de la clasificación, porque mira el Huesca. Estaba ahí abajo metido hace solo unas jornadas y mira ahora cómo está, fuera de los puestos de descenso. Todo puede cambiar. Vamos a ir jugando y pensando en cada partido, y ahora tenemos el domingo un encuentro importante contra el Elche, que es un rival directo y debemos salir a ganarle.El Villarreal les obligó a realizar un partido casi perfecto en defensa y que sirvió para demostrar el buen nivel que atraviesan en la zaga. ¿Fue una gran prueba?

–Sí. Todo pasa por defender bien, no solo los defensas o el portero, sino desde el delantero hasta el último jugador que está en el campo. El equipo hizo un gran trabajo defensivo, también sabíamos que íbamos a tener nuestras oportunidades y así fue.

Se viene destacando el triángulo que forman usted, David García y el portero, Sergio Herrera. ¿Les llega la expectación que están creando con sus actuacoines?

–Sí, bueno... Yo creo que gracias al trabajo de todo el equipo estamos consiguiendo estos buenos resultados. Estamos en un estado de forma muy positivo, pero lo que quiero recalcar es que somos un grupo en el que todos nos llevamos muy bien. No hay egos, nos conocemos bien y eso es súper importante. A cada partido conoces mejor a tu compañero, sabes dónde tienes que darle el pase, cómo jugar con él y todo esto ayuda y suma. Eso es lo más importante.

Uno de sus defensores incondicionales es el periodista de Movistar Julio Maldonado, Maldini, que afirmó en varias restrasmisiones de televisión que estaba a nivel de jugar en la selección. ¿Qué opina cuando oye estas valoraciones?

–Es un gran honor, no cabe duda, pero también al final es secundario todo esto, porque cuando fallas te llevas los palos. Una buena crítica siempre es bien venida y la mala crítica también, porque sirve para poder mejorar e ir aprendiendo.

Pero al margen de los elogios más o menos pomposos, ¿atraviesa su mejor momento desde que llegó a Osasuna?

–La verdad que sí. Este es mi cuarto año en Pamplona y en Osasuna. He formado una familia en lo personal, porque tengo a mi mujer y a mis hijas; y luego una familia deportiva. Es difícil de explicar esto último... Están el Real Madrid y el Barcelona y todos esos equipos con tantos millones de presupuesto, pero nosotros somos un equipo humilde, familiar, en el que todos nos llevamos bien, los jugadores entre sí, los jugadores con el cuerpo técnico, los técnicos con nosotros, todos. Eso pocos equipos lo tienen. Y eso es calidad de vida, calidad humana y todo ello se refleja en el terreno de juego. Cuando un equipo se lleva bien, no hay envidias y cero egos, los resultados vienen, acaban llegando

Después de toda una tourneé en el fútbol con su paso por equipos de puntos muy diversos del estado, y ahora con cuatro temporadas en Osasuna, más de cien partidos con el equipo, se puede decir que este es su club, ¿cómo se siente en él? ¿Tiene sentido de pertenencia también a una filosofía?

–Me siento súper bien. Es un orgullo vestir la camiseta de Osasuna porque los valores que inculca este club son muy parecidos o iguales a los míos. Me siento realmente bien, muy cómodo en la ciudad y con el trato que recibo. La gente te respeta, te da cariño y eso para el jugador es lo más imporante para rendir en el campo e ir cada mañana a entrenar con ilusión.

Desde que está en Osasuna, ésta es la temporada más complicada que está viviendo el equipo. ¿Cómo lo ha vivido?

–Sí, ha sido el año más difícil desde que estoy en Osasuna por varios aspectos, no solo en lo futbolístico. Creo que sido un año difícil para nosotros en lo deportivo, pero no se puede olvidar que este año ha sido muy difícil para el mundo entero. Ha sido un periodo de tiempo muy difícil para esas personas que se levantan a las cuatro o a las cinco de la mañana y tienen que ir a trabajar en las condiciones que sean y no tienen esa calidad de vida que podemos tener otros. O para las personas que han perdido un familiar por culpa de la enfermedad... En el aspecto deportivo, también ha sido complicado. Esta temporada, tuvimos una racha negativa de muchos partidos sin ganar, acumulando resultados que no eran todo lo bueno que queríamos, pero también sabíamos que confiando en nosotros y en la idea del míster, íbamos a sacar adelante esta situación. Hay grandes equipos en la Liga, los conjuntos con los mejores jugadores, pero nosotros somos guerrilleros y vamos a muerte a cada partido. Para que nos hagan un gol, el rival tiene que sudar sangre. Ha sido desde siempre, Osasuna se caracteriza por eso. Y aunque ha sido un año malo, gracias a Dios y por suerte estamos en el buen camino, vamos creciendo y estamos cerca del objetivo.

Lleva cuatro temporadas en Osasuna y, por lo que dice, la idiosincrasia del club le ha calado, se la sabe de memoria.

–Sí. Los navarros del equipo al jugador que viene de fuera le inculcan eso, que puedes tener más o menos calidad. Pero el correr y el darlo todo por la camiseta, te lo inculcan desde el primer momento y así ha sido desde que llegué –procedente del Cádiz–. Al principio me costó un poquito en Segunda División, pero los compañeros siempre han confiado en mí y yo en ellos, y siempre me han dado esa confianza, esa libertad para seguir creciendo y les estoy muy agradecido.

El mejor Aridane llegó cuando el equipo logró el ascenso a Primera y las dificultades aumentaban. ¿Fue un cambio de mentalidad, de presdisposición, las ganas de competir?

–El cambio ha sido el de la mentalidad. Hay mucha diferencia entre Primera y Segunda, los peldaños que se suben son muchos, hay jugadores de muchísima calidad y debes ser consciente de que si no estás a un buen nivel, te van a hacer daño. En esta categoría debes estar concentrado los 95, los 96 minutos que dura cada partido y así ha sido por mi parte. La clave ha sido la mentalidad.

Tiene contrato hasta 2023 y no cabe duda de que está en la fase de consolidación definitiva en el club.

–Sí, espero estar en Osasuna muchos años. Estoy muy contento en la ciudad, mi familia también se encuentra muy contenta, mis hijas están felices. Bueno, por decir algo negativo, el frío... Pero estoy muy contento con todo y me encuentro realmente bien.

Han pasado casi dos temporadas sin aficionados en los estadios como consecuencia de la pandemia. ¿Un año sin público cómo lo ha llevado el jugador?

–Ha sido difícil, porque siempre hemos contado con el jugador 12 que es la afición. Y este año por estas desgracias no hemos podido tenerla. Pero la hemos sentido que desde fuera nos apoyan, por la calle te animan y nos dan fuerza. Siempre están detrás. Ha sido un año difícil sin ellos, porque la gente aquí anima como si se fuese a morir y Osasuna es su equipo, por encima de todos. Estamos deseando que todo esto pase y a ver si vemos a un El Sadar a pleno rendimiento con la afición muy pronto. Es lo que estamos deseando todos los jugadores porque son muy importantes.

el protagonista

El jugador. Aridane Hernández Umpiérrez nació en Gran Tarajal (Fuerteventura) el 23/03/1989, acaba de cumplir 32 años. Tiene contrato con Osasuna hasta junio de 2023.

Trayectoria. Cumple su cuarta temporada en Osasuna después de una amplia trayectoria que le ha llevado a jugar en el Valladolid (2008-09), Ceuta (2010-11), Alavés (2011-12), Eldense (2014-15) y Cádiz (2015-17) antes de recalar en el conjunto pamplonés en la campaña 2017-18.

EN OSASUNA

2017-18 (Segunda)29 partidos/1 gol

2018-19 (Segunda)21

2019-20 (Primera)31/3 goles

2020-21 (Primera)20

Se incluye Copa y promoción a Primera

"Salimos a ganar siempre, lo que ocurre es que a veces no te salen las cosas, pero en Villarreal se dio todo"

"En Pamplona he formado una familia en lo personal y en Osasuna en lo deportivo, esto es calidad de vida"

"Ha sido un año difícil sin la afición, es el número 12; la gente anima aquí como si fuese a morir"


noticias de noticiasdenavarra