Cuidando a Rubén García

OSASUNA / EL VALENCIANO COMIENZA LA SEMANA DE ENTRENAMIENTOS COMO TERMINÓ LA ANTERIOR: AL MARGEN DEL GRUPO Y CON MENOR CARGA DE TRABAJO

23.02.2022 | 00:23
Rubén García, trotando sobre uno de los campos de entrenamiento de Tajonar junto al readaptador físico de Osasuna Diego Chapinal.

Pamplona – Los jugadores de Osasuna retomaron ayer los entrenamientos en las instalaciones de Tajonar tras disfrutar de dos días de descanso después de la derrota del pasado sábado contra el Atlético de Madrid (0-3). Lo hicieron en una sesión en la que Rubén García Santos (Xátiva, Valencia, 14/7/1993) se ejercitó al margen del grupo con una menor carga de trabajo, como ya ocurriera días antes del partido contra el cuadro colchonero, en el que finalmente pudo participar de inicio.

Es la forma que tiene Osasuna de cuidar a Rubén García, que fue duda para recibir al Atlético hasta la víspera del encuentro por culpa de unas molestias en el cuádriceps de su pierna izquierda, y que ayer comenzó la semana de trabajo con menor intensidad que sus compañeros para poder llegar en las mejores condiciones al choque del próximo compromiso liguero del conjunto navarro, el que le va a enfrentar con la Real Sociedad en Donostia-San Sebastián el próximo domingo a partir de las 18.30 horas.

Y no se trata de una cuestión baladí que en el club rojillo tengan a Rubén García entre algodones, pues es un futbolista fundamental en los planes de Arrasate, ya que ha participado en 24 de los 25 partidos de Liga que ha disputado Osasuna hasta la fecha (solo se quedó sin jugar en el Wanda Metropolitano) y ha sido titular en 21 de ellos.

En El once de gala Jagoba Arrasate alineó el pasado sábado de inicio en el partido ante el Atlético de Madrid en El Sadar a los mismos jugadores por los que había apostado de salida una semana antes en la visita de Osasuna al Rayo Vallecano. Es decir, que repitió once titular en dos jornadas consecutivas por primera vez en lo que va de curso, una muestra de que, sin lesiones, ni sanciones, ni covid-19, el técnico parece haber encontrado su esquema ideal y los inquilinos idóneos en cada una de las posiciones para dotar de contenido a su dibujo, con Rubén García entre los elegidos.

"Ya sabéis cómo somos los entrenadores. Cuando algo funciona, tocamos poco o nada", advirtió Arrasate en la previa del partido contra el conjunto colchonero. Y cumplió con lo que dijo, porque apostó de salida por Sergio Herrera como portero; por una línea defensiva de cuatro jugadores compuesta por Nacho Vidal, David García, Juan Cruz y Manu Sánchez; por Lucas Torró en el eje del centro del campo, escoltado por Moncayola y Darko Brasanac; por el Chimy Ávila y Rubén García en las bandas; y por Ante Budimir como delantero. Exactamente los mismos que una semana antes actuaron de inicio contra el Rayo en Vallecas.

Pese a que los resultados en ambos partidos fueron bien distintos (Osasuna goleó en el barrio madrileño por el mismo 0-3 que el pasado sábado le endosó el Atlético en El Sadar), el entrenador del conjunto navarro terminó satisfecho con el rendimiento de sus pupilos en los dos compromisos, por lo que todo invita a pensar que podría volver a repetir alineación por tercera jornada consecutiva en el Reale Arena, siempre y cuando no haya sobresaltos en lo que resta de semana. Un motivo más para cuidar a Rubén García.

Gestión de vestuario En cualquier caso, Arrasate también elogió al resto de la plantilla en la previa del choque contra el equipo de Simeone. "Los jugadores son conscientes de que, cuando algo funciona, el entrenador va a mover poco, pero los que no juegan están haciendo lo que tienen que hacer, entrenar bien, porque hay cinco cambios. Si algo tenemos es que aprietan y aportan muchísimo, y eso es una alegría para mí", apuntó.

Enfermería

Indisposición de Kike BArja

Ausencia. Kike Barja no se entrenó ayer. El extremo de Noáin acudió a primera hora de la mañana a las instalaciones de Tajonar, como el resto de sus compañeros, pero, tras realizarse la prueba de detección de covid-19, que arrojó un resultado negativo, se marchó a su domicilio al encontrarse indispuesto. El canterano reapareció el pasado sábado contra el Atlético de Madrid tras perderse los dos anteriores compromisos ligueros de su equipo (contra el Sevilla y el Rayo Vallecano) después de sufrir una lesión muscular durante el amistoso que disputó Osasuna contra el Alavés en Tajonar durante el parón de Liga por la disputa de partidos internacionales de selecciones. La de Kike Barja y el lesionado Jesús Areso fueron las únicas bajas de la sesión de ayer, en la que participaron el resto de integrantes de la primera plantilla (Iker Benito y Unai Dufur, del filial, no se ejercitaron ayer), aunque Iñigo Pérez se retiró al vestuario poco antes de acabar.

noticias de noticiasdenavarra