La contracrónica

La mirada de Osasuna

10.04.2022 | 17:52
Budimir observa el balón antes de marcar

Osasuna sacó tres puntos más para sobrepasar la cifra de los 40 puntos y cerrar un debate que había tenido poco recorrido y ahora ya se ha acabado: ¿hacia dónde mira Osasuna?

Pues a la vista de la ambición mostrada contra el Alavés, los rojillos tienen clara cuál va a ser su idea de aquí a final de temporada: disfrutar e ir a por todos los encuentros.

Ser ambicioso cuando uno ya tiene muy poco que perder es lo mínimo exigible, pero también es verdad que un fútbol en el que se buscan exigencias nuevas cada vez que se consiguen las anteriores, es hasta de alabar.

Arrasate realizó cambios totalmente ofensivos y sus jugadores entendieron el mensaje perfectamente. Además, Osasuna se encontró con un rival en una situación que los rojillos han vivido hace no mucho: cierto caos institucional que acaba por afectar en el campo a un equipo con mucha mala suerte. Budimir fue el encargado de ejecutar la puntilla para que los chicos de Arrasate se fueran contentos a casa.

Budimir está encontrando portería con más facilidad en los últimos tiempos, algo que más allá de engordar números ya poco útiles para esta temporada, puede servir para que el croata encare la que viene con mejores sensaciones y coja la inercia que le deja esta. El croata no ha tenido una buena temporada entre lesiones y enfermedades, por lo que es necesario que acabe con buenas sensaciones para ver si realmente puede ser un jugador determinante durante más parte del campeonato liguero.

Pero, volviendo a la mirada de Osasuna, teniendo en cuenta que ya está claro que a los puestos de abajo solo se le echará un ojo y por curiosear como acaba todo, los rojillos y, sobre todo, su entorno deben de ser consciente de que Europa a día de hoy no puede ser un objetivo realista. Y no por enfrentarse o no a transatlanticos, sino por la distancia a la que está de esos puestos.

Así pues, parece claro que lo que va a hacer Osasuna es simple: mirar al siguiente encuentro y ser ambicioso con cada uno de ellos, ya se llame Alavés o Real Madrid, que toca en breve. Y la afición a disfrutar, que ya llegarán los años en los que toque ir todos apretados.

noticias de noticiasdenavarra