Especial Alimentación

¿Son sanas las dietas veganas y vegetarianas?

La respuesta es sí, pero los expertos alertan de que es importante seguir un control dietético regular por un dietista, sobre todo en un periodo de crecimiento, ya que en la adolescencia podría dejar secuelas graves

22.10.2020 | 22:48
Una persona comiéndose un plato de lentejas.

En los últimos tiempos dos nuevas dietas se han convertido en tendencia. La conciencia por la defensa de los derechos de los animales, el medio ambiente o simplemente por mantener una alimentación saludable ha provocado que la sociedad, sobre todo las generaciones más jóvenes, se haya unido a los movimientos vegano y vegetariano. Con estas nuevas prácticas, muchos se preguntarán si son saludables, y la respuesta es sí. Tanto es así que el doctor especialista de Aparato Digestivo Infantil del IMQ, Iñaki Irastorza, expone que "bien llevadas son incluso más sanadas que las dietas omnívoras".

Sin embargo, aunque a simple vista parezcan dietas sencillas, este advierte de las graves consecuencias que podrían provocar en nuestra salud si no se sigue un control dietético regular por un profesional.

Las redes sociales juegan un papel fundamental en nuestra vida cotidiana. Los llamados influencers son el espejo donde se miran los jóvenes."No tienen ninguna formación y muchos adolescentes se fían más de su opinión en vez de la de una asociación de dietistas o un médico especialista en nutrición", alerta el doctor Irastorza.

"La dieta vegetariana puede ser tan sana o insana como una dieta omnívora"
Cualquier edad es válida para este nuevo estilo de vida, pero el especialista opina que hasta que no se tiene al menos 15 años no se suele estar preparado psicológicamente para hacer estas dietas. Como bien saben, la diferencia más notoria entre ambas es que los vegetarianos ingieren alimentos de origen animal, como pueden ser los huevos, leches y vegetales, por eso son también comúnmente llamados ovolactovegetarianos, mientras que los veganos no. Hasta aquí todo correcto, pero es más complicado de lo que parece.

"La dieta vegetariana puede ser tan sana o insana como una dieta omnívora. Dependerá si se consumen productos ultraprocesados, demasiada azúcar, etc. Sin embargo, quien practica la dieta vegana puede tener problemas nutricionales importantes a medio largo plazo. En el caso de los adolescentes, en un periodo de crecimiento rápido, puede dejar secuelas graves", expone. No obstante, apunta que todo esto puede evitarse si se acude a un dietista-nutricionista.

La dieta vegana deberá seguir un control regular con un especialista para no enfermar


A muchos de ellos, como al resto de la sociedad, siempre se les ha hecho saber que la carne es fundamental para el correcto crecimiento y desarrollo. Aunque es cierto que nos aporta una gran cantidad de nutrientes, todos ellos necesarios para nuestro organismo estos pueden suplirse con la ingesta de otros productos.

Por ejemplo, en una dieta vegana será difícil conseguir diversas vitaminas, por eso será importante reemplazarlas consumiendo pastillas. "La dieta vegana es deficitaria en vitamina B12. Esta solo se presenta en productos de origen animal. Si no lo hace acabará teniendo problemas de anemia grave incluso neurológicos", advierte el doctor. Además, de este suplemento también será necesario crear grasa para nuestro cuerpo. "Las grasas son precursores de ciertas moléculas que utiliza el cuerpo humano para fabricar la envoltura de nuestras neuronas y para fabricar ciertas moléculas defensivas", explica.

En una dieta vegana será difícil conseguir diversas vitaminas, por eso será importante reemplazarlas con pastillas"

Por lo tanto, ¿qué se puede comer en el caso de decidir comenzar una dieta vegana garantizando al mismo tiempo un correcto desarrollo físico y psicológico en la adolescencia?

El doctor Irastorza comenta que, además de las pastillas B12, podrán comer verduras que tendrán que estar a remojo "para que pierdan algunas substancias que evitan la absorción de metales como el hierro, magnesio o calcio". No se deberá cocinar con aceite de girasol o de maíz, sino de oliva. Podrán también consumir aguacate y frutos secos, además de semillas de lino que "son ricas en esas grasas precursoras de moléculas que el cuerpo utiliza para controlar los estados inflamatorios o para fabricar las envolturas de neuronas, o el nervio que lleva al ojo". "Es importante que cuando se coma legumbres se haga acompañado de cereales, lentejas con arroz, o tofu con algas. De tal forma que la combinación de ambas haga que las proteínas que ingieran sean de alto valor biológico y se parezcan a las proteínas humanas", añade.

En Euskadi los menores ingieren el doble de proteína de origen animal de la que recomienda la OMS


En cuanto a la dieta de un vegetariano u ovolactovegetariano no tiene ninguna complicación. "Incluso puede ser más sana que la omnívora porque el consumo total de productos de origen animal que hacen en forma de leche o huevos es inferior al que se hace en una sociedad rica como la que hacemos los omnívoros, que está muy por encima de la recomendación", afirma el especialista.

En Euskadi la carne se consume en exceso. Los menores comen el doble de proteína de origen animal de la que se aconseja. Por eso, el resultado final de una dieta ovolactovegetariana es mucho más sana. Así que, ¿se puede vivir sin carne? Sí. "Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) va a una limitación cada vez mayor del consejo de comer carnes procedentes de mamíferos. Incluso recomienda comerlas no más de una vez cada 15 días. Por el contrario, ingerir huevos y aves tiene menos efectos nocivos sobre la salud. Alimentan y proporcionan mucha energía", concluye.