Rutas por Euskal Herria

Bidegorri: El regato

Al fondo de un profundo barranco constreñido entre las montañas de hierro de Bizkaia, se esconde una pequeña aldea que huye del trajín de la cercana área metropolitana

06.08.2021 | 00:03
Precioso tramo del recorrido, a la sombra del arbolado.

En Errekatxo / El Regato se respira la tranquilidad del entorno rural y de los huertos que se alojan en los aledaños de las casas de labranza. Sobre los prados crecen multitud de cerezos que, con la llegada de cada primavera, engalanan de aromáticas flores blancas las laderas del valle.

Una pasarela peatonal camina en voladizo por la margen izquierda del embalse para enlazar la aldea con el populoso municipio de Barakaldo. Un ancho camino, compartido entre peatones y ciclistas, permite cerrar el paseo bordeando la lámina de agua hasta el punto de partida.

Junto a la Casa de Cultura del barrio de Retuerto, en Barakaldo, situada en la plaza Cantarrana, parte un itinerario peatonal, compartido en algunos tramos con ciclistas, que nos acerca al entorno de Errekatxo. En esta amplia plaza situada en plena zona urbana, arranca el bidegorri junto a un área de juegos para los más pequeños y un gimnasio al aire libre para los adultos. Cruzamos una pasarela peatonal, dejamos a la izquierda un hermoso parque y llegamos a las inmediaciones del polideportivo de Gorostitza (1,5 km).

Cruzamos la carretera que se dirige hacia la cabecera del valle. Inmediatamente encontramos una pasarela de madera construida en voladizo que camina sobre la orilla del embalse y nos acerca hasta la localidad de El Regato / Errekatxo. La pasarela ha sido diseña-da para el uso exclusivo de los peatones. Los ciclistas deben continuar bien por la carretera, bien por la pista habilitada por la otra orilla del embalse y que nosotros narraremos como itinerario de vuelta.

Al otro lado de la calzada se ha habilitado una pequeña y coqueta zona para descansar, con fuente, bancos, mesas, arbolado y una zona de entrenamiento (1,8 km).

Acunado entre las cumbres del Argalario y Mendibil por un lado, y la sierra Sasiburu y el monte Eretza por el otro, se encuentra el barrio de Errekatxo, una aldea intercalada entre dos comarcas puramente diferenciadas: la Margen Izquierda y Enkarterri. En la cabecera del embalse, nos recibe un amplio aparcamiento en una explanada sombreada con plataneros que entrelazan sus ramas para formar una verde celosía. En las inmediaciones eleva sus blancas paredes la ermita de San Roque. Entre las casas de la aldea surgen multitud de sidrerías, bares y restaurantes.

Pasamos junto al centro de interpretación Histórica y Medioambiental de Barakaldo (3,7 km), alojado en el edificio de las antiguas escuelas. En su interior, y a través de medios audiovisuales, paneles, maquetas y videos, se muestran a los visitantes una serie de contenidos que permiten conocer los aspectos físicos, naturales e históricos más relevantes, así como las formas de vida y costumbres de los habitantes del municipio. Dejamos atrás el restaurante Errekatxo y nos desviamos de la calle Anbia hacia la izquierda. Cruzamos un puente sobre el río Castaños y comenzamos el regreso por la orilla opuesta.

Dejando atrás el frontón, recuperamos el trazado del itinerario peatonal que corre por las orillas del embalse. Esta margen muestra un aspecto más salvaje, boscoso, fresco y umbrío. La vegetación se mira en las aguas formando un espejo en el que se refleja el arbolado, conformando un paisaje de singular belleza. Nos dejamos embelesar por la magia de los pequeños barrancos por los que descienden las aguas de las regatas que se abren paso entre robles y encinas.

Nos toca afrontar una corta pero intensa subida (6,4 km) y el posterior descenso de semejantes características. Esto nos permite salvar el obstáculo que nos impone la pared de la presa. Aquí se retiene al río Castaños para garantizar el suministro de agua en varias localidades de la Margen Izquierda. Regresamos al bidegorri que fluye a orillas de la carretera. Junto a una parada de Bizkaibus giramos a la derecha, cruzamos de nuevo sobre el río y accedemos a una explanada que se extiende frente a un bar. El bidegorri corre sobre una amplia calzada adoquinada junto a una urbanización de casas adosadas.

Una zona de recreo con mesas, asadores y duchas (7,8 km) se extiende junto a las instalaciones del polideportivo de Gorostitza. Giramos a la derecha y atacamos un repecho que nos permite salvar las instalaciones deportivas por la parte alta. En franco descenso entramos en un parque plantado de robles, abedules, hayas, cerezos, plataneros...

Cruzamos un estrecho túnel y giramos a la derecha (8,6 km). Nos incorporamos al bidegorri en las inmediaciones de la plaza Cantarranas.

FICHA TÉCNICA

punto de partida: Plaza de Cantarranas (Retuerto, Barakaldo).

tiempo: 2 h.

distancia: 10,2 km (ida).

desnivel: 100 m.

CARTOGRAFÍA: Enkarterri. Cuadernos Pirenaicos. Sua Edizioak.



En la noticia de rutas quieren que metamos todos los días al final del texto este código. Tendrías que cambiar la foto y el nombre del libro y autor si corresponde

Rutas por Euskal herria


DEL LIBRO: 80 rutas senderistas por Bizkaia
TEXTO Y FOTOS: V.V.A.A.
noticias de noticiasdenavarra