Armie Hammer, el actor acusado de canibalismo, sale de la clínica de rehabilitación

El protagonista de 'Call me by your name' ha estado meses ingresado por sus adicciones al sexo, a las drogas y al alcohol

16.12.2021 | 20:36
El cartel de la exitosa película que protagonizó el actor.

La pesadilla de Armie Hammer, conocido por sus papeles en la película Call me by your name y el remake de Rebecca, parece que va llegando a su fin después de un nefasto 2021. El actor estadounidense, de 35 años, acaba de salir de la clínica de rehabilitación en la que ha estado ingresado los últimos meses después de ser acusado de violación, tendencias caníbales y adicción al sexo, a las drogas y al alcohol.

El actor estadounidense Armie Hammer. Foto: Efe

En enero de este 2021, Hammer se encontraba inmerso en dos proyectos: la grabación de una serie relacionada con la película El padrino y el rodaje de una película con Jennifer López en la República Dominicana. Pero la filtración de unos mensajes enviados supuestamente por el actor a unas mujeres cambió su vida de un día para otro.

En uno de esos mensajes, el actor supuestamente decía: "Soy 100% caníbal. Te quiero comer. Joder, es terrorífico admitirlo. Nunca lo he admitido antes. He cortado el corazón de un animal vivo anteriormente y me lo he comido mientras aún estaba caliente". En otro, escribía: "Me pone cachondo pensar en sujetar tu corazón con la mano y controlarlo cuando palpita". E incluso se filtraron capturas de pantalla en las que le pedía a una joven quedar porque sentía la necesidad de beber su sangre. "¿Me la darás mañana? No te olvides de que eres mía", le decía.

Antes de estos mensajes también había sido acusado de violación por una joven y de ser adicto al sexo, a las drogas y al alcohol, además de haberse descubierto que había dado me gusta a publicaciones sobre sadomasoquismo, que causaron un enorme revuelo en Hollywood.

Huida de Estados Unidos

Aunque la veracidad de esos mensajes nunca se comprobó y él dijo que todo eran "mentiras", Hammer, separado desde 2010 de su mujer, Elizabeh Chambers, tras diez años de matrimonio, decidió abandonar Estados Unidos para no exponer a sus hijos a una persecución mediática y se refugió desde marzo en las caribeñas islas Caimán. De ahí viajó solo a Orlando (Florida) en mayo para ingresar voluntariamente en una clínica de desintoxicación, en la que ha permanecido hasta ahora, cuando su abogado ha comunicado que ya ha salido del centro y que "está genial".

noticias de noticiasdenavarra