El Parlamento Europeo reconocerá este jueves a Juan Guaidó como presidente de Venezuela

La UE pide a Maduro nuevas elecciones presidenciales

08.02.2020 | 16:50
Opositores venezolanos participan en una manifestación para exigir el fin de la crisis y en respaldo a la Presidencia interina de Juan Guaidó

El autoproclamado presidente encargado llama de nuevo a la población a manifestarse en todo el país.

BRUSELAS. La Unión Europea ha vuelto a reclamar este miércoles al presidente 'de facto' venezolano Nicolás Maduro que convoque nuevas elecciones "presidenciales" en Venezuela o de lo contrario tomará decisiones para reconocer a Juan Guaidó, cuyo reconocimiento inmediato han reclamado los principales grupos mayoritarios en la Eurocámara durante un debate sobre la crisis venezolana tras su autoproclamación como presidente interino.

"El país urgentemente necesita un Gobierno que verdaderamente representa la voluntad de pueblo de Venezuela. En el caso de que no se anuncien elecciones presidenciales, nosotros, los europeos, tomaremos más acciones, incluido en la cuestión del reconocimiento del liderazgo del país", ha avisado el comisario de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, en representación de la jefa de la diplomacia europea en el debate de urgencia sobre Venezuela en la Eurocámara de este miércoles.

Stylianides ha evitado concretar plazos para que la UE reconozca a Guaidó como presidente interino si Maduro no acepta convocar nuevas elecciones presidenciales --España, Francia, Alemania y Reino Unido le dieron el sábado ocho días para hacerlo, mientras que los 28 en conjunto hablaron de "en los próximos días"--, pero ha insistido en que la organización de elecciones "libres, justas y creíbles" que permitan restablecer el orden democrático y constitucional en Venezuela es "urgente" y ha reiterado que "la UE apoya plenamente a la Asamblea Nacional".

"Ahora mismo es el único órgano político legítimo, que ha sido elegido democráticamente por el pueblo de Venezuela", ha insistido el comisario, que ha recordado que Maduro se impuso en elecciones que no fueron "ni libres, ni justas ni creíbles" y por tanto carecen de legitimidad democrática, al tiempo que ha reclamado la restitución de los poderes de la Asamblea Nacional y garantizar la seguridad de sus miembros, "empezando por la de su presidente, Juan Guaidó", cuya "libertad personal y política debe ser garantizada".

"La única forma de salir de la crisis son elecciones libres y justas", ha reiterado Stylianides, tras recordar que la semana pasada los venezolanos "masivamente" han salido a las calles para "pedir democracia" y la violencia "indiscriminada" de las autoridades, provocando "numerosos" muertos.

Para el bloque, ha avisado, "la prioridad ahora es impedir una escalada militar y crear las condiciones para una solución pacífica y democrática a la crisis".

"Una intervención militar sólo empeoraría las cosas. La solución a esta crisis debe venir de la gente de Venezuela. Al mismo tiempo las condiciones no son adecuadas todavía para un diálogo entre los diferentes bandos dentro del país", ha explicado.

Por ello, ha puesto en valor la propuesta de la UE de crear un grupo de contacto internacional, con países de la región y socios internacionales que "trabajen juntos para abrir el espacio para un proceso político en Venezuela".

"El grupo de contacto no se implicará en un diálogo directo entre los dos lados en Venezuela pero creemos que una iniciativa internacional puede ayudar a construir las condiciones que eventualmente llevarán a relanzar un proceso político dentro de Venezuela y a elecciones libres y justas, con todas las garantías necesarias", ha explicado, insistiendo en que se trata de "un paso intermedio y una condición previa para discusiones dentro de Venezuela".

SOLO LA IZQUIERDA Y LA EXTREMA DERECHA CUESTIONAN A GUAIDÓ Durante el debate, los principales grupos políticos de la Eurocámara han reclamado reconocer a Guaidó como presidente interino en Venezuela, con la excepción de la Izquierda Unitaria y el grupo de extrema derecha de la Europa de las Naciones y las Libertades.

El eurodiputado del PP, Esteban González Pons, ha recordado que las democracias "más importantes" en Latinoamérica y más allá "han reconocido" a Guaidó y se ha preguntado "a qué está esperando Europa" para hacerlo. "Toda Venezuela está mirándonos", ha avisado, recordando que lo venezolanos están luchando por los mismos valores de democracia y libertad que hay en Europa, que no puede ser "neutral" en esta crisis.

Pons ha avisado de que Maduro es "un tirado" y Europa no le puede dar "un plazo" para que convoque elecciones y dialogar porque "es darle una oportunidad". "Los tiranos no convocan elecciones, no dialogan, no rectifican. Son tiranos. No son flores del campo", ha lanzado, para justificar reconocer a Guaidó como "único poder legítimo de Venezuela" y contribuir así a "cambiar al régimen de Venezuela".

"Por supuesto vamos a reconocerlo", ha dicho a su vez el eurodiputado del PSOE, Ramón Jáuregui, confirmando "el acuerdo" alcanzado por los principales grupos políticos para pedir en la resolución que será votada este jueves en la Eurocámara el reconocimiento de Guaidó.

Dicho esto, ha considerado "razonable" la posición de la UE de ver si "preferentemente" es posible "un acuerdo entre el Gobierno y la oposición" y dar un plazo para la convocatoria de elecciones antes de "reconocer" a Guaidó, al tiempo que ha subrayado el rechazo de la Eurocámara, tal y como figurará en el texto, a "cualquier tipo de intervención" armada en Venezuela y ha reclamado "un apoyo enorme" al grupo de contacto que la UE aspira a poner en marcha, insistiendo en que a Europea le toca jugar un papel de "facilitador" porque en cualquier escenario de elecciones convocadas "por Maduro, por Guaidó o por nadie" la UE debe ayudar a "una salida pacífica y democrática" a la crisis venezolana. "Socialismo es libertad. No puede haber izquierda contra la democracia", ha concluido.

El portavoz de los Conservadores y Reformistas, el eurodiputado británico, Charles Tannock, ha pedido que la UE sea "el siguiente" el reconocer a Guaidó y ha confiado en que ello sea "un primer paso para avanzar hacia acciones más asertivas". En este sentido, ha respaldado la decisión de Banco de Inglaterra de negarle 1.200 millones de dólares en reservas de oro al régimen de Maduro y ha pedido que la UE "considere las mismas acciones que en Estados Unidos" para sancionar a la petrolera estatal PDVSA.

"El legítimo presidente de Venezuela, el presidente constitucional es Juan Guadó", ha agregado el eurodiputado liberal de Cs, Javier Nart, que ha recordado que Maduro se impuso en elecciones "fraudulentas" y ha considerado un ejercicio de "surrealismo, digno de Dalí" pedir que Maduro "que no es presidente" convoque elecciones. "Es marxismo, pero en versión Groucho Marx", ha remachado, al tiempo que avanzado el llamamiento que hará la Eurocámara en su resolución para pedir "una investigación plena" de los crímenes "realizados por el tirano". "Viva Venezuela libre", ha concluido su intervención.

La portavoz de los verdes, la británica Molly Scott Cato, ha evitado un apoyo expreso a Guaidó y ha insistido en que los venezolanos tienen "derecho a elegir a sus propios líderes" y ha apelado a una solución "pacífica", mientras que el portavoz de la Izquierda Unitaria, el portugués Joao Pimenta Lopes, ha rechazado "legitimar un golpe de Estado" ni a "un fantoche de Trump", en referencia a Guaidó, y ha instado a la UE a aclarar si va a "seguir el camino de la paz, que han propuesto México y Uruguay".

El eurodiputado de UKIP, Jonathan Arnott, del grupo euroescéptico de Europa de la Libertad y la Democracia Directa, ha considerado una "vergüenza" que Maduro diga que va a convocar elecciones en 2025 y dejado claro que "los que aprueban a Maduro aprueban la dictadura". "No es un presidente legítimo. Es un tirano y hay que cambiar el régimen de Venezuela", ha remachado.

El eurodiputado del partido sucesor del Frente Nacional, Jean-Luc Schaffhauser, ha dejado claro que le "gusta" Maduro pero "constitucionalmente" es "el presidente", que ya sólo puede ser destituido en referéndum y ha cuestionado que "un desconocido" como Guaidó se declare "presidente legítimo".

NUEVAS MANIFESTACIONES El autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, ha celebrado que los venezolanos hayan podido alzar su voz "en paz" contra el Gobierno de Nicolás Maduro durante la jornada de protestas de este miércoles, que se ha saldado sin incidentes mayores.

"Hoy, 30 de enero, los venezolanos salimos nuevamente a alzar nuestra voz, a reencontrarnos en las calles y a demostrar que podemos cambiar nuestro país", ha escrito el líder opositor en su cuenta oficial de Twitter en el arranque de las movilizaciones opositoras.

Guaidó ha optado por marchar junto a los estudiantes de la Universidad Central de Venezuela (UCV), en Caracas. "Pensaron que hoy el pueblo de Venezuela se iba a asustar, que generarían miedo, pero hoy estamos en la calle", ha declarado, según informa 'El Nacional'.

El presidente de la Asamblea Nacional ha destacado que se han registrado movilizaciones "en más de 5.000 puntos de todo el país" para manifestar el "descontento" con el Gobierno de Maduro y "exigir la ayuda humanitaria" ofrecida por los países vecinos.

Esta vez las marchas han transcurrido de forma pacífica. De hecho, un niño se ha acercado a hablar con Guaidó. "Me agrada mucho lo que está haciendo por el país", le ha dicho el pequeño. "Gracias papi, Dios te bendiga", le ha contestado el líder opositor ante los medios de comunicación.

La jornada se ha dado por concluida a las 14.00 (hora local), cuando Guaidó había convocado a los venezolanos a entonar al unísono el himno nacional. "Levantamos en paz nuestra protesta y nos preparamos para el sábado", cuando hay prevista otra gran protesta, ha dicho en Twitter.

Guaidó ha hecho hincapié en la importancia de tomar las calles el sábado "en respaldo al ultimátum que dio la Unión Europea". España, Francia, Alemania y Reino Unido dieron ocho días a Maduro para convocar elecciones "libres" bajo la amenaza de reconocer a Guaidó como mandatario interino.

Era la primera aparición pública de Guaidó desde que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) adoptara el martes una serie de medidas cautelares solicitadas por la Fiscalía al anunciar la apertura de una investigación preliminar contra el jefe del Parlamento.

Las medidas cautelares incluyen la prohibición de salida del país y de enajenar sus bienes, así como bloquear sus activos, pero no contemplan su detención. El también líder opositor Leopoldo López fue detenido y condenado a casi 14 años de cárcel acusado de incitar a la violencia durante las revueltas opositoras que capitaneó en 2014.

Entretanto, simpatizantes 'chavistas' se han concentrado en el estado de Falcón para arropar a Maduro. "Si la cosa es peleando, nosotros vamos a pelear por la patria. Ojalá que escojan el camino de la paz", ha dicho el presidente de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello, que ha encabezado la columna bolivariana.

CRISIS POLÍTICA

En las protestas de hace justo una semana, el 23 de enero, Guaidó se declaró mandatario interino en respuesta a la decisión de Maduro de iniciar el 10 de enero un segundo mandato que ni la oposición ni gran parte de la comunidad internacional reconocen porque dicen que se basa en unas elecciones presidenciales, las del 20 de mayo, no democráticas.

Guaidó se ha fijado como 'hoja de ruta' cesar la "usurpación del poder" y crear un gobierno de transición que conduzca a la celebración de unas elecciones "libres". Estados Unidos, Canadá y la mayoría de los países de la región le han reconocido como "presidente encargado" y le han ofrecido su apoyo en esta "transición democrática".

En esta semana, la tensión de ha disparado en las calles. En estos días, al menos 43 personas han muerto y 850 han sido detenidas desde el 21 de enero, según el balance actualizado este martes por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.