Liberado el italiano secuestrado en Siria en 2016

Los rebeldes arrebatan una zona clave del centro de Siria a las fuerzas de Al Asad

09.02.2020 | 10:17

Roma/beirut - El italiano Alessandro Sandrini fue liberado ayer en la zona de la ciudad siria de Idleb, donde había sido secuestrado hace tres años. El Ejecutivo de Roma explicó en un comunicado que su liberación se produce "tras una actividad articulada llevada a cabo en territorio extranjero y coordinada entre la inteligencia italiana, la Policía judicial y la unidad de crisis del Ministerio de Exteriores".

Sandrini, de 33 años, fue raptado en la frontera entre Siria y Turquía en 2016 y se encontraba en manos de una "banda criminal", según medios locales. Fue liberado por hombres del denominado "Gobierno de salvación nacional", impulsado por opositores sirios y que ha publicado una foto del hombre en sus redes sociales, de acuerdo con las mismas fuentes. El italiano llegó a Turquía para pasar unas vacaciones y durante un año no hubo noticias sobre él, hasta que en diciembre de 2017 llamó a su familia e informó de que había sido secuestrado.

En verano, sus raptores difundieron un vídeo en el que Sandrini, con un mono naranja y escoltado por dos hombres armados, pedía a las autoridades italianas que actuaran rápidamente para lograr su liberación, o su vida correría peligro. Según los medios italianos, sobre Sandrini pesa una orden de custodia cautelar por un robo cometido en el país.

bombardeo Los rebeldes capturaron ayer una zona clave en el centro de Siria arrebatándosela a las fuerzas gubernamentales, que respondieron con mortíferos bombardeos aéreos contra la ciudad de Maraat al Numan, en la provincia de Idlib y bajo control rebelde, dejando al menos nueve muertos y 20 heridos, si bien el número de víctimas podría aumentar.

Además, a última hora del martes, los rebeldes del Frente de Liberación Nacional (FLN) respaldados por Turquía y de Hayat Tahrir al Sham -alianza que aglutina entre otros al antiguo Frente al Nusra, otrora filial de Al Qaeda en Siria- lanzaron lo que activistas locales calificaron de "una feroz ofensiva a gran escala" sobre Kfar Nabuda, usando tanques y artillería pesada. Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, al menos 29 soldados gubernamentales y 23 rebeldes murieron. - Efe/E.P.