Las ONG lamentan la falta de avances estructurales contra la emergencia climática en el V aniversario del Acuerdo de París

Denuncian la "irresponsabilidad" de los países del norte y llaman a la acción al Gobierno

12.12.2020 | 12:19
Protesta de Greenpeace en Madrid para denunciar la falta de cumplimiento del Acuerdo del Clima de París.

Las ONG ambientales han lamentado la falta de avances estructurales para frenar de una manera efectiva la emergencia provocada por el cambio climático y la falta de ambición en esta lucha por parte de los países que este sábado hará cinco años que firmaron el histórico Acuerdo del Clima de París, en el marco de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU y llaman al Gobierno de España a aumentar su ambición en la reducción de emisiones de CO2 reales.

Para Amigos de la Tierra cinco años después del histórico acuerdo, las causas estructurales de la crisis climática siguen sin abordarse a pesar de que aquel 12 de diciembre 197 países se pusieron de acuerdo en limitar el aumento de la temperatura global por debajo de 2 grados centígrados (ºC) con la aspiración puesta en 1,5ºC.

Por eso, lamenta que las "promesas y los compromisos nacionales" que son la columna vertebral del Acuerdo del Clima siguen siendo "insuficientes" para llegar a ese umbral y, además denuncia la "irresponsabilidad" de los países del norte que no tienen en cuenta una distribución equitativa de la responsabilidad entre países, ni compensa a los menos desarrollados por pérdidas y daños.

"El mundo sigue plagado de desigualdades, estamos enfrentándonos a crisis más profundas de desempleo, los proyectos de combustibles fósiles crecen y los rescates a las empresas más contaminantes siguen a la orden del día en un contexto marcado por la pandemia mundial del COVID-19", critica la responsable de Justicia Climática de Amigos de la Tierra, Cristina Alonso que pone el foco en el "capitalismo extractivista movido por su afán de lucro", por lo que pide un cambio de sistema.

Por su parte, Ecologistas en Acción asegura que la emergencia climática "sigue sin respuesta" cinco años después del Acuerdo de París y considera que el retraso de la agenda internacional "no puede seguir siendo una excusa" para que los países presenten --tal y como se comprometieron-- objetivos más ambiciosos antes de que finalice 2020. Por ello, este 12 de diciembre no tiene "nada que celebrar hasta que existan políticas y medidas a la altura de las indicaciones científicas".

De hecho, advierte de que la recuperación de los efectos del COVID-19 "amenaza con apuntalar un sistema fósil y caduco que ha conducido a la situación actual" por lo que subraya que "la única salida posible" tiene que pasar por una "plena integración de los principios de justicia ecológica y climática" tal y como asegura que piden en las calles los ciudadanos, en especial los más jóvenes.

Con motivo de la efeméride de este 12 de diciembre, la ONG ha publicado un dossier 'El Acuerdo de París cinco años después: más cerca de superar los 2C' dentro del proyecto 'De Kunming a Glasgow, un año fundamental para el planeta', que analiza el estado del clima actual y los cambios producidos tras la COVID-19.

Ecologistas señala que mientras 2020 se esperaba como un año "fundamental para el planeta términos de la lucha contra la pérdida de biodiversidad y el calentamiento global ha quedado en pausa" para afrontar la crisis provocada por el SARS-COV2.

En cuanto a España añade que pese al inicio de reformas climáticas legislativas la ambición española "sigue siendo insuficiente", ya que queda lejos del 55 por ciento que es necesario alcanzar en 2030 respecto a 1990.

NADA QUE CELEBRAR

Por su parte, Greenpeace ha denunciado también la falta de avances reales en este lustro en la lucha climática y activistas de la organización se han encaramado a una réplica de la torre Eiffel de Torrejón de Ardoz (Madrid) para comparar los avances de ser "tan falsos" como la copia de la torre parisina.

En la misma línea asegura que los compromisos climáticos de los Gobiernos "no están a la altura" de lo prometido en París. Greenpeace destaca que este sábado una cumbre conmemorará el quinto aniversario del acuerdo a la que solo están invitadas las partes que presenten nuevos compromisos climáticos.

Precisamente, la Comisión Europea ha elevado este viernes el compromiso de los Veintisiete de alcanzar un 55 por ciento de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, frente al 40 por ciento comprometido hasta la fecha. Tampoco para Greenpeace "hay nada que celebrar" puesto que la emergencia climática continúa, las emisiones mundiales marcaron máximos antes de la pandemia, las concentraciones de CO2 han superado este año los registros históricos y la temperatura del planeta sigue ascendiendo.

Por ello, exige a los Gobiernos que aprovechen la oportunidad de "demostrar al mundo" que son capaces de protegerlo de las peores amenazas ya que "solo" cumpliendo el Acuerdo de París y reduciendo las emisiones para evitar superar un calentamiento de 1,5 grados centígrados se podrían evitar "los peores impactos" del cambio climático.

La directora ejecutiva de Greenpeace Internacional, Jennifer Morgan, lamenta que la felicidad que sintió en París en 2015 ahora se ve "ensombrecida" por la realidad de la emergencia climática y la respuesta "completamente inadecuada" de los Gobiernos.

Respecto a España también pide que revise sus objetivos climáticos para alinearlos con las recomendaciones científicas y acortar la brecha que separa los compromisos nacionales de los europeos, ya que en la actualidad España plantea una reducción de emisiones del 23 por ciento de aquí a 2030 mientras la ONG considera que debería llegar al 55 por ciento en esa fecha respecto a 1990 y alcanzar la neutralidad climática en 2040.

Igualmente, WWF lamenta el "débil" acuerdo anunciado por la Unión Europea en la víspera de la efeméride porque un objetivo "neto" del 55 por ciento de las emisiones respecto a 1990 "ignora la ciencia" y en realidad supone una reducción real de entre el 50,5 y el 52,8 por ciento.

La ONG recuerda que para cumplir con las recomendaciones científicas es necesario un mínimo de 65 por ciento de disminución de las emisiones de CO2 en 2030. La directora de la Oficina de Política Europea de WWF, Ester Asin, advierte de que justo cuando la UE necesita una "inyección de acción climática decidida, los líderes han diluido la ciencia con la política".

"Los ministros de Medio Ambiente que se reúnan la próxima semana tienen la oportunidad de rescatar parte de la reputación de la UE en materia climática. Deben asegurarse de que la ley climática de la UE incluya una revisión quinquenal del objetivo climático, alinee otras políticas con los objetivos y establezca un organismo asesor de expertos independientes para examinar los planes climáticos de la UE", ha concluido.