Peritos de la Policía Nacional declaran que el impacto fue “fortuito”

Aseguran que a la distancia a la que se disparó es imposible “la voluntariedad en hacer blanco” con armas de poca precisión

07.02.2020 | 17:08

BILBAO - La jornada de ayer fue la más breve de todas las sesiones celebradas y se centró en la declaración por videoconferencia de cuatro peritos de la Policía Nacional, de los cuales dos habían realizado el informe de balística durante la instrucción del caso. Estos expertos precisaron que el disparo que hirió de muerte a Iñigo Cabacas fue "fortuito", ya que a la distancia a la que se efectuó -entre 25 y 28 metros- es imposible que hubiera "voluntariedad en hacer blanco" debido a que la precisión de estas armas es "muy deficiente" a partir de 17 metros.

Los expertos de la Policía Nacional explicaron asimismo que las heridas que presentaba Cabacas son compatibles con un proyectil de las características de los que se dispararon y señalaron que la energía de las pelotas de goma disparadas con las escopetas Benelli "es superior" a la que establecen los protocolos de actuación. Respecto a si el disparo fue efectuado en horizontal o si hubo rebote, no pudieron precisarlo, ya que un impacto perpendicular como el que presentaba la víctima puede ser tanto de "tiro directo" como "de rebote".

Los peritos analizaron durante la instrucción 12 escopetas, 12 bocachas y 60 pelotas de caucho recibidas desde la Ertzaintza, y concluyeron que con dicho material es imposible apuntar a un objetivo a una distancia lejana, debido a la imprecisión de los proyectiles. "El material antidisturbios no persigue el impacto directo, sino que el objetivo es antitumultuario".

energía insoportable Además, los expertos de la Policía española explicaron que la energía que desarrollan estos proyectiles, que se puede regular al existir varias posiciones, puede alcanzar entre los 204 y los 347 julios "en tiro directo" y entre 105 y 109 julios "con rebote", cuando el máximo que soporta la elasticidad craneal es 69. Por ello,aseguran que el profesional que emplee este tipo de armas debe conocer "la peligrosidad" que pueden conllevar. - M. Aizpuru

Lo último Lo más leído