PNV y PDeCAT rechazan el frente soberanista de Otegi para Europa

Los jeltzales descartan una lista que tenga como único punto en común el debate identitario

07.02.2020 | 17:49
Otegi, entre Maddalen Iriarte y Bakartxo Ruiz, en la ofrenda floral a Casanova durante la Diada en Catalunya.

pamplona - Los guiños que ha lanzando Arnaldo Otegi para que todos los soberanistas del Estado acudan en una misma plancha a las elecciones europeas del próximo mes de mayo han chocado de bruces con la realidad. En el caso del PDeCAT, solo contempla repetir su alianza tradicional con los jeltzales y no con EH Bildu, o bien una coalición exclusivamente catalana.

El PNV, a la luz de los hechos, descarta la propuesta de Otegi porque los catalanes ya han respondido, pero no lo hace únicamente por eso, sino porque la mayor parte de la agenda política en Bruselas se centra en asuntos de la gestión económica cotidiana, y el debate identitario es casi una anécdota y no es, por tanto, una argamasa lo suficientemente potente como para mantener la unidad con las filas de Otegi, donde los planteamientos son antagónicos en asuntos como el Tren de Alta Velocidad. El coordinador general de Bildu ya trasladó este planteamiento al PNV en verano, y desde entonces conocía su negativa. También ha sorprendido su insistencia en público cuando no es ningún secreto que los catalanes no trabajan en la dirección apuntada por Otegi.

El líder de EH Bildu anunció públicamente en una entrevista en Gara que vascos, catalanes y gallegos deben ir "juntos, coordinados y sincronizados" frente al Estado. "¿Qué sentido tiene que vascos, catalanes y gallegos juguemos cada uno con sus siglas? ¿Por qué no todos juntos con un programa de mínimos muy simple: defensa del derecho a decidir, defensa de derechos sociales, libertad para los presos...?", se pregunta.

Sus declaraciones tuvieron una repercusión estatal y el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, se vio obligado a pronunciarse al respecto en una rueda de prensa celebrada ayer, donde dejó ver que no es un escenario que estén barajando: "La propuesta no está sobre la mesa. No la hemos trabajado". En una entrevista concedida el fin de semana a La Vanguardia, proyectó que sus preferencias se inclinan hacia otros escenarios. Solo contempló dos opciones: repetir la Coalición por Europa de los anteriores comicios, lo que supondría sumarse al PNV, Coalición Canaria y Compromiso por Galicia; o una lista unitaria puramente de independentistas catalanes. "En las europeas trabajamos también en el escenario de presentarnos como PDeCAT. No nos parecería mal repetir coalición con partidos vascos y gallegos. Pero una lista unitaria independentista en Catalunya también la veríamos bien", dijo.

La oferta de Otegi es también un caramelo envenenado para el PNV porque, en el caso de aceptarla, le ataría de pies y manos en el debate del nuevo estatus de autogobierno, donde los jeltzales quieren ir más allá de la mayoría abertzale y sumar a partidos del espectro constitucionalista como el PSE. En el caso de rechazar la oferta, EH Bildu puede buscar su desgaste por no participar en una alianza soberanista y puede también redoblar la presión en el contexto de su marcaje por el nuevo estatus de autogobierno.

Al PNV le escama que Otegi insista en público con este asunto cuando ya conocía la negativa jeltzale desde el verano, y cuando es consciente de que los catalanes no están mirando en esa dirección. La propuesta, en ese sentido, les parece algo fraudulenta.

Fuentes del PNV consultadas por este periódico recuerdan que la suma de todas las fuerzas soberanistas es ya de por sí muy complicada porque ERC no la suscribe y quiere acudir en solitario. Ha presentado al exvicepresident preso Oriol Junqueras, y quiere medirse con el PDeCAT. La antigua Convergència, por su parte, tiene abierta en canal la discusión sobre la Crida de Puigdemont y no está claro qué decisión tomará porque aún está analizando las opciones. El PNV es consciente de que la situación en Catalunya es compleja y no va a apretar. Si repetir la fórmula de 2014 no es posible, los jeltzales intentarán sacar el escaño con sus propias fuerzas y apoyándose en sus aliados de Compromiso por Galicia y Coalición Canaria.

MÁS ALLÁ DE LO TERRITORIAL Según explican desde el partido jeltzale, Arnaldo Otegi conoce desde verano y de primera mano que no podrá contar con el PNV para ese bloque soberanista. "No queremos ir con un solo punto que sea el identitario. En la Unión Europea se abordar muchos asuntos cotidianos, no solo el catalán. Por ejemplo, se aborda la conexión ferroviaria, y EH Bildu no va en ese tren. Las visiones son antagónicas", recalcan.