Govern y Moncloa chocan por el marco y la función del relator

Calvo acota su figura a la mesa de partidos catalanes, lo que para Artadi “aleja el acuerdo”

08.02.2020 | 18:17
Govern y Moncloa chocan por el marco y la función del relator

pamplona - La figura de un relator para las negociaciones entre Moncloa y el Govern expiró prácticamente a las 24 horas tras el desacuerdo sobre su perfil y función entre ambas instituciones, amén de la presión de la derecha. "Estamos hablando del dedo en vez de la luna", cuestionó ayer la vicepresidenta Carmen Calvo, obligada a comparecer con urgencia para aclarar la postura del Ejecutivo socialista y precisar que dicho coordinador se ceñiría a la mesa de partidos catalanes, mientras que las negociaciones bilaterales para encauzar una "salida política" se realizarán en la "comisión bilateral", de acuerdo con lo previsto en el Estatut, con "la ministra Meritxell Batet y el conseller Alfred Bosch" y, por tanto, sin un mediador. "No habrá ni mucho menos un observador internacional", añadió. Por su parte, la consellera de Presidència, Elsa Artadi, vinculó esta persona neutral a una mesa de formaciones estatales, de ahí que vea "lejos el acuerdo", con poco margen para seguir avanzando, y viendo fuera de lugar que Madrid ligue la inclusión del fedatario a una mesa que ya está funcionando por mandato del Parlament. "Seguiremos estando como estamos, que unos dicen una cosa y otros la otra, y pasa una tercera", argumentó.

Aunque ambas instituciones comparten la necesidad de esta designación, a partir de ahí todo son diferencias: el marco de estas conversaciones, su perfil y funciones. Lo cierto es que ni el Gobierno y el partido de Pedro Sánchez se entienden al respecto: el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, habló de un "notario" que diera fe del contenido de las conversaciones; después, la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, lo redujo a "coordinador"; Calvo lo redujo a "relator", y finalmente Moncloa acuñó la idea del "facilitador". La vicepresidenta entiende que serán las fuerzas catalanas quienes deberán "encontrar a una persona que entienda Catalunya, que se conozca su política, por lo que "no tiene que tener el visto bueno del Gobierno", sino que "lo decidirán los partidos cuando se reúnan. ¡Qué zona en conflicto, qué mediador, ni que ONU! Será una persona que haga el trabajo de convocar, ponga orden en el debate, que constate si se avanza o no...", zanjó, sin que este asunto alcance además a la posición del soberanismo sobre los Presupuestos.

Mientras, Artadi consideró que en las reuniones con la vicepresidenta española siempre han hablado de una mesa de partidos estatal compuesta por dos miembros del PSOE, dos de Podemos, dos de JxCat y dos de ERC, y en la que haya alguien que haga de testigo neutral y certifique el contenido de estas cumbres. Para la portavoz del Govern, es importante la presencia de Podemos porque el PSOE "no tiene fuerza suficiente" en el Congreso, y al preguntársele por el perfil de un posible relator, cree que debe ser alguien que puedan validar todos los presentes aunque "es más fácil encontrar una figura neutral a nivel internacional".