Las defensas critican la "vulneración de derechos fundamentales" en el arranque del juicio del 'procés'

08.02.2020 | 18:59
Los doce líderes independentistas aen el banquillo del Tribunal Supremo.

El primer día del juicio contra los doce líderes independentistas catalanes acusados de organizar el 1-O ha servido para presentar los principales argumentos de las defensas, con alegatos centrados en denunciar la vulneración de los "derechos fundamentales" de los procesados y la falta de imparcialidad del tribunal.

Madrid. El Tribunal Supremo ha celebrado este martes la primera jornada del juicio del "procés" en la que los abogados de los doce líderes independentistas catalanes han criticado el procedimiento por vulnerar derechos fundamentales y por buscar sacar de la arena política al antiguo Gobierno de la Generalitat.

El abogado del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y del exconsejero Raül Romeva, Andreu Van Den Eynde, ha sido el primero en intervenir en el juicio por el 'procés' y ha afirmado que esta causa es un "vodevil procesal" que "atenta contra la disidencia política". Tras afirmar que se han vulnerado o restringido todos los derechos constitucionales, ha pedido de nuevo la libertad de los acusados en prisión para "hacer un juicio distinto mañana".

"Nos encontramos ante un juicio excepcional porque se han producido excepciones que afectan al núcleo duro de los derechos fundamentales", ha afirmado en el arranque del turno de una hora que le ha concedido el presidente del tribunal, Manuel Marchena, para exponer su alegato.

Interviene en el turno de las denominadas cuestiones previas, dirigidas a exponer posibles vulneraciones de derechos fundamentales antes de dar comienzo al juicio en sí con los interrogatorios de los procesados.

"Tengo que hablar de derecho penal democrático, no vamos a hacer una defensa política sino a defender valores y derechos humanos", ha manifestado el abogado, aludiendo a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sobre el opositor pro-kurdo Demirtas que a su juicio "tiene que ver con el silenciamiento de la disidencia política y sobre cómo se puede utilizar la prisión provisional para afectar a la agenda política".

Por su parte, el abogado de Jordi Cuixart, Benet Salellas, ha manifestado que el juicio es "una derrota colectiva de la sociedad española", pues "este proceso penal -ha dicho- se opone a la esencia propia del Estado democrático de derecho".Salellas se ha referido así en su intervención durante la primera jornada de la vista oral dedicada a las cuestiones previas, "un juicio que no debe empezar de la forma en que está formulado", ha afirmado."Porque si empieza, nosotros entendemos que el sistema de derechos y libertades habrá entrado en un universo de riesgos irreparables y desconocidos", ha explicado el abogado de Cuixart, quien ha subrayado que este juicio "es una derrota colectiva de la sociedad española".

Además, el abogado del expresidente de la ANC Jordi Sànchez y del exconsejero catalán Josep Rull ha pedido a los magistrados del Tribunal Supremo que han comenzado este martes a juzgar el 'procés' independentista en Cataluña que "hagan de jueces" y "no de salvadores de la patria".

El letrado ha comenzado este alegato dudando de la imparcialidad de los magistrados del Supremo, desde el presidente de la Sala de lo Penal y del tribunal, Manuel Marchena, hasta el juez instructor de la causa, Pablo Llarena.

Pina ha hecho mención a una carta publicada en un medio de comunicación, que fue enviada por el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, al juez de Barcelona (fallecido), que inició la investigación de los preparativos del referéndum ilegal, Juan Antonio Ramírez-Sunyer. En ella, el máximo representante del Poder Judicial aseguraba que el magistrado era un "héroe nacional" porque había "cambiado el rumbo" de España.

"Son magistrados, no héroes nacionales", ha recordado el abogado, ironizando que esta afirmación hace pensar que los magistrados del alto tribunal están para "mantener la unidad de España". "Hagan de jueces, no de salvadores de la patria", ha pedido.

Para el abogado de Sànchez --para el que Fiscalía pide 17 años de prisión por rebelión-- y Rull --que se enfrenta a 16 años de cárcel por el mismo delito-- la muestra de que el juez instructor Pablo Llarena no ha sido imparcial es que en dos de sus autos se expresó en primera persona del plural. Sobre Marchena, ha recordado la polémica generada por el 'whatsapp' del senador Ignacio Cosidó en el que se jactaba de que si este magistrado era elegido como presidente del Consejo General del Poder Judicial podría controlar la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo "desde detrás".

TRIBUNAL "CONTAMINADO"

Asimismo, ha resaltado que cuatro de los siete miembros del tribunal que juzga a los 12 líderes independentistas están "contaminados", entre ellos el propio presidente, porque fueron los magistrados que admitieron a trámite la querella presentada por la Fiscalía General del Estado contra el Gobierno de Carles Puigdemont, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y cinco exmiembros de la Mesa, que inició la causa.

"Hay una apariencia de falta de imparcialidad" y "Europa nos dice que las apariencias son muy importantes", ha aseverado el abogado, haciendo alusión a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sobre Arnaldo Otegi en la que dictó que no había tenido un juicio justo.

El juicio continúa este miércoles a las 10.00 horas en el Tribunal Supremo con el turno de las acusaciones para responder a las alegaciones de las defensas.