Urkullu señala a los partidos catalanes por no apoyar las cuentas y abocar a elecciones

Les reprocha que no hayan optado por una política “basada en el realismo”

08.02.2020 | 19:37
Iñigo Urkullu y Quim Torra en una imagen de archivo en Ajuria Enea.

bilbao - El lehendakari señaló ayer a ERC y al PDeCAT por forzar el adelanto de las elecciones generales al no haber permitido la tramitación del proyecto presupuestario en el Congreso. Sin señalarlos expresamente, Iñigo Urkullu dijo que la convocatoria de elecciones "no ha estado más que en manos de quienes no propiciaron los Presupuestos Generales", en referencia a los independentistas. Así, se sumó al discurso de Aitor Esteban -que el miércoles reclamó a las formaciones catalanes que hagan "política" y no piensen "en el que dirán- y les reclamó una posición "basada en el realismo".

En el Gobierno vasco no ha sentado bien la decisión de los soberanistas catalanes, que puede propiciar el fin de una legislatura en la que Euskadi y Madrid están en plena negociación del traspaso de competencias. Ante el más que posible adelanto electoral y el futuro en las instituciones españolas, el lehendakari se mostró expectante y expresó que "cada uno sabrá cuál es el ámbito de posibles soluciones" que se pueden buscar a partir de ahora. A su llegada al pleno del Parlamento Vasco en el que se aprobaron los tres proyectos de ley de medidas presupuestarias urgentes para hacer frente a la prórroga presupuestaria, Urkullu no quiso pronunciarse sobre la fecha más conveniente para celebrar las elecciones generales, pero sí insistió en que la responsabilidad del adelanto la tendrían los grupos políticos que el miércoles bloquearon la tramitación de las cuentas en la Cámara Baja.

De cualquier manera, el lehendakari dijo desconocer si finalmente el presidente del Gobierno español optará hoy por convocar elecciones o no, y se lamentó de que en esta ocasión no haya cundido el pragmatismo entre la mayoría que aupó a Sánchez en la moción de censura. "No siempre se puede", constató. En la misma línea, Iñigo Urkullu explicó que su modo de entender la política es que el ejercicio de esta actividad ha de estar guiado por "un principio de realismo" y que el objetivo debe ser buscar "soluciones para todos los problemas", cosa que no ha ocurrido en la tramitación de los Presupuestos.

transferencias en el aire Por su parte, el consejero de Autogobierno, Josu Erkoreka, se pronunció sobre las transferencias acordadas con el Ejecutivo socialista, que quedan en el aire tras la derrota de Sánchez en la tramitación presupuestaria. En ese sentido, afirmó que el cumplimiento del calendario de negociación de las competencias pendientes no debería estar sujeto a la "situación política" de cada momento, sino que debería ser "un compromiso institucional" adquirido entre el Gobierno vasco y el español. Erkoreka aseguró además que cuando negociaron dicho calendario, trataron de que "sirviera con este Gobierno como con otro que pudiera llegar en su lugar".

Además, el también portavoz del Ejecutivo vasco consideró que el hecho de que las cuentas hayan sido rechazadas no conlleva "necesariamente" un adelanto electoral. A este respecto, Erkoreka opina que no deben actuar "en base a rumores", sino que la tarea es "sacar adelante los compromisos incluidos en el programa, manteniendo siempre las relaciones con el Gobierno central y tratando de intensificarlas, sabiendo que de un momento a otro las cosas pueden cambiar".