una transformación del sistema

El movimiento feminista busca un "cambio estructural"con la huelga del 8-M

08.02.2020 | 20:22
Manifestación convocada por el Movimiento Feminista en la jornada de huelga con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Pamplona. La representante del movimiento feminista Amaia Zufia ha afirmado que,más allá de la visibilización, el colectivo busca uncambio estructuralcon la huelga convocada para el próximo 8 de marzo, una transformación de raíz del sistema patriarcal y capitalista.

"Por eso le vamos a hacer un plante al sistema patriarcal pero también al sistema capitalista, porque es un sistema que está poniendo en el centro los intereses de los mercados y no el de las personas y el cuidado de la vida", ha sostenido en comisión parlamentaria.

Tras denunciar que dentro de este sistema no puede haber igualdad por muchas medidas que se tomen, ha pedido una transformación de raíz y un nuevo pacto social. "No hay vida digna para las mujeres si no transformamos este sistema", ha advertido.

En este sentido, ha indicado que desde el colectivo no piden gestos o discursos sino medidas, actos y acciones.

Según ha explicado, el papel de los hombres el próximo día 8 de marzo será el de cuidar y realizar las labores del hogar, posibilitando así la participación de las mujeres en la huelga. "Y ya de paso, que pillen la costumbre y lo hagan el resto del año", ha reivindicado.

En cuanto al papel de las instituciones, ha pedido que las mujeres participen en las convocatorias del movimiento feminista y ha rechazado que otro tipo de organizaciones, partidos, instituciones o sindicatos hagan sus propias convocatorias.

Tras reconocer que el feminismo vende, ha destacado que el colectivo no quiere que el 8 de marzo sea un día para siglas, colores propios e intereses partidistas o corporativos y ha apostado por que en todo momento se priorice la utilización de lemas y de imágenes del movimiento feminista.

"Queremos dar una imagen de unidad"ha subrayado-, estamos en una lógica de acumulación de fuerzas y no en una lógica de rédito político.

Por todo ello, ha pedido que desde las instituciones públicas se desarrolle una reordenación de los cuidados y se implante un servicio público para el cuidado integral.

Entre otras exigencias del colectivo, Zufia ha destacado la necesidad de un empleo digno para las mujeres y medidas para acabar con la brecha salarial.

El movimiento feminista reivindica, además, que las trabajadoras del hogar entren en la Seguridad Social y que se garanticen derechos básicos como el de la vivienda o unas pensiones dignas de al menos 1.080 euros.

Una vida sin violencia machista es otra de las reivindicaciones del colectivo, así como el fin de la injusticia patriarcal y el aborto libre y gratuito, entre otras.