Montoro se contradice y dice ahora que se usó dinero público mediante “engaño”

El exministro de Hacienda, que negó el año pasado la malversación en el 1-O, declara sin pruebas que envió siete denuncias a la Fiscalía

08.02.2020 | 21:58
GRAF4866. MADRID, 27/02/2019.- Imagen de la señal institucional del Tribunal Supremo del exministro de Hacienda Cristóbal Montoro durante su declaración esta tarde como testigo en el juicio del "procés". EFE/Tribunal Supremo

pamplona - El exministro de Hacienda Cristóbal Montoro pasó ayer por el trance de desdecirse ante el tribunal del procés de sus anteriores afirmaciones y aseguró que no se puede descartar que se destinasen fondos públicos a la organización del 1-O, pese a que la Generalitat tuviese intervenidas las cuentas porque un análisis contable "siempre puede resultar engañoso". Montoro se había convertido en la gran esperanza de las defensas para esquivar el delito de malversación. En una entrevista al diario El Mundo, en abril de 2018, el exministro del PP había deslizado que, gracias a su labor de vigía, el referéndum no iba a costar ni un euro a los catalanes. "Yo no sé con qué dinero se pagaron esas urnas de los chinos del 1 de octubre, ni la manutención de Puigdemont. Pero sé que no con dinero público", dijo. El fiscal Javier Zaragoza ayudó a Montoro a matizar esas palabras tan "publicitadas". El testigo admitió que se refirió solo a dos gastos (urnas, Puigdemont) pero no a otros como los anuncios sobre el 1-O en TV-3, los sobres y papeletas para la consulta o el pago de observadores internacionales. "Quería transmitir que la Generalitat no podía hacer la convocatoria porque no tenía presupuesto. A veces, simplificamos demasiado en asuntos complejos".

Durante su declaración como testigo ante el Tribunal Supremo, el exministro explicó que durante 2016 y 2017 el Gobierno tenía un férreo control de las cuentas de Catalunya y, cuando el Ministerio que él dirigía detectaba "algún tipo de irregularidad", lo denunciaba. Hasta en siete ocasiones, admitió Montoro, lo hizo ante la Fiscalía General del Estado o la del Tribunal de Cuentas, una cantidad que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, que le precedió en el turno de declaración, elevó a nueve.

Según el exministro, no es incompatible que se den irregularidades pese a la intervención de cuentas, en tanto que en el momento en que se detectan algunas se remite a los investigadores, que están asesorados por personal del Ministerio de Hacienda. "Lo que deben entender es que una cosa es el control presupuestario y contable y otras las investigaciones de los tribunales", explicó. - D.N.