sesión de control en el congreso

Sánchez ve dificultades técnicas para transferir Tráfico a Navarra

El presidente reitera en el Congreso que la voluntad es cumplir, pero hace ver que será complicado

08.02.2020 | 21:59
GRAF4738. MADRID, 27/02/2019.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez , durante su comparecencia este miércoles en el último pleno del Congreso antes de la convocatoria de elecciones. EFE/J.P.Gandul

pamplona - El Gobierno de España quiere "cumplir" con la promesa de transferir a Navarra la competencia de Tráfico y Seguridad Vial en exclusiva para la Policía Foral, pero pide que se tenga en cuenta que la materia es compleja y que desde el punto de vista técnico no es una operación sencilla.

Es lo que dijo ayer el propio presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, durante el último pleno de control antes de que el martes que viene se disuelvan el Congreso y el Senado y el propio Gobierno entre en esa nebulosa administrativa que es estar en funciones. En ese escenario, y a preguntas del diputado Aitor Esteban (PNV), Sánchez reiteró que el Estado "tiene el compromiso y lo quiere cumplir", tal y como asumió que le dijo a la presidenta Barkos, pero hizo ver que se trata de un asunto complicado. Es, en realidad, un mensaje poco alentador. Porque a la complejidad del asunto -afecta a los ministerios del Interior, Hacienda y Política Territorial, dos cuerpos policiales, miles de funcionarios...- se suma que no hay apenas tiempo, a no ser que se haga un sprint final de aquí al 28 de abril. Algo que, por lo demás, parece poco probable.

"se puede hacer" Aun así, Esteban instó a Sánchez a que cumpla los compromisos que cerró con su partido y que "solemnizó con la presidenta Barkos a las puertas de Moncloa", y que ayer mismo la portavoz del Gobierno foral, María Solana, consideró que están a tiempo de cumplirse. "Lo vamos a seguir defendiendo hasta el último momento, porque es técnicamente posible", subrayó Solana, al tiempo que consideró que "no hay nada que indique que no se pueda avanzar en el cumplimiento de la palabra dada de Sánchez a Barkos", a la que desde el Ejecutivo foral otorgan un "valor grande". "Está encima de la mesa y creemos que Sánchez puede cumplir su palabra, habrá que ver cómo es la voluntad", planteó Solana. Eso fue por la mañana, y en Pamplona. Por la tarde, ya en Madrid, Esteban recogía las palabras de Solana y añadía que él también cree que es posible, y que sólo es cuestión de "cumplir la palabra, los acuerdos absolutamente constitucionales con este grupo y también los acuerdos con la presidenta"

Sánchez, en su respuesta, arrancó con un recordatorio: el de que el Gobierno del PSOE, "en apenas 8 meses", ha diseñado una hoja de ruta para las transferencias pendientes en el Estatuto de Gernika que ya sólo por eso "merece reconocimiento". Y con respecto a Navarra, aseguró que "el Gobierno de España quiere cumplir con lo dicho", pero que "evidentemente las cosas no son tan sencillas desde el punto de vista técnico". "Pero el compromiso se tiene y lo queremos cumplir", subrayó en sede parlamentaria. "Eso le dije a Barkos y eso le manifiesto a usted", concluyó. El PSOE tiene dos meses para cumplir su palabra.- A.I.R.