Tres ofertas "inadmisibles", un helicóptero y una salida camuflada

08.02.2020 | 22:58

MADRID. El Supremo ha escuchado este miércoles el relato de 16 horas de aislamiento de la secretaria judicial del registro a la Conselleria de Economía el 20-S, que tras rechazar tres ofertas "inadmisibles" y pedir sin éxito un helicóptero, acabó saltando a un teatro contiguo y salió al exterior camuflada entre los actores.

LA FRASE DEL DÍA: : "Las únicas palabras que le dije fueron: Me tienes que sacar de aquí. No hay opción, no hay salida. Él me dijo: no te preocupes, voy a hacer lo que pueda".

Esa fue la conversación que, según ha relatado la secretaria, mantuvo en el tramo final de su encierro con el entonces titular del juzgado de instrucción 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer, ya fallecido, que hizo gestiones para que pudiese salir.

LA IMAGEN DEL DÍA: La que no se ha visto. La de la secretaria judicial. La suya ha sido la declaración del día, si bien durante unas dos horas y media se han podido oír sus palabras, pero éstas no han ido acompañadas de su imagen.

Tuvo durante un tiempo la condición de testigo protegido (levantada a petición de las defensas) y hoy ha solicitado que su imagen no fuese difundida, una petición que ha suscitado la disconformidad de algunas defensas por las razones que le han conducido a pedir esta concesión.

Solo le han podido ver aquellos que estaban presentes en la Sala. Eso sí, bajo apercibimiento del presidente del tribunal, Manuel Marchena de que no usasen los móviles.

EL PROTAGONISTA: La secretaria judicial que presenció el registro del 20 de septiembre de 2017 a la Conselleria de Economía, frente a la que se concentraron miles de personas.

Ella ha sido la protagonista de la jornada, en la que ha relatado el episodio que vivió en primera persona y que a veces hacía sentir a los oyentes que se adentraban en una auténtica película.

Dieciséis horas permaneció en el edificio junto al resto de la comitiva judicial, sin más comida que unos bocadillos que les trajo una mossa que se "apiadó" de ellos.

Y tras varias ofertas de salida "inadmisibles" que no garantizaban su seguridad, acabó saltando un "murete" con ayuda de unos mossos y accediendo a un teatro contiguo por el que salió camuflada entre los actores que acababan de terminar la función.

De película.

LA ANÉCDOTA: Se ha dado durante el interrogatorio del fiscal Jaime Moreno a un testigo, que suscribió un contrato con la Generalitat para realizar una campaña de comunicación sobre el registro de catalanes en el exterior por un importe de 80.440 euros.

Tras conocer que la Generalitat le emitió una factura en negativo, el fiscal ha preguntado:

- ¿De 80.000 euros? ¿Tirados?

Momento en el que ha intervenido el presidente del tribunal, Manuel Marchena, para advertir al fiscal de la naturaleza opinativa de su pregunta, y éste ha precisado: "80.000 euros yo no los tengo todos los días, si los pierdo me da algo, vamos".

El interrogatorio ha seguido así:

- Fiscal: ¿Han seguido trabajando con la Generalitat?

- Testigo: Sí

- F: ¿Después de esto?

- T (con una leve sonrisa): Sí

- F: Pues no hay más preguntas

AGENDA: El juicio continúa mañana con las declaraciones de los responsables de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Cataluña, el ex jefe superior Sebastián Trapote y el coronel Ángel Gozalo, respectivamente.