La Eurorregión prevé destinar este año 1,2 millones a proyectos de cooperación transfronteriza

La asamblea anual se celebra este viernes en Pamplona

09.02.2020 | 01:29
GRAFCAV2836. PAMPLONA, 22/03/2019.- Imagen de la asamblea anual de la Eurorregión Nueva Aquitania - Euskadi - Navarra que se celebra este viernes en Pamplona con la participación de la presidenta del Navarra, Uxue Barkos, y sus homólogos de las regiones v
Asamblea anual de la Eurorregión en Pamplona

La asamblea anual se ha celebrado este viernes en Pamplona, en la que han participado la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, y sus homólogos de las regiones vecinas, Iñigo Urkullu y Alain Rousset.

Pamplona. La Eurorregión Nueva Aquitania-Euskadi-Navarra, que ha celebrado este viernes su asamblea anual en Pamplona, incrementará un 20 % su presupuesto de ayudas a proyectos de cooperación, con la mirada puesta especialmente en la población joven de los tres territorios.

Al término de la asamblea, la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, y sus homólogos de las regiones vecinas, Iñigo Urkullu y Alain Rousset, han comparecido ante los medios de comunicación para expresar su firme apuesta por la Eurorregión.

La Eurorregión tiene un "papel francamente sólido" en la Unión Europea, ha declarado Barkos, una opinión compartida por Urkullu, quien ha destacado que los buenos resultados obtenidos hasta ahora han demostrado la eficacia de la colaboración transfronteriza, y por Rousset, quien ha apuntado que el trabajo conjunto de Nueva Aquitania, Euskadi y Navarra es "el que mejor funciona" en Europa.

El presupuesto de la organización para este año asciende a 3,5 millones de euros, de los que 1,2 millones corresponden a fondos propios para financiar acciones transfronterizas, ha explicado la presidenta Barkos.

Cuatro son los ejes prioritarios de trabajo, el primero de los cuales agrupa todas las actuaciones relacionadas con la "ciudadanía eurorregional" (multilingüismo, cultura y juventud), mientras que el segundo se centra en promover la economía del conocimiento, la innovación y la competitividad de las empresas, así como la movilidad universitaria.

El tercer y cuarto eje propugnan un territorio sostenible (movilidad y transporte, recursos agrícolas, medio ambiente y turismo), y el impulso de la gobernanza y la visibilidad de la Eurorregión.

Barkos ha expresado su convicción en "la importancia y el peso de las eurorregiones" y en este sentido ha afirmado que la pregunta que hay que hacerse es qué ofrece una eurorregión al futuro de una Europa que en este momento "tiene dificultades con retos extremos".

El lehendakari Urkullu ha señalado al respecto que Europa debe basarse en un proceso de construcción "de abajo a arriba", para que sea "un proyecto compartido por las ciudadanas y ciudadanos de la Unión Europea" y haya unas instituciones "más cercanas".

Por su parte, Alain Rousset, en relación a los problemas de la Unión Europea, ha opinado que "no hay que ver siempre el vaso medio vacío" y ha recordado que, ante el brexit, Europa "ha permanecido unida, y eso es excepcional".

Los populismos que están surgiendo en Europa, ha subrayado, "vienen de partidos y formaciones que generaron las condiciones para la Segunda Guerra Mundial y las dictaduras".

La Eurorregión Nueva Aquitania-Euskadi-Navarra cuenta con una extensión de 101.000 kilómetros cuadrados, y una población de 8,7 millones de personas, lo que representa un 1,74 % de la población europea.

Según datos de 2018, tiene 3,95 millones de empleados, 1,78 millones de estudiantes, una tasa de paro del 10,5 %, y un PIB de 28.400 euros por habitante, que es prácticamente el PIB medio de la UE.