Sortu llama a “profundizar” y revalidar el cambio en las próximas elecciones forales

La formación cree que al actual modelo de gobierno le queda “mucho por hacer”

09.02.2020 | 01:51
Arkaitz Rodríguez (d), secretario general de Sortu, ayer en Pamplona con Haritz Romeo.

pamplona - Sortu se ha marcado como objetivo contribuir a consolidar el cambio en Navarra en las próximas elecciones forales. Así lo expresó ayer Arkaitz Rodríguez, secretario general de la formación, en el transcurso de un desayuno informativo en el que también estuvo el responsable del partido en Navarra, Haritz Romeo.

"El reto es profundizar y revalidar el cambio para otros cuatro años" en Navarra porque es "muchísimo lo que queda por hacer", aseguró Rodríguez, quien consideró que "el cambio político no cabe entenderlo sin el protagonismo de la izquierda abertzale", afirmó. "El cambio tiene que ir mucho más allá" que el actual Gobierno de Navarra para lo cual "es fundamental estar en la calle, la movilización, la batalla de las ideas" así como la "batalla institucional y electoral", apuntó.

Las declaraciones las hizo durante la presentación de la estrategia Kolpez kolpe. ¡Derribemos al Régimen!, fruto de un proceso de reflexión con la militancia, que quiere servir como "una aportación" a una línea de trabajo dirigida a la "deconstrucción del Régimen y la construcción de un nuevo sistema más democrático y más justo para las personas". A lo largo de toda la comparecencia, el representante de Sortu se refirió a lo que denomina "Régimen del 78", que calificó como "postfranquista, unionista, neoliberal, patriarcal" y que "recurre al miedo como forma de cohesión social" utilizando el mensaje de "que vienen los vascos a acabar con Navarra". Un sistema "jurídico, político, económico, social y cultural que garantiza la subordinación de Navarra al Estado" y "los intereses de las élites".

un paso adelante Arkaitz Rodríguez afirmó que "el Régimen del 78 pasa por sus horas más bajas" debido, por un lado, al "cambio de estrategia de la izquierda abertzale en 2009", unido al "desalojo de las instituciones" en Navarra y al proceso independentista en Catalunya. Todo ello, sumado a la crisis económica, consiguió, dijo, "abrir brecha en la pared que levanta el Estado en la Transición" si bien aseguró que "todavía queda mucho para terminar de desarmarlo del todo y conseguir la democratización de la vida social de los navarros".

Por su parte, el representante de Sortu en Navarra, Haritz Romeo, resaltó que el reto estos momentos es ver "cómo convertimos el cambio en un proceso soberanista que logre construir un nuevo sistema donde la gente viva mejor". Romeo resaltó que "el cambio en Navarra ha abierto un momento histórico" del que hizo un balance positivo, si bien señaló que "no hemos logrado avanzar todo lo que hubiéramos querido en parte por el freno que Geroa Bai ha querido poner a esa velocidad que tenía que tener el cambio". Por ello, se mostró convencido de que "profundizar en el cambio vendrá de la mano de un fortalecimiento del soberanismo de izquierda".

Asimismo, aseguró que "las élites que han mantenido el Régimen durante tantos años se han puesto bastante nerviosas" porque "con el cambio se están dando otros cambios más profundos" y "han entendido que no pueden perder más terreno y tiene que volver a recuperar el espacio perdido". Por ello, llamó a defender "todas las conquistas y todos los avances sociales conseguidos en esta legislatura" porque "vemos que viene una involución y una recentralización".

Haritz Romeo concluyó con que la derecha tiene muy claro que "Navarra es cuestión de Estado" y que por eso van de la mano "poniendo a España por delante de Navarra". - D.N.