Centre d'Estudis d'Opinió de la Generalitat

ERC ganaría las elecciones catalanas ante el desplome de JxCat y C's sería segunda fuerza, según el CEO

Un 48,1% de catalanes apoya la independencia y un 44,1% la rechaza

09.02.2020 | 03:34
Pancarta en el balcón del Palau de la Generalitat.

BARCELONA. ERC ganaría unas elecciones al Parlament de Catalunya si se celebrasen ahora con 40-43 diputados, Cs quedaría en segunda posición con 28-29 escaños y JxCat lograría 22-24, entre 10 y 12 menos de los que tiene ahora.

Así lo refleja una encuesta del Centre d'Estudis d'Opinió de la Generalitat (CEO) presentada este viernes en rueda de prensa por su director, Jordi Argelaguet, y que también apunta a que el PSC crecería hasta los 21-23 diputados, los comuns tendrían 8-9, la CUP 8 y el PP 3-4.

PARTICIPACIÓN DEL 70% Con estos datos, los partidos independentistas mantendrían la mayoría absoluta en el Parlament: en la franja más alta de la previsión, con 75 diputados, y en la franja más baja, con 70 --la mayoría está fijada en 68--; y habría una participación del 70%.

La encuesta se ha dado a conocer al día siguiente de que el Parlament aprobara una moción del PSC --con el rechazo de JxCat y ERC-- que reclama a Quim Torra convocar elecciones o someterse a una cuestión de confianza, algo que el presidente ya ha dejado claro que no prevé.

EVOLUCIÓN Respecto a la situación actual de la Cámara, ERC experimentaría un crecimiento destacado ya que ahora tiene 32 diputados, mientras que Cs perdería su condición de primer fuerza que obtuvo en las elecciones, en las que logró 36 escaños.

El PSC también entra en una lógica ascendente, ya que ahora tiene 17 diputados y podría crecer hasta los 23, mientras que los comuns se mantienen estables: ahora tienen 8 diputados y la encuesta les deja igual o con uno más.

Respecto a la situación actual, la CUP doblaría su representación de los 4 actuales a los 8, mientras que los populares, con Alejandro Fernández a la cabeza, mantendrían los 4 parlamentarios o perderían uno.

En estimación directa de voto por porcentajes, ERC obtendría el 28,1% de sufragios; Cs el 21,6%; el PSC el 16,5%; JxCat el 14,9%; los comuns el 7%; la CUP el 6,5%; el PP el 4%; un 1% votaría a otros partidos; un 0,4% en blanco.

TRASVASE DE VOTO La encuesta también analiza si los partidos son capaces de mantener fieles a sus electores: el partido con mejor posición en este punto es ERC, ya que un 82,3% de quienes votaron al partido de Junqueras en las catalanas de 2017 volvería a hacerlo en las siguientes.

Por el contrario, uno de los partidos con más fuga de voto es el del expresidente Carles Puigdemont y el presidente Quim Torra: un 51,1% de votantes de JxCat en 2017 repetirían, pero un 31,2% se decantarían esta vez por ERC.

El crecimiento de ERC también se debe a que lograría captar un 6,8% de la ciudadanía que votó a los comuns en 2017 y un 15,3% de los que optaron por la CUP.

Otra fidelidad de voto destacada es la del partido de Miquel Iceta: un 71,8% de quienes votaron a los socialistas en las últimas catalanas volverían a hacerlo, y el PSC lograría captar a un 11% del votante de Cs, un partido con una fidelidad de voto menor (56%).

Argelaguet ha destacado que el porcentaje de indecisos que detecta la encuesta alcanza el 20%, lo que a su juicio se debe a que no hay unas elecciones catalanas a la vista y que, por tanto, haga gente que aún no tenga una opinión formada.

Para este sondeo, el CEO ha hecho 1.500 entrevistas a catalanes mayores de edad; la encuesta tiene un margen de error de +/-2,53 y se hizo del 4 al 25 de marzo, con el juicio del 1-O en marcha; la huelga feminista, y la protesta del independentismo en Madrid.

INDEPENDENCIA Un 48,1% de los catalanes apoya que Cataluña se convierta en un Estado independiente, mientras que un 44,1% lo rechaza, un 5,8% no lo sabe y un 1,7% no contesta.

La cifras se mantienen estables respecto al último sondeo del CEO, realizado en octubre de 2018: entonces los partidarios de la independencia eran el 47,2% y los contrarios se situaban en el 43,2%.

A la pregunta que '¿Cree que Cataluña debería ser...?', un 39,7% responde que un Estado independiente; un 26,3% una comunidad autónoma de España; un 21,5% un Estado dentro de una España federal; un 5,9% una región de España; un 4,7% no lo sabe y un 1,9% no contesta.

El mismo sondeo también pregunta si los catalanes 'tienen derecho a decidir su futuro como país votando en un referéndum': un 57,9% se muestra muy de acuerdo y un 20,8 bastante de acuerdo: sumados, el aval a la consulta logra el 78,7%.

Del resto de encuestados, un 3,9% dice estar ni de acuerdo ni en desacuerdo con el referéndum; el 6,9% bastante en desacuerdo; el 7,9% muy en descuerdo; un 1,7% no lo sabe y un 0,9% no responde a esta pregunta.

El mismo sondeo de este viernes, presentado en rueda de prensa por el director del ente, Jordi Argelaguet, recoge que un 75,9% de la ciudadanía prefiere la república como forma de gobierno; un 12,3% la monarquía; un 0,7% otro sistema; un 9,4% no lo sabe y un 1,7% no contesta.

PUNTUACIÓN A LAS INSTITUCIONES
La Monarquía vuelve aparecer en otra pregunta del CEO, en este caso sobre valoración de las instituciones: los catalanes sitúan a la Casa Real con la peor puntuación, un 1,82 sobre 10, aunque algo superior al sondeo de abril de 2018, cuando obtuvo un 1,74.

Las otras cuatro instituciones peor valoradas son la Iglesia Católica (2,17), la banca (2,29%), el Gobierno central (2,93) y el Tribunal Constitucional (3,03), mientras que las mejor valoradas y las únicas que aprueban son las universidades (6,69), los Mossos d'Esquadra (6,02) y los ayuntamientos (5,73).

SENTIMIENTO DE PERTENENCIA El sondeo también aborda el sentimiento de pertenencia: un 35,7% se siente tan español como catalán; un 27,3% solo catalán; un 23,2% más catalán que español; un 5,5% solo español; un 3,9% más español que catalán; un 2,7% no contesta y un 1,9% no lo sabe.

Para realizar este sondeo el CEO ha hecho 1.500 entrevistas a catalanes mayores de edad; la encuesta tiene un margen de error de +/-2,53 y se hizo del 4 al 25 de marzo, con el juicio del 1-O en marcha; la huelga feminista, y la protesta del independentismo en Madrid.