elecciones 26-M/ los partidos

El PSOE ultima con Podemos una mesa del Parlamento sin nacionalistas ni Vox

Los socialistas tendrán tres puestos, mientras que PP, Ciudadanos y Unidas Podemos obtendrán dos cada uno
Calvo argumenta que el órgano rector del Congreso debe estar regido por los partidos con más escaños

09.02.2020 | 08:28
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

pamplona - El PSOE y Unidas Podemos ya están ensayando en el Congreso lo que podría ser su acuerdo tras las elecciones del 26 de mayo para un Gobierno de progreso, al negociar la constitución de una Mesa de la Cámara baja en la que juntos contarían con una mayoría de cinco miembros. El propio presidente en funciones, Pedro Sánchez, hizo ayer un guiño a un posible pacto con Podemos, en un paseo por el distrito madrileño de Vallecas, acompañado por los dos candidatos del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, y al Ayuntamiento de la capital, Pepu Hernández.

El acuerdo para la Mesa, que está por ultimar y se hará público previsiblemente a finales de esta semana, deja fuera a las formaciones independentistas y nacionalistas, y sitúa al PSOE con tres puestos y Unidas Podemos con dos, al igual que cada uno de los partidos de la oposición, PP y Ciudadanos. De esta manera, los socialistas se aseguran una mayoría de izquierdas en el órgano de gobierno del Congreso si suma sus votos con los de la formación morada, al contrario que en la legislatura pasada en la que dominaban PP y Cs. Queda fuera las fuerzas nacionalistas y Vox.

Las cuatro grandes formaciones del Congreso tienen casi cerrado el reparto de esos nueve puestos de la nueva Mesa del Congreso. La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, es la encargada de liderar las negociaciones como representante del partido más votado en las elecciones generales del 28 de abril y ya ha hablado con los principales grupos de la Cámara. El PP designó a su número dos como representante en las negociaciones, el secretario general del partido, Teodoro García Egea, mientras que Miguel Gutiérrez e Irene Montero son los interlocutores de Ciudadanos y de Unidas Podemos.

Conforme a los resultados electorales, todo apunta a una Mesa presidida por el PSOE y en la que los otros ocho puestos se repartirán entre los cuatro grandes partidos: PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos a razón de dos plazas cada uno (una Vicepresidencia y una Secretaría). El orden jerárquico se definirá tras las votaciones de la sesión constitutiva del próximo 21 de mayo.

el pnv, sin interés El portavoz del Grupo Vasco en el Congreso, Aitor Esteban, y la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, mantuvieron contactos ayer mismo con el objetivo de hablar de temas relacionados con el arranque de la legislatura, incluida la composición de la Mesa del Congreso, pero sin que se haya llegado a concreciones. En todo caso, el PNV ha asegurado que no tiene "un interés especial" en formar parte del órgano rector del Congreso.

En esta misma línea se manifestó la semana pasada el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, quien afirmó que ellos no aspiran a un puesto en la Mesa porque, "en principio", no les "tocaría", aunque precisó que "otra cosa es que, por carambolas", pudieran estar en ella debido a que el resto no se ponga de acuerdo, como ocurrió en el Senado en la anterior legislatura. "Nosotros tampoco lo rehusamos si viene bien a todo el mundo, pero para nosotros no es básico", apuntó el líder nacionalista.

Lastra había asegurado por la mañana que los socialistas están negociando la composición con Unidas Podemos, PP y Cs "y también con el PNV", a quien incluyó en las conversaciones. No obstante, posteriormente, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, enfrió las opciones de que ERC y PNV entren en la Mesa. Calvo recordó que en las Mesas del Congreso y el Senado no tienen por qué estar todos los grupos parlamentarios, como sí ocurre con la Junta de Portavoces, y aseguró que se negocia para que este órgano sea "representativo" de los grandes partidos, los que tienen "más escaños".

La elección de la Mesa del Congreso es vital para los partidos con representación parlamentaria. Como órgano rector del funcionamiento de la Cámara, el Reglamento del Congreso le otorga grandes poderes, que van desde decidir qué partido se puede constituir en grupo parlamentario hasta la distribución de despachos. Pero su labor más importante es que califica y decide qué iniciativas se admiten a trámite y cuáles no, desde preguntas parlamentarias hasta proposiciones de ley.

A la espera de la constitución el próximo martes del nuevo Congreso y Senado para esta legislatura, con la perspectiva de que ambas cámaras estén presididas por los socialistas, los partidos continúan su campaña electoral con la vista puesta en lo que los resultados del 26-M implicarán para la formación de Gobierno.

guiño a iglesias El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, retomó la actividad de campaña, después del duelo por la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba. Durante un paseo por el distrito madrileño de Puente de Vallecas, hizo un guiño a un posible pacto con Podemos, ya que al ser preguntado por si hay "luz verde" para un Gobierno con el partido que lidera Pablo Iglesias señaló el semáforo que estaba de ese color en ese preciso momento.

Iglesias también se mostró convencido de que el PSOE y su formación gobernarán juntos España después de una negociación larga que se iniciará -dijo- tras las elecciones autonómicas y en su pronóstico ya no entra un acuerdo de los socialistas con Cs. Hasta que eso suceda, Pablo Iglesias cree que tendrá que asumir con "naturalidad" que los periódicos publiquen noticias sobre la "muerte y el empeoramiento" de Podemos. Pero reiteró: "Estoy convencido de que vamos a ponernos de acuerdo y vamos a gobernar juntos". - D.N.

el congreso

¿Cuáles serán los asientos de vox?

Negociación. Los partidos están negociando otras cuestiones de intendencia del Congreso como la ubicación de los grupos en el hemiciclo, los despachos que les corresponderán en la sede parlamentaria y otros puestos institucionales como las presidencias de las comisiones parlamentarias. En están cuestiones de intendencia, una está siendo problemática: la ubicación de sus señorías tanto en el Salón de Plenos como en las dependencias de la Cámara. Los diputados tienen garantizado un asiento en el hemiciclo y un despacho, pero su distribución suele ser motivo de discrepancia y ahora se complicada al entrar Vox, cuyo encaje es una incógnita.