las incoherencias del pacto con rivera

Los candidatos de Navarra Suma vuelven a rechazar las entrevistas con DIARIO DE NOTICIAS

Los dirigentes de UPN evitan las preguntas de este medio desde la firma del pacto con Ciudadanos

09.02.2020 | 10:06
Javier Esparza y Enrique Maya, durante el mitin de Navarra Suma el pasado domingo.

Los dirigentes de UPN evitan las preguntas de este medio de comunicación desde la firma del pacto con Ciudadanos

Pamplona - Los candidatos de Navarra Suma a la Presidencia del Gobierno y a la Alcaldía de Pamplona, Javier Esparza y Enrique Maya, se han negado a conceder entrevistas a DIARIO DE NOTICIAS durante la campaña electoral. Ambos aspirantes evitan así someterse a las preguntas de este medio y evitan afrontar preguntas, tal vez incómodas, como las incoherencias del pacto de UPN con PP y Ciudadanos; la desaparición de la sigla del partido; la posición de la coalición en cuestiones como el autogobierno, materia laboral o ámbito social; la bronca oposición planteada los últimos cuatro años con augurios que no se han cumplido; o las consecuencias políticas de no lograr recuperar el poder tras las próximas elecciones.

Esparza y Maya siguen así el camino abierto por Sergio Sayas, que ya en las últimas elecciones generales rechazó someterse a una entrevista con este medio alegando que sus palabras podían ser tergiversadas. Un temor que sin embargo no le impidió participar en el reportaje fotográfico de inicio de campaña, donde se mostró sonriente y dispuesto a colaborar. Algo que también hizo Javier Esparza, que tampoco tuvo inconveniente en participar en la foto de inicio de campaña con todos los candidatos.

Fue el propio presidente de UPN quien comunicó su rechazo a someterse a las preguntas de este medio en el propio reportaje. Maya tardó varios días más, y lo hizo con los mismos argumentos que Sayas, pese a que los últimos años ha realizado varias entrevistas con este periódico sin que haya mostrado ninguna queja.

El rechazo a las entrevistas ha coincidido con la firma del acuerdo de coalición con PP y Ciudadanos, que en poco más de dos meses ha generado ya varias situaciones incómodas. Tanto en el lado del PP, por los casos de corrupción y algunas de sus propuestas de regresión social y autonómica, como por el de Ciudadanos, por los continuos ataques al régimen foral de sus dirigentes en Madrid. Cuestiones que dificultaron mucho la campaña de Navarra Suma en las generales, y que ahora ha tratado de esquivar reduciendo los actos con preguntas y rechazando las entrevistas con varios medios críticos con la actuación política de UPN los últimos cuatro años.