UGT y CCOO exigen a los partidos volver a los planes de empleo y la concertación social

Dicen que hay que valorarlo como una herramienta después de que el Gobierno lo haya hecho “languidecer”

09.02.2020 | 10:05

pamplona - Pese a que Navarra tiene la tasa de paro más baja del Estado, UGT y CCOO pidieron ayer a los partidos la vuelta a la concertación social como herramientas para mejorar el empleo, y también abogaron por apoyar a partidos que prioricen la agenda social y de izquierdas para garantizar "un crecimiento justo e inclusivo".

Concretamente, UGT anima a votar a fuerzas progresistas que se comprometan "con un modelo productivo sostenible con empleo de calidad y apuesten por recuperar el diálogo y la concertación como herramientas para avanzar hacia una sociedad más justa, cohesionada y con mayores niveles de bienestar. Cambiar este panorama exige impulsar un nuevo modelo productivo sostenible, basado en un tejido industrial fuerte e innovador, con un sector de servicios privados puntero, infraestructuras estratégicas como el Canal de Navarra, el Tren de Altas Prestaciones o la extensión a todo el territorio de la banda ancha". De la misma manera, UGT pide "recuperar el diálogo social real y con contenidos, canalizado a través del Consejo de Diálogo Social, que se ha dejado languidecer hasta su práctica desaparición en estos últimos cuatro años".

Por su parte, CCOO pidió "un crecimiento económico justo e inclusivo, que no se base en el deterioro de las condiciones de trabajo de la mayoría social, y que sea capaz de integrar a los colectivos más precarios". Por eso, considera que se necesitan "gobiernos de izquierdas que sean capaces de desarrollar políticas orientadas a fortalecer derechos sociales" y por eso califica de "imprescindible valorar una política de alianzas que sea transversal en lo identitario y comprometido en lo social. Frente a la derecha y su involución, debe haber una alternativa de izquierdas solvente, capaz de elevar la presión fiscal a las rentas más altas para desarrollar los servicios públicos, la sanidad, la enseñanza pública, la dependencia y la lucha contra la pobreza severa".

Por último, CCOO sostuvo que "el diálogo social debe ser valorado como un instrumento de estabilidad institucional y de avance en derechos", de ahí que "poner en valor el papel de los sindicatos, no sólo desde la legitimidad democrática que da el apoyo recibido, sino como representantes de la gente trabajadora, implica empeñarse en fortalecer el diálogo social".

"Ámbitos en los que se acuerdan las políticas sociales y a favor del empleo nunca pueden verse paralizados por la inacción de la política, porque quién pierde es la clase trabajadora". - D.N.