Geroa Bai exige estabilidad y que la decisión se tome en Navarra

Hualde adelanta que no apoyarán un Gobierno que dependa de la abstención de Navarra Suma

09.02.2020 | 13:47
Unai Hualde, parlamentario de Geroa Bai, ayer.

pamplona - Geroa Bai aprovechó la primera toma de contacto con el PSN para aclarar, antes de nada, tres cuestiones trascendentales para que la operación de conformar un gobierno progresista alternativo a la derecha llegue a buen puerto. Primero, que todo el proceso de toma de decisiones se desarrolle en Navarra, sin injerencias ni vetos por parte de Ferraz. Después, que el PSN se comprometa a no repetir los errores del pasado -con abstenciones o apoyos explícitos- que posibilitaron gobiernos de la derecha. Y que el PSN, de alguna manera, tiene que garantizar que su gobierno será estable. Es decir, Geroa Bai exigió ayer la garantía de que esta ronda de contactos en pos de sumar 23 escaños no será una teatralización que acabará en nada. Y, según lo que comentó Unai Hualde tras la reunión, el PSN les ha dicho que "la vocación" del partido es "conformar un gobierno progresista y plural". "Que van en serio, de alguna manera", sintetizó el parlamentario de Geroa Bai, que junto con Koldo Martínez, Ana Ansa e Itziar Gómez acompañó a Barkos a la primera reunión celebrada en el Parlamento.

Era el primer contacto entre ambas fuerzas tras días en los que sólo ha habido "ruido mediático e injerencias", según Hualde. Algo que hacía necesario un cara a cara, una demostración en primera persona de que esto no será un proceso de negociación estéril. Geroa Bai no quiere prestarse a eso, y "como la ciudadanía navarra en general y la opinión pública tienen muchas dudas en vista de los antecedentes", lo primero que plantearon fue "si verdaderamente hay una vocación por parte del PSN" de armar "ese gobierno plural, progresista, alternativo a la derecha". "Se nos ha dicho que sí", aclaró Hualde, que reiteró que Geroa Bai ha pedido que este proceso "finalice en Navarra, sin injerencias externas". "Por esto abogamos y es un mensaje absolutamente claro", subrayó. "Ahora vamos a ir viendo cómo evoluciona esto para ver si se confirma", completó Hualde, pensando en los encuentros con Podemos e I-E que empezarán hoy y acabarán mañana, y que ayudarán a calibrar cuánto de cierto hay en las palabras de Chivite.

abrir la mayoría Pero si algo preocupa también a Geroa Bai es que la negociación no puede quedarse en un horizonte de 23 escaños -la mayoría está en 26- que limitaría mucho el quehacer de un gobierno. El PSN, consideran, "necesita trabajar por mayorías de progreso tanto para la investidura como para que haya estabilidad". "Nos tendrían que aclarar cómo van a garantizar esa estabilidad", planteó Hualde. La reflexión es inequívoca: Geroa Bai, una fuerza "que se reúne sin problemas con todas las fuerzas", cree que no se puede excluir a EH Bildu de todo esto. Primero, porque es un actor más en la política navarra que no se puede condenar al apartheid. Y segundo, porque tiene 7 escaños en el Parlamento de los que depende todo este invento. Por el otro lado, por el de Navarra Suma, no hay opción de un "gobierno plural y de progreso". Y Geroa Bai, dijo Hualde, no estará en un Ejecutivo que dependa de sus votos, en el hipotético caso en el que los de Esparza accedieran a abstenerse. "No es una hipótesis de Gobierno de progreso. Más allá de los 23 hace falta llegar a acuerdos, y para que haya un gobierno plural hacen falta otras aritméticas". El llamamiento a que PSN y EH Bildu hablen es inequívoco. Pero de momento lo de ayer fue un primer contacto. Vendrán más si el PSN mantiene su intención de seguir adelante.- A.I.R.