Francia reivindica en su fiesta nacional la defensa europea

Macron hace gala, entre silbidos, de la fuerza de actuación rápida con una exhibición militar

09.02.2020 | 19:53

París - La celebración ayer de la fiesta francesa del 14 de julio sobrepasó sus fronteras con un claro carácter europeo al contar con los otros nueve países con los que Francia impulsa la fuerza militar de actuación rápida.

El majestuoso desfile en la Avenida de los Campos Elíseos de París dio así un impulso a la llamada Iniciativa de Intervención Europea (IEI), rubricada en 2018 y con la que el presidente francés, Emmanuel Macron, quiere fomentar una cultura defensiva común que posibilite reaccionar militarmente ante cualquier emergencia.

Fuerzas de Alemania, el Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, España, Estonia, Finlandia, Holanda y Portugal, los otros países que la respaldan, se sumaron ayer a las de Francia en una exhibición que contó en total con unos 4.300 militares, 196 vehículos, 237 caballos, 69 aviones y 39 helicópteros.

Su presencia en la capital francesa "es un buen símbolo de la Europa de la Defensa que estamos construyendo", señaló el sábado el presidente francés, Emmanuel Macron, que insistió en que actuar juntos en materia defensiva, añadió entonces ante las Fuerzas Armadas francesas, no supone "rebajar la soberanía nacional ni renunciar a la Alianza Atlántica".

Lo que se busca es poder movilizar a países con la capacidad militar y la voluntad política de intervenir de forma coordinada y rápida en crisis de seguridad, desastres humanitarios o catástrofes naturales, con la intención no de duplicar el trabajo de la Unión Europea ni de la OTAN, sino de complementarlo.

Abucheos y silbidos El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, o el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, fueron otros de los invitados a esta conmemoración de la toma de la Bastilla en 1789. La celebración había comenzado con el pase de revista a las tropas a bordo de un vehículo militar y a pie por parte de Macron, que fue recibido con abucheos y silbidos esporádicos por algunos ciudadanos en un momento en que todavía sigue viva en el país la protesta de los chalecos amarillos.

"Este 14 de julio es la ocasión adecuada para mostrar que Francia trabaja con sus socios europeos", indicó ayer en el diario Le Parisien la ministra francesa de Defensa, Florence Parly.- Marta Garde