El PNV anuncia su abstención en la investidura de Sánchez: "El PSOE tiene que poner más de su parte"

  • El jeltzale Aitor Esteban, al tomar la palabra en el Congreso: "No se hace política desde hace meses; y mientras tanto el tiempo avanza"
  • "Han dado por hecho que nuestro voto iba a ser positivo, pero no han hecho demasiado por conseguirlo", le dice al candidato. "Ni siquiera nos han llamado en las útimas dos semanas"

09.02.2020 | 21:02
El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados Aitor Esteban, a su llegada a la cámara baja en la que se celebra la segunda jornada del debate de investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez,
#ENVIVO: Sesión de Investidura (23 de julio)

  • "Han dado por hecho que nuestro voto iba a ser positivo, pero no han hecho demasiado por conseguirlo". "Ni siquiera nos han llamado en las útimas dos semanas"
  • El jeltzale Aitor Esteban denuncia en el Congreso de los Diputados: "No se hace política desde hace meses; y mientras tanto el tiempo avanza"

MADRID. El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha emplazado este martes a los líderes de PSOE y Unidas Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, a hacer un esfuerzo para llegar a un acuerdo y ha anunciado que, de momento, su decisión es la de abstenerse en la votación de investidura del presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección.

Esteban ha comenzado su intervención en el Pleno del Congreso reconociendo que la situación es "grave" y por ello ha pedido a los partidos centrarse en la búsqueda de un acuerdo. En este sentido, ha avisado a Sánchez de que "para sumar hay que ceder" y a la vez ha advertido a Iglesias de que "la avaricia rompe el saco", en alusión a su demanda de sillones en el Consejo de Ministros.

El portavoz parlamentario del PNV ha remarcado a ambos líderes políticos que no deben perder de vista que el objetivo fundamental es el acuerdo. "¿A qué estamos, a setas o a rolex?", ha preguntado recordando el chiste de dos amigos que van al monte a buscar setas pero uno de ellos se encuentra un rolex. "A cada parte siempre le parece que podía haber sacado más, pero se trata de recoger setas", ha insistido.

A su juicio, la ciudadanía dio en las elecciones del 28 de abril un "mensaje claro" de que no quiere un "tripartito de derechas" formado por PP, Ciudadanos y Vox. Pero tampoco ha otorgado mayoría absoluta a ningún partido y la gobernabilidad "pasa por el diálogo y el necesario acuerdo".

QUE SÁNCHEZ "DÉ UN PASO AL FRENTE" En este contexto, ha mostrado su sorpresa por las llamadas de Sánchez a PP y Ciudadanos para que se abstengan en su investidura y le ha recordado algunos de los "insultos" que le han dirigido sus líderes durante los últimos meses o la famosa 'foto de Colón' junto a Vox.

"Debe elegir", ha avisado al líder socialista asegurando que si pretende sustentar su Gobierno en un programa que satisfaga a PP y Ciudadanos no podrá contar con el apoyo del PNV. "El país no puede permitirse un Gobierno satisfecho consigo mismo cuando está en el alambre", ha insistido.

Sin embargo, le ha pedido que mire "más allá", sea "valiente" y "dé un paso al frente" para llegar a un acuerdo con Unidas Podemos y otras formaciones políticas. "Debe sumar. Y para sumar hay que ceder", ha enfatizado rechazando que el PSOE les proponga "un mero contrato de adhesión" para obtener su apoyo.

IDEAS Y NO PERSONAS A la vez se ha dirigido a Pablo Iglesias y le ha indicado que, para ir "ganando posiciones y la confianza del otro", es necesario "tiempo". "Un inicio más moderado no significa que no sea rentable", ha sostenido advirtiendo de que la búsqueda de ganancias a corto plazo puede acabar en "fracaso".

Esteban ha reconocido que Sánchez puede estar sometido a presiones, pero cree que estas no son "excusa" para justificar el desacuerdo, y a la vez ha recalcado a Iglesias que lo importante son las ideas y no las personas. En cualquier caso, ha advertido a ambos de que "probablemente en septiembre sea ya demasiado tarde".

En este marco, ha reconocido que al PNV le "pesa" la responsabilidad institucional pero ha reprochado al PSOE no haberse "esforzado mucho" por conseguir su apoyo; así que de momento su postura es la de la abstención si no hay nuevos pasos adelante.

SENTIDO INSTITUCIONAL DEL PNV "Qué ironía, tanto patriota en la Cámara y al PNV es al que se supone más sentido institucional", ha ironizado aprovechando para arremeter contra el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y burlarse de su apelación a la "banda" de Sánchez. "Yo cuando miro a Rivera sí que le imagino en una banda, pero en una banda de mariachis dando la nota desde la tribuna y la serenata desde el escaño continuamente", ha censurado.

Durante su intervención, Esteban ha desgranado algunas de las políticas que cree que deberían ser prioritarias en el nuevo Gobierno, como la modificación de la legislación laboral, la subida del salario de los trabajadores o una apuesta clara por la industria.

También ha hablado de la supresión de la Ley mordaza, la modificación de la Ley de secretos oficiales y ha aludido a asuntos pendientes en el País Vasco, como la modificación del Estatuto de Gernika o la transferencia de las competencias pendientes.

En cuanto a la situación de Cataluña, Esteban ha calificado de "desconcertante" la postura de Sánchez durante el debate de investidura teniendo en cuenta que necesita del apoyo o al menos la abstención de partidos independentisas. "O juega al despiste o no quiere sacar adelante la investidura", ha sugerido. A su juicio, en Cataluña existe un problema que "debe ser resuelto políticamente", con "diálogo, imaginación y valentía".

"NULO ÉXITO" El candidato socialista a la Presidencia, Pedro Sánchez, ha admitido que hasta ahora las conversaciones con Unidas Podemos para recabar su apoyo a la investidura han tenido "nulo éxito" y ha dicho al portavoz de PNV que no le pueden criticar que no lo esté intentando.

En la réplica al portavoz del PNV en el Congreso, en el segundo día del debate de investidura, Sánchez ha insistido en que el PSOE "lo ha intentado y lo está intentando" y ha dicho que quiere "compartir el Consejo de Ministros" con una fuerza parlamentaria que está a la izquierda del PSOE y que no le garantiza la mayoría absoluta.

Sánchez ha subrayado que ya ha elegido a su socio preferente que es Unidas Podemos, "el socio con el que quiero cooperar y gobernar. Me quiero entender con ellos".

"Con ustedes también. Yo no escondo mis cartas, están encima de la mesa y destapadas, clarísimamente", ha precisado.

Pero también ha advertido de que el acuerdo al que llegue con Unidas Podemos y otras formaciones tiene que tener unos "principios y valores y atender al interés general, para poder hacer un gobierno posible", ha dicho.

El candidato ha pedido hablar de contenidos y programas, y no tanto de quien va ocupar los escaños azules.

"Si al final llego a un acuerdo con Unidas Podemos los ministros que se sienten en la bancada azul no serán del PSOE ni de Podemos, serán ministros de un gobierno progresista, feminista y europeísta", ha aseverado.

Sánchez ha agradecido a los nacionalistas vascos el tono del discurso y ante su anuncio de abstención les ha reprochado que lo justifiquen diciendo que no hubo diálogo porque "sí ha habido interlocución".

En este sentido, el candidato socialista ha puesto en evidencia la "gran contradicción" que supone que nacionalistas e independentistas tengan la intención de abstenerse por responsabilidad mientras que la bancada conservadora ni siquiera lo contemple.

Sánchez también ha resaltado en su discurso la colaboración de los socialistas vascos con el PNV en el Gobierno de Euskadi y ha agradecido el apoyo del partido de Aitor Esteban a su Ejecutivo en el último año.

Por todo ello ha dicho que ve posible seguir llegando a acuerdos y adoptando decisiones en el Gobierno de España en beneficio del País Vasco, como las que tienen que ver con infraestructuras pendientes como la denominada "Y" vasca.

Además, ha confiado en que pueda salir adelante en Euskadi la reforma del Estatuto de Gernika, aunque ha trasladado la preocupación de los socialistas vascos de que se puedan perder oportunidades para responder a demandas de la sociedad si se hace hincapié en "cuestiones mucho más identitarias que dificultan la convivencia".