Salvini desoye la orden judicial que autoriza al ‘Open Arms’ a entrar en aguas italianas

La ONG logra el visto bueno de la Justicia de Italia para desembarcar en Lampedusa
El ministro del Interior asegura que firmará una nueva prohibición La medida no exime a la organización de multas

10.02.2020 | 00:12
Imagen de algunos migrantes que viajan a bordo del ‘Open Arms’.

pamplona - Tras casi 15 días de desamparo, el buque humanitario Open Arms logró ayer la autorización para poder entrar en aguas territoriales de Italia con los 147 migrantes que viajan a bordo sin amenazas de ser retenidos ni pagar multas millonarias, aunque sin un puerto asignado para atracar. El Tribunal Administrativo Regional del Lacio levantó la prohibición firmada por el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, que no le permitía navegar en esas aguas, explicó a la prensa en Madrid el fundador de la ONG española Open Arms, Óscar Camps. Sin embargo, el propio Salvini aseguró poco después que no acatará la decisión del Tribunal y volverá a firmar otra prohibición.

"En las próximas horas firmaré mi no, porque yo no soy cómplice de los traficantes de personas", reaccionó Salvini en declaraciones retransmitidas en su perfil de Facebook, cuestionando por qué "un barco español, de una ONG española, en aguas maltesas, presenta un recurso en un tribunal italiano". A pesar de la nueva amenaza de Salvini, la organización se dirigió ayer hacia las costas de Lampedusa, pues es el puerto más cercano situado a unas 30 millas, con la "intención de permanecer en estas aguas territoriales, pero no desembarcar", ya que la autorización para que los rescatados y la tripulación pisen tierra es competencia de Salvini, en su condición de ministro del Interior. Dichas fuentes detallaron que el mar está revuelto y la travesía es complicada, por lo que el barco necesitará varias horas para llegar a estas aguas italianas y previsiblemente lo hará durante la madrugada.

El problema se planteará en Lampedusa, pues Salvini, que mantiene un pulso firme contra la inmigración ilegal, podría ordenar que queden bloqueados a bordo del barco. De hecho, ya en agosto de 2018 el líder ultraderechista mantuvo retenidos durante más de cinco días a un centenar de migrantes frente a las costas de la ciudad de Catania, en Sicilia (sur), una actuación que le valió la apertura de una investigación en Italia. Salvini no fue juzgado por estos hechos, porque su socio en el Gobierno, el antisistema Movimiento Cinco Estrellas, impidió que se levantara su inmunidad.

dos posturas Tras dos semanas esperando en aguas internacionales a que algún país europeo les ofreciera un puerto, los migrantes del Open Arms consiguieron romper el veto de Salvini, que mantiene los puertos cerrados y ha impulsado una ley antiinmigración que multa a las ONG que entran en aguas italianas. Open Arms presentó un recurso ante la Justicia italiana que fue acogido por la situación "de evidente dificultad" en la que se encuentra la embarcación, según el fallo. Fue el Tribunal Administrativo Regional del Lacio el que tomó esta decisión y explicó que "la situación de gravedad y urgencia excepcionales" justifica que se permita desde este momento su entrada en aguas territoriales italianas "para que las personas rescatadas que lo necesiten reciban asistencia médica".

El fundador de la ONG española Open Arms, Òscar Camps, dijo en una rueda de prensa en Madrid que pedirá la evacuación inmediata de los rescatados "por motivos médicos", aunque no bajarán sin obtener antes el permiso de las autoridades italianas. "Buscamos la legalidad absoluta", aseguró, al tiempo que explicó que espera que la solución para los 147 inmigrantes sea "de horas, no de días".

"Esperemos que esto acabe porque dudo mucho que tengamos capacidad para aguantar muchos días tal y como está la situación ahora", reconoció el fundador de la ONG. Mientras tanto, se dirigirán a aguas italianas, al abrigo de la isla de Lampedusa, al sur, para protegerse de las olas. También hay que esperar a las negociaciones porque, según explicó, se está coordinando el reparto y el desembarco de estos migrantes. "Sabemos que la Comisión Europea está trabajando pero nosotros estamos sufriendo y el límite ya es de horas, no de días", avisó.

A pesar del fallo de la Justicia italiana, fuentes del ministerio del Interior aseguraron que éste solo afecta a la prohibición firmada por Salvini contra el Open Arms, por lo que sigue vigente la ley antiinmigración que multa a las organizaciones humanitarias con migrantes a bordo. Además, el ministerio informó en una nota de que Salvini se dispone a presentar un recurso urgente ante el Consejo de Estado por esta decisión judicial y firmará una nueva prohibición para impedir al barco entrar en aguas territoriales de Italia.

En un acto en Génova, Salvini hizo referencia a un plan para "volver a abrir los puertos italianos y convertir a Italia en el campo de refugiados de Europa", algo que prometió que no consentirá."Yo no me rindo y resisto ante esta vergüenza", recalcó el líder de la Liga, que aprovechó a lanzar un mensaje de advertencia a sus rivales políticos. - Efe/D.N.

con distintos países europeos

la ce mantiene contactos activos

Francia, una posible solución. Después de asegurar que no podía hacer nada más que seguir de cerca la situación del barco de la ONG Open Arms, la Comisión Europea explicó ayer que hay varios Estados miembros "activamente implicados" en los contactos que lleva a cabo. "Mientras prosiguen estos contactos y celebramos que algunos Estados miembros estén activamente implicados en ellos, en este momento no entraremos en detalles sobre nuestros intercambios con los países", señalaron. En todo caso, apuntaron que Francia ya confirmó por su parte que es uno de los países que está en contacto con la CE para acoger a alguno de los migrantes.

en detalle

'Un eje reforzado'. Camps pidió al embajador de Alemania en España que "medie" para crear "un eje reforzado" de los tres estados: Alemania, Francia y España, para tratar el tema de la "plataforma de desembarco" para los rescatados.

356

'ocean viking'. El barco humanitario 'Ocean Viking', fletado por las ONG Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée, también espera en el Mediterráneo con 356 migrantes a bordo a que algún país lo autorice a entrar en puerto.

Nadia Calviño "Los españoles no son los únicos puertos seguros"

La Ministra de Economía en funciones justifica la postura del Gobierno y asegura que hay que buscar soluciones más allá de los puertos españoles porque no puede ser esa la única respuesta.