choque de estrategias

Junqueras y Puigdemont rompen la promesa de unidad en la Diada

El líder de ERC mantiene la presión para ir a las urnas contra el criterio del expresidente catalán

10.02.2020 | 02:26
Torra y Puigdemont, durante su último encuentro en Bélgica.

pamplona - El enrarecido ambiente en el independentismo catalán, a escasos días de la celebración de la Diada y con la sentencia del juicio al procés en el horizonte no hace sino acrecentarse. Ayer el líder ERC, Oriol Junqueras, preso en la cárcel de Lledoners, contrarreplicaba al expresident Carles Puigdemont, después de que éste rechazara convocar unas elecciones, tal y como plantean los republicanos. "No se había visto nunca que alguien diga que el hecho de votar debilita las instituciones", afeaba Junqueras en un tuit que pone de manifiesto, una vez más, como chocan las estrategias de ERC y el espacio político fiel a Puigdemont aglutinado en JxCat. Los de Junqueras, que también chocan con sus socios del Govern con su anunciado apoyo a la investidura de Sánchez, frente al rechazo de los segundos, pugnan por la hegemonía en el independentismo, y de sus declaraciones se desprende que manejan mejores expectativas electorales que los de Puigdemont.

El pleito en torno a un adelanto electoral surgió después de que Junqueras manifestara la posibilidad de convocar elecciones catalanas como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo contra él y el resto de líderes políticos impulsores del 1-O que se encuentra recluidos en prisión; y el presidente del Parlament, Roger Torrent, planteara un gobierno de concentración como respuesta para "fortalecer las instituciones", informa Europa Press.

El miércoles, en una rueda de prensa en Bruselas junto al president Quim Torra, Puigdemont rechazó ambas opciones bajo el argumento de que "el fortalecimiento de las instituciones no es compatible con las prisas electorales". El expresident se había reunido con diputados, senadores y consejeros de JxCat y, tras la reunión, sostuvo que "las instituciones se tienen que reforzar y las elecciones debilitarían las instituciones. En un ciclo que va a venir presidido por una condena al Govern y al Parlamento de Catalunya, tanto Govern como Parlament deben responder fuertes, y ahora tenemos una mayoría clara".

"Otras opiniones" en ERC En esa misma línea se pronunciaba ayer la consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, quien respondía al tuit de Junqueras advirtiendo, como Puigdemont, de que unos comicios podrían desalojar al independentismo de la Generalitat. "En este momento en Catalunya hay un gobierno independentista, una mayoría independentista en el Parlament y, personalmente, pienso que unas elecciones podrían alterar, o no, estas mayorías", avisó.

Budó, una de las voces con mayor relieve institucional de JxCat, expresó en todo caso el "máximo respeto a los puntos de vista que pueda haber sobre la respuesta" a la sentencia. "Ahora hace falta trabajar para fortalecer las instituciones", remarcó la portavoz, quien cree que afrontar los meses que vienen "con un escenario electoral no nos dará la fuerza necesaria que conviene en este preciso momento". De hecho, dijo que le "consta" que en ERC "también hay opiniones en otro sentido" al expresado por Junqueras. La prioridad ahora, señaló, pasa por consensuar una "acción política unitaria" entre partidos y entidades soberanistas para dar una "respuesta conjunta" a los próximo retos.

Budó, por otro lado, evitó pronunciarse sobre la idea de configurar un gobierno de concentración en el que quepan también los comuns y la CUP, como ha sugerido el propio Junqueras y otras voces de ERC, aunque emplazó a abordar estas cuestiones en el marco de las conversaciones que mantienen las fuerzas soberanistas. Para Budó, tampoco sería motivo para precipitar una convocatoria electoral que el president, Quim Torra, no consiga los apoyos para renovar las actuales Cuentas, de 2017. "Unas nuevas elecciones, dependiendo de cuál sea el resultado, tampoco garantizan una aprobación inmediata de los presupuestos. Habría unas elecciones, se tardaría en constituir gobierno y con mucha probabilidad tampoco sería la solución inmediata para tener los Presupuestos al día siguiente", argumentó.

El propio Torra expresó ayer su "máxima confianza" en la responsabilidad de todo el mundo para poder sacar adelante los Presupuestos, que permitirían revertir los efectos negativos de la crisis, "pese a las descalificaciones y ataques que sufre" Catalunya para intentar dañar su imagen social e internacional. - D.N.