Chivite afea a la derecha que vincule a los menas con la delincuencia

Pide a Álvarez (Navarra Suma) que no genere alarma social y recuerda que sólo un 6% se ha visto involucrado en conflictos

10.02.2020 | 03:01

pamplona - El número de menas que ha llegado a la Comunidad Foral de Navarra ha aumentado -ya son 234-, pero el Gobierno de Navarra los atiende a todos y cuenta con protocolos de actuación y formación que funcionan "positivamente". Es la respuesta que dio la presidenta del Ejecutivo, María Chivite, a la pregunta formulada por Marta Álvarez, parlamentaria de Navarra Suma que por primera vez metió a los menores extranjeros no acompañados en el debate político navarro. No es, ni mucho menos, una casualidad. Los menas están siendo utilizados sobre todo por los partidos de derechas -para Vox es una prioridad- para atacar a gobiernos municipales y autonómicos al hilo de problemas puntuales que están generando en algunas ciudades como Barcelona. De esta manera, Navarra Suma coge el testigo iniciado por la ultraderecha para trasladar el debate a Navarra, donde hasta la fecha no se han reportado problemas graves provocados por menas, para ir preparando el terreno al debate. Navarra Suma fue sutil: obviamente no utilizó la dialéctica de Vox, pero deslizó varias insinuaciones que algunos medios han ido alimentando en las últimas semanas. Por ejemplo, que los menas están estrechamente ligados con la delincuencia. "Poner en el mismo plano menores y delincuencia hace flaco favor, sólo un 6% de los menores atendidos lo han sido por razones de conflicto, aclaró Chivite. También, Álvarez insinuó que, claro, si el Gobierno no cuenta con todos los medios deseables para acompañar a los menores, la falta de supervisión puede hacer caer a los jóvenes en conductas poco saludables, como el consumo de sustancias estupefacientes.

alarma social Chivite, conocedora de la polémica, respondió con datos: Navarra atiende a todos los menas -234-, cuanta con protocolos y medios, y aunque la cifra va en aumento la valoración es positiva, pese a que admitió que el fenómeno es relativamente nuevo. "Lo atendemos desde una perspectiva sensible, solidaria, que llevamos en el ADN de este equipo de Gobierno y desde un enfoque que tiene que ser transversal e integrador", resumió.

Chivite le agradeció las aportaciones hechas en positivo, como la preocupación de Navarra Suma por si los protocolos están al día o por una gestión de la que no tienen culpa los menores. Pero la presidenta también pidió "responsabilidad en las declaraciones", no sólo en las de Álvarez poniendo en el mismo plano menas con delincuencia o drogas, sino también en las de otros parlamentarios de Navarra Suma en televisión, como Jorge Esparza o Ángel Ansa, como le recordó Ainhoa Unzu (PSN) a la presidenta durante su intervención. "Poner en el mismo plano menas y delincuencia o drogas es generar alarma social injustificada y criminalizar a los menores, un colectivo de especial protección", respondió Chivite. - D.N.