durante el pleno de política general

Urkullu pide realismo en la negociación presupuestaria ante la incertidumbre

El Gobierno vasco "va a hacer lo responsable: elaborar un proyecto realista, ajustado y centrado en las necesidades del país"

10.02.2020 | 03:54
El lehendakari Iñigo Urkullu, (c) juntos a miembros de su gobierno se dirige al Parlamento Vasco, donde este viernes se celebra el pleno de Política General.

GASTEIZ. Urkullu en el turno de réplica del pleno de política general que celebra este viernes el Parlamento Vasco ha considerado que aprobar los presupuestos del próximo ejercicio es "invertir en estabilidad".

Ha explicado que el Gobierno vasco "va a hacer lo responsable: elaborar un proyecto realista, ajustado y centrado en las necesidades del país" que seguirá "primando la inversión, la innovación y el equilibrio social".

Ha asegurado que su Ejecutivo "quiere unos presupuestos y va a trabajar para tenerlos" y ha propuesto "abrir un diálogo centrado en los contenidos presupuestarios", sin introducir materias ajenas a las cuentas públicas.

"El escenario electoral en España no va a detener nuestro proceso, en el que nuestra disposición al acuerdo es total; las puertas están abiertas", ha insistido Urkullu.

Por último, ha reiterado que el Gobierno vasco intentará aprobar los presupuestos a través de una negociación, "siempre que haya voluntad sincera de llegar a acuerdos".

En materia de autogobierno, el lehendakari ha reclamado que "se deje trabajar" al grupo de expertos que tiene previsto elaborar para finales de noviembre una propuesta de nuevo estatuto, con el objetivo de "ensanchar el acuerdo" actualmente existente en esta materia.

Ha defendido su propuesta de "Concierto Político" en similitud con la figura de Concierto Económico, una fórmula que ha sido "positiva y eficaz para el país".

Tras preguntarse por las razones por las que no se puede extender ese modelo a las relaciones políticas, el lehendakari ha recalcado que el objetivo de trabajo de la ponencia del Parlamento Vasco debe ser "actualizar y modernizar el autogobierno, siempre mirando a Europa".

Ha concluido que sigue apostando por al "vía vasca" del diálogo y de un acuerdo que tenga "recorrido institucional, y que sea ratificado por la sociedad vasca", una vía que "no es unilateral sino multilateral".