Pablo Casado: "Cualquier acuerdo tras las generales pasa por Navarra"

"Por mucho que Sánchez intente envolverse en la bandera y amenazar con el 155 a los independentistas en Catalunya, al final la hora de la verdad es Navarra", declara

10.02.2020 | 06:43
Los presidente del PP y de UPN, Pablo Casado (c) y Javier Esparza (i), junto con el alcalde de Pamplona Enrique Maya (d), y la presidenta del PPN en navarra Ana Beltrán (2d), se asoman al balcón del Ayuntamiento de Pamplona

"Por mucho que Sánchez intente envolverse en la bandera y amenazar con el 155 a los independentistas en Catalunya, al final la hora de la verdad es Navarra", declara el líder popular durante su visita a la capital navarra.

PAMPLONA. El presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha subrayado que "cualquier acuerdo que se tenga que hacer si gana el PP" tras las próximas elecciones generales "pasa por Navarra" y ha afirmado que "no es admisible que en un gobierno autonómico manden los de Bildu".

"No es admisible que en un gobierno autonómico quien ponga los requisitos de gobernabilidad sean los que no reniegan de la violencia", ha señalado el líder de los 'populares'.

En este sentido, ha recordado el acuerdo suscrito por UPN con el PP y Ciudadanos en el que "se dejaba muy claro que cualquier tipo de acuerdo de Estado con el PSOE tendría la reivindicación de la ruptura del acuerdo de Gobierno con Bildu".

Y ha asegurado que "si hiciera falta algún tipo de conversación con el PSOE para pedir su abstención o para pedir que nos dejaran gobernar habiendo ganado las elecciones, lo que tenemos muy claro es que nuestra posición sobre Navarra es definitoria y que desde el Gobierno de la nación seguiremos reclamando que no haya ninguna administración que requiera de los votos de Bildu".

Así lo ha afirmado Casado este viernes en Pamplona después de mantener una reunión en el Ayuntamiento con el presidente de UPN, Javier Esparza, y el alcalde, Enrique Maya. Además, el Partido Popular reúne este viernes en la capital navarra al Comité de Dirección del partido.

En su intervención ante los medios, en la plaza del Ayuntamiento, Casado ha criticado el Gobierno presidido por María Chivite y ha censurado que "es la primera vez que un gobierno democrático a nivel autonómico necesita del concierto de aquellos partidos que no han condenado la violencia etarra y que siguen apelando a una historia criminal que ha dejado cientos de víctimas".

Por eso, en su opinión, "pase lo que pase el 10 de noviembre la prueba del algodón está en Navarra". "Por mucho que Pedro Sánchez intente ahora envolverse en la bandera y amenazar a los independentistas en Cataluña con el 155, al final la hora de la verdad es Navarra", ha sostenido.

A su juicio, lo ocurrido en la Comunidad foral "no puede salir gratis electoralmente" al PSOE y ha remarcado que los socialistas "decidieron libremente no apoyar al candidato de Navarra que ganó las elecciones casi duplicando al PSN y decidieron llegar a una alianza con Bildu".

También se ha referido Pablo Casado a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) que anula algunos artículos del decreto del euskera y ha considerado "paradójico" que "exaltos cargos socialistas estén a favor de que el euskera no sea impuesto y, sin embargo, el PSN haya estado en las últimas semanas más a favor de las tesis nacionalistas".

NAVARRA SUMA, "LA HISTORIA DE UN ÉXITO" En cuanto a Navarra Suma, la coalición de UPN, Ciudadanos y PP, Pablo Casado ha resaltado que es "la historia de un éxito para todos los navarros" y ha considerado "un acierto" que se haya revalidado la coalición de cara a las próximas elecciones generales del 10 de noviembre.

"Tres partidos hemos decidido que es mejor unirnos para ganar; para luego ganar para gobernar y después gobernar para unir", ha remarcado Casado, para quien en España "hace falta unir la política territorial; las cicatrices de una posible crisis económica que está viniendo; y unir entre generaciones y acentos a todos nuestros compatriotas". "En estas elecciones nos jugamos mucho en toda España", ha advertido.

En esta sentido, ha recordado que el PP quería extrapolar la coalición de Navarra Suma en todo el territorio nacional, algo que "no ha sido posible", aunque no ha querido "ahondar en eso". "Hoy es un día para mirar hacia adelante y para ser respetuosos con todos los partidos que formamos parte de esta coalición", ha dicho Casado ante los candidatos de UPN, PP y Ciudadanos a las próximas elecciones generales.

Para el líder del PP, "es mucho lo que nos jugamos" el 10 de noviembre porque "estamos viviendo un momento crítico en la historia de España y de Navarra". Y ha reivindicado que Navarra "no es anexo ni apéndice de nada ni de nadie".

Según ha indicado, Navarra Suma y los partidos que forman la coalición son "el verdadero baluarte de la defensa de la foralidad y la españolidad de esta comunidad autónoma esencial no sólo para lo que hemos sido, sino sobre todo para lo que queremos que sea la España de nuestros hijos".

MOMENTO "EXCEPCIONAL" Por su parte, el presidente de UPN, Javier Esparza, ha puesto de manifiesto el momento "excepcional" que vive Navarra por su "realidad institucional y política", con "un PSN que ha pactado con EH Bildu". Y ha remarcado que "ningún secretario general del PSOE había autorizado nunca los acuerdos entre su formación y los testaferros de ETA".

"Tenemos a una presidenta del Gobierno que lo es gracias a la abstención de EH Bildu y un PSN que ya está haciendo efectivo ese pago", ha sostenido Esparza, para quien "pactar con Bildu y con el nacionalismo vasco es perjudicial para Navarra y para España".

En cuanto a la repetición electoral, el líder de la formación regionalista ha considerado que "va a haber muchos ciudadanos que le van a decir no al Partido Socialista, no a esa renuncia que han hecho en Navarra a sus principios y su ideología" y ha puesto en valor el papel de Navarra Suma en los comicios.

Ha criticado Esparza que aunque los socialistas dicen que España "necesita un gobierno estable y que no dependa del independentismo", en Navarra "tenían la oportunidad de haber conformado un gobierno con estabilidad y que no dependiera de los independentistas más radicales, pero han preferido la inestabilidad y se han echado en manos de EH Bildu".

Frente a eso, ha destacado que nosotros nos volvemos a presentar a las elecciones para que España y Navarra no dependa del independentismo que quiere romper nuestro país", ya que, según ha dicho, "no tiene ningún sentido que aquellos que quieren romper España sean los que determinen nuestro futuro".