¿Qué va a pasar ahora en el proceso de salida de la UE?

10.02.2020 | 08:42

Londres - El nuevo escenario complica los planes del primer ministro británico, Boris Johnson, que se ha comprometido a romper con la UE antes de que termine este mes, aunque no cierra la puerta por completo a que los cumpla. El Reino Unido todavía podría ejecutar el brexit a tiempo si Johnson logra el respaldo del Parlamento a toda la legislación necesaria para una salida ordenada antes de esa fecha.

¿Obligado a una extensión? La ley obliga al primer ministro a solicitar una prórroga de la salida del bloque comunitario hasta el 31 de enero, el cual finalizaba a medianoche de ayer. Por su parte, Bruselas puede aceptar esa petición, rechazarla, o establecer un plazo distinto. Johnson asegura que no tiene intención de "negociar" una prórroga. Sin embargo, un portavoz de Downing Street avanzaba ayer que "el Gobierno cumplirá con la ley". En caso de que el Gobierno no enviara la carta requerida, los tribunales podrían obligarle a hacerlo.

¿qué pasos dará Johnson? La tramitación parlamentaria del acuerdo del brexit tiene dos fases. La primera, que estaba prevista ayer, consiste en que los diputados den su consentimiento a los términos del pacto. En la segunda, el Gobierno debe trasladar a la legislación británica los detalles acordados. La enmienda aprobada ayer por la Cámara de los Comunes obliga al Gobierno a superar esos dos trámites antes de poder abandonar la UE. Hasta ahora, Johnson solo necesitaba el primer visto bueno de la cámara para poner en marcha la ruptura, lo que dejaba la puerta abierta a un brexit abrupto si por cualquier circunstancia no se llegaba a aprobar la ley asociada. El Gobierno prevé comenzar a tramitar la ley del brexit esta semana, y puede decidir unir los dos trámites en uno solo para acelerar el proceso, o bien mantenerlos separados.

¿Tiene los Apoyos necesarios? La suspensión de la votación ayer ha impedido conocer si el primer ministro contaba con el respaldo suficiente para ratificar el pacto al que llegó en Bruselas el jueves. El grupo de 28 diputados euroescépticos del Partido Conservador, una de las facciones clave en la votación, declaró que está a favor del texto, lo que aumenta las opciones de que Johnson logre su objetivo. El norirlandés Partido Democrático Unionista, sin embargo, mantiene su negativa, por lo que el Gobierno necesita el voto de que algunos laboristas e independientes voten por el acuerdo. - G.X.