Los Espinosa Monasterio, once casos de irregularidades

Hacer obras sin licencia, no pagarlas y falsear documentos es el ‘modus operandi’ del matrimonio de líderes de Vox

17.12.2019 | 17:22

pamplona - El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, fue sancionado en firme en 2010 por hacer una obra ilegal en su casa, un proyecto de Rocío Monasterio que llevó a cabo sin licencia y burlando una orden de paralización. La justicia confirmó ese año una multa de 17.784 euros y la orden de demolición que le había impuesto el Ayuntamiento de Madrid en 2005. Pero Espinosa no solo no derribó lo construido, sino que vendió la casa con la demolición pendiente sin decírselo a su comprador, que pagó 1,1 millones de euros. El nuevo propietario era uno de los productores de Ocho apellidos vascos, David Naranjo, que siete años después descubrió lo ocurrido y ahora debe afrontar el gasto, valorado en 22.000 euros. El cineasta, que no ha querido hacer declaraciones, recurrió la decisión, pero una sentencia firme del pasado mes de julio le obliga a demoler el sótano, toda una nueva planta con cocina en lo que era simplemente una carbonera, y volver a dejarlo como estaba.

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, y su esposa, Rocío Monasterio, líder del partido en Madrid, hicieron en 2008 otra obra sin licencia en un chalé, siguiendo el patrón del proyecto ilegal realizado en 2005 en una vivienda del mismo barrio, publicada el viernes en este periódico. Compraron una casa muy cerca de esta última, en Andrés Bello, 7, la reformaron, vivieron en ella y luego la vendieron en 2010. Con el mismo truco utilizado en casos anteriores, se limitaron a pedir una licencia para obras de conservación, un trabajo menor, se desentendieron de la tramitación y entretanto hicieron las obras de mayor entidad.

sin título Este es el undécimo caso de irregularidades urbanísticas, destapados por el diario El País, que involucra a Espinosa de los Monteros y a su esposa, la líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, que en las fechas de esta operación dirigía un estudio de arquitectura a su nombre y firmaba planos cuando en realidad todavía no había acabado la carrera. Según la información contenida en el expediente municipal, ignoraron las peticiones de aportar la documentación necesaria, pese a que la casa se encuentra en una zona de protección especial, la colonia de Fuente del Berro, y tiene restricciones de construcción. - D.N.