La CUP ve riesgo de desmovilización por el "giro a la centralidad" de ERC y que pacte con el PSOE

Mireia Vehí considera difícil que participen en una mesa de diálogo "vacía de contenido"

28.12.2019 | 11:02
La diptuada de la CUP en el Congreso, Mireia Vehí.

BARCELONA. La diputada de la CUP en el Congreso Mireia Vehí ha alertado de que el "giro a la centralidad" de ERC y un eventual acuerdo que suponga la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno puede tener consecuencias negativas como la desmovilización del movimiento independentista.

En una entrevista de Europa Press, ha recordado que la CUP defiende conseguir derechos por medio de la desobediencia, pero considera que la estrategia de ERC va ahora en otro sentido: "ERC está en un proceso de ocupar el espacio central de este país. Pensamos que esta construcción de partido puede afectar negativamente a las necesidades de este país. Que genere desmovilización. Esto nos parece un problema".

La diputada ha analizado la estrategia de los republicanos, que considera basada en que un gobierno del PSOE dará una estabilidad al Estado que "repercutirá de manera positiva en el pueblo catalán, tanto en la consecución del derecho a la autodeterminación como en las personas represaliadas", pero ella cree que no sucederá.

Vehí apoya su reflexión en la reunión que mantuvieron el 17 de diciembre con la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y con el secretario general del Grupo Socialista, Rafael Simancas, en la que constataron que los socialistas "son como una pared en relación al derecho a la autodeterminación y la amnistía" a los condenados por el proceso independentista.

Para los 'cupaires', el eventual acuerdo ERC-PSOE para la investidura se sigue en marcando "en la lógica del chantaje de la represión, porque no es una dinámica de autotutela de derechos, sino de paz social con el Estado vacía de contenido".

"Cuando digo 'vacía de contenido' quiero decir que sí, que tendrás una mesa bien bonita que tendrá un cartelito que pondrá 'diálogo' y todo el mundo quiere diálogo, pero es que lo que tienes es un cartel, no tienes consecución práctica. ¿Por qué lo haces? Porque así tienes la posibilidad de erigirte como la nueva fuerza gobernante del país en las principales instituciones del Estado. Esto no lo compartimos", ha zanjado.

La CUP ve difícil sentarse en la mesa para buscar una solución política con el Estado que negocian republicanos y socialistas, porque considera que el diálogo no será efectivo para conseguir un referéndum de autodeterminación, ya que va "en contra del principio fundamental de la unidad de España", principio al que creen que el Estado solo renunciará por una presión internacional que se consiga a través de la presión popular.

RETORNO AL ORDEN

Vehí ve una renuncia por parte de las otras fuerzas independentistas al conflicto político y a la desobediencia porque ahora están realizando una "operación de retorno al orden multinivel".

Considera que en esa rectificación están jugando un papel importante los comuns en Catalunya y Podemos en el resto de España, que también están "contribuyendo a la vuelta al orden y apuntalando la gobernabilidad del Estado".

"Ahí está el espacio de JxCat, que en plena restitución o en plena batalla por el liderazgo del espacio posconvergente, sin tener muy claro qué papel están haciendo ahora mismo en la investidura: puede que voten que 'no' o que se abstengan, como hará ERC. Esto no nos tiene que sorprender. Es esta cosa tan convergente de tener la capacidad de explicar una cosa pero hacer otra", ha criticado.

VASOS COMUNICANTES

Para ella, el posicionamiento de estos partidos responde a una dinámica de vasos comunicantes donde los partidos implicados están poniendo en juego por un lado la gobernabildiad del Estado, por otro los Presupuestos de la Generalitat y por otro las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento de Barcelona.

"¿Qué ha cambiado para que ERC, que no quiso facilitar un gobierno de Colau, ahora apruebe ordenanzas fiscales que son claves para el proyecto político de la señora Colau, con un gobierno del PSC? Pues que estás contribuyendo al retorno al orden y la estabilidad", ha destacado.

También ha recordado las críticas de los comuns a la CUP cuando éstos pactaron con el Govern los Presupuestos de la Generalitat 2017 a cambio de la celebración de un referéndum: "¿Qué ha cambiado? Porque la derecha catalana continúa estando en el Govern. ERC está detentando la Conselleria de Economía como si fuera la derecha catalana".

"No queremos explicar que es un simple intercambio de cromos. No es tan perverso. Es la contribución de determinados espacios políticos a la estabilidad porque consideran que el sostenimiento del conflicto, tal y como se ha dado hasta ahora, no lleva a ningún lado", ha lamentado.

Ha asumido que la estrategia del resto de partidos independentistas está "envenenada por la represión, por un chantaje constante que marca los giros de guión, y la prisión está presente todo el rato", y ha añadido textualmente que en Catalunya hay miedo a hacer política.