Con acento europeo

Europa presenta su batalla integral contra el cáncer

09.02.2020 | 06:19
Europa presenta su batalla integral contra el cáncer

En la UE, cada año se diagnostica cáncer a 3,5 millones de personas, de las que 1,3 millones mueren a causa de esta enfermedad. Se trata de un grave problema de salud que afectará directamente al 40 % de los ciudadanos de la Unión y tendrá importantes repercusiones en los sistemas sanitarios y las economías europeas. Sin embargo, más del 40 % de los cánceres pueden prevenirse. Si no invertimos las tendencias actuales, esta enfermedad podría convertirse en la principal causa de muerte en la Unión. La Comisión Von der Leyen -no en vano su presidenta es médica- se ha propuesto dar la batalla integral contra esta pandemia, mediante un Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer que tiene por objeto reducir la carga que el cáncer supone para los pacientes, sus familias y los sistemas sanitarios. Asimismo, abordará las desigualdades relacionadas con esta enfermedad existentes en los Estados miembros y entre ellos, adoptando medidas para apoyar, coordinar y complementar sus esfuerzos. Todo bajo la filosofía de "juntos podemos hacer más".

HOJA DE RUTA DEL PLAN Son muchos los motivos por los cuales el Plan Europeo contra el Cáncer es crucial para el futuro de Europa. En la Unión Europea se diagnostica un nuevo caso cada 9 segundos. Además, es la segunda causa de mortalidad, por detrás de las enfermedades cardiovasculares y podría convertirse en la primera, porque de aquí a 2035, los casos de cáncer podrían duplicarse. El cronograma lo presentó el pasado 4 de febrero la Comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kiryakides, y abarca todo 2020. En primer lugar se ha abierto un plazo de cuatro semanas (hasta el 3 de marzo) para definir la hoja de ruta del Plan. En paralelo se desarrollará la consulta pública, que durará 12 semanas, hasta el 28 de abril. Las discusiones continuarán hasta julio, a través de encuentros que permitirán a la Comisión debatir elementos específicos del Plan con los Estados miembro. También se celebrarán diálogos específicos con las partes interesadas. El Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer se presentará antes de final de año.

LA INVESTIGACIÓN COMO FACTOR CLAVE La UE dedica cada año 900.000 millones de euros a la lucha contra el cáncer. La estrategia aplicada se basa en abordar el cáncer con una visión preventiva continua, mediante el diagnóstico temprano de tratamiento y la atención; investigación individualizada, centrada en la persona y en fomentar el trabajo asociativo en Europa gracias a un enfoque global. Desde 2007, la Unión ha invertido 3.000 millones de euros en la investigación sobre el cáncer, mediante su programa estrella de I+D+i , el Horizon 2020. Y se trata de un proceso investigador que va desde el laboratorio hasta el paciente. Un elemento clave es la capacitación profesional a través de 1.800 proyectos, una Red Europea del Cáncer o el Sistema de Información europeo sobre el Cáncer. Fomentando también la innovación con 4.000 prestigiosas publicaciones, más de 150 patentes, el apoyo a la creación de más de 1.000 pymes, así como la puesta en marcha de biobancos y registros de cáncer, introducción de pautas clínicas en 10.000 pacientes y más de 120 ensayos clínicos.

ACCIONES PREVISTAS El Plan prevé las siguientes líneas de actuación:

Medidas de prevención: es la forma más sencilla y eficaz de reducir la incidencia del cáncer en la UE. Incluirá una mejora del acceso a dietas saludables, una mejor cobertura de la vacunación, medidas destinadas a reducir los factores de riesgo medioambientales, como la contaminación y la exposición a sustancias químicas, u otras como el fomento de la investigación y la sensibilización.

Detección y diagnóstico precoces: el aumento de la cobertura de la población objetivo en materia de cribado de cáncer, un mayor uso de las soluciones digitales y la prestación de una asistencia técnica más completa a los Estados miembros.

Tratamiento y cuidados: mejora del acceso a tratamientos de calidad, la adopción de nuevas terapias, medidas que garanticen que los medicamentos esenciales estén disponibles a precios asequibles y el fomento de la innovación y la investigación.

Calidad de vida: mejorar la reinserción profesional y prevenir la discriminación, así como la prestación de cuidados paliativos y la transferencia de buenas prácticas.