El Parlamento de Navarra aprueba nuevas medidas para hacer frente a la crisis del coronavirus

Debatidos en conjunto, los decretos han sido aprobados uno por unanimidad y el otro con la abstención de EH Bildu

03.04.2020 | 12:43

Chivite pide a Esparza "arrimar el hombro" - Uxue Barkos critica a Navarra Suma por "poner piedras en el camino"

PAMPLONA. El Pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este viernes dos proyectos de Ley Foral que recogen el contenido de los dos Decretos de Ley Foral de medidas urgentes de respuesta al impacto generado por la crisis del coronavirus.

Debatidos en conjunto, han sido aprobados uno por unanimidad y el otro con la abstención de EH Bildu, y con la incorporación de 25 del medio centenar de enmiendas presentadas antes del pleno (más de una treintena de EH Bildu por un lado, 16 de Navarra Suma por otro, y 5 firmadas por los grupos que sostienen al Gobierno (PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E), además de diez in voce esta misma mañana.
 
Los proyectos fueron tramitados por el procedimiento de urgencia para, en aras a una mayor seguridad jurídica, recoger el contenido de los dos Decretos de Ley Foral que convalidó el Parlamento por unanimidad la pasada semana.
 
La sesión se ha ofrecido por streaming y sin periodistas, con la única asistencia de los miembros de la Mesa y los portavoces de los grupos parlamentarios, además de la representación del Gobierno, cuyas intervenciones han seguido las pautas de higiene y distancia requeridas en el estrado y en las bancadas.
 
El resto de parlamentarios han vuelto a formalizar la delegación del voto, cuestión voluntaria pero recomendada por razones sanitarias de interés público, dada la imposibilidad de celebrar, ya sea presencial o telemáticamente, plenos con los 50 representantes.
 
El primero de los proyectos, que transforma en ley el decreto del 18 de marzo, contiene medidas económicas y de protección social, con tres líneas principales: la creación de un fondo con 100 millones de euros, ampliables; el establecimiento de líneas específicas para ampliar la concesión de créditos hasta 30 millones, y avales a las empresas hasta 40 millones; y la movilización de todos los recursos públicos humanos y presupuestarios para atender esta emergencia.
 
El segundo, con medidas del ámbito económico, de la vivienda y de la protección de las personas en centros residenciales, entre otras cuestiones, supone la suspensión o prórroga de los plazos de pagos fraccionados del IRPF, determinadas autoliquidaciones y deudas tributarias que beneficiarán especialmente a 25.000 autónomos y pymes, ayudas al pago de alquiler, a familias desfavorecidas, y establece la posibilidad de intervenir la organización de los centros residenciales y de establecer nuevos centros.
 
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha dado por defendidas las propuestas con su intervención la pasada semana, pero en el turno de réplica ha reconocido como "cierto, un fallo y un error" que ha asumido, la crítica de la oposición sobre la no comunicación previa a hacerlas públicas de estas dos iniciativas.
 
En cuanto a las enmiendas planteadas, ha considerado que en conjunto se dirigían por un lado a atender a las entidades locales y por otro a ayudar a los autónomos, caso este segundo que los propios grupos del cuatripartito han reforzado con su propia enmienda.
 
En el caso de los ayuntamientos, la presidenta ha advertido de que el Ejecutivo está en contacto con la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNCM) para "tomar decisiones de forma conjunta y coordinada" y también algunas enmiendas del cuatripartito recogían hoy sus demandas.
 
No obstante, ha sido muy rotunda al recordar que los ayuntamientos navarros cuentan en este momento con 213 millones de euros en remanentes de tesorería, que su Gobierno reclama al Estado que se les habilite para gastar, porque "no estamos dispuestos a que los ayuntamientos condonen tasas para que luego vayan a pedir dinero al Gobierno de Navarra".
 
También ha sido crítica con la intervención de Navarra Suma, a cuyo líder ha pedido "arrimar el hombro", por entender que con alguna de sus enmiendas está "intentando meter una reforma fiscal encubierta en el impuesto de sociedades", cuando aquí "estamos para cubrir las emergencias".
 
El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha defendido que sus enmiendas tenían el "ánimo de complementar y mejorar" lo trasladado en estos dos decretos, y ha lamentado que el Gobierno "pide acuerdos pero no acepta ninguna propuesta de un grupo que le está siendo leal", incluso "más de lo que está siendo alguno de sus socios".
 
"Esto no es el ejemplo de unidad política que usted pedía, porque para llegar a acuerdos hay que ceder, y usted no ha querido acordar", ha dicho a Chivite, a quien ha pedido "un Gobierno que no dé bandazos, que dé seguridad y no genere más incertidumbres" tras asegurar que el de Navarra "está actuando con bastante falta de ambición y confianza en el futuro de esta tierra".
 
Por el PSN, Ramón Alzorriz  se ha centrado en respaldar las medidas del Gobierno de Navarra y del de España, que "trabajan de manera coordinada con firmeza, eficacia y determinación", y en enviar un "mensaje de esperanza" a la población.
 
En cuanto a las enmiendas de la oposición, las ha rechazado porque "o plantean soluciones a largo plazo o ampliaciones de las partidas que ya está ejecutando el Gobierno de Navarra", ha dicho para pedir "remar todos en el mismo sentido y no intentar sacar rédito político de una situación tan grave".
 
En el mismo sentido, por Geroa Bai, Uxue Barkos, ha subrayado que "los medios finitos" y el "apretado margen de tiempo" para tomar decisiones marcan la tesitura y "olvidar estas dos cuestiones es querer ir a la guerra parlamentaria, lo que en estos momentos es una irresponsabilidad".
 
Muy crítica con NA+ por "poner piedras en el camino", ha advertido de que "lealtad" hubiera sido retirar unas enmiendas para las que "no hay en estos momentos acomodo ni presupuestario ni de cuentas".
 
También Adolfo Araiz (EH Bildu) ha defendido la necesidad de actuar unidos, pero ha lamentado que su "actitud completamente constructiva" con enmiendas informadas no se han correspondido en la misma medida "con lealtad" por el Gobierno, que ha presentado Proyectos de ley "de los que no teníamos ni idea".
 
Ha considerado que el Gobierno foral "llega tarde" por haber "esperado" a la actuación del Ejecutivo central, ha dicho para defender sus propias enmiendas, que buscaban "garantizar la protección social, fomentar el empleo y la reactivación económica, y reforzar las entidades locales", entre otros asuntos.
 
La portavoz de Podemos-Ahal Dugu, Ainhoa Aznarez, ha valorado las medidas aprobadas que "refuerzan el escudo social" necesario, y ha defendido las enmiendas del cuatripartito que dan "certezas y seguridad a las personas que están padeciendo mucho" como los 48.000 autónomos en Navarra.
 
Por I-E, Marisa De Simón también ha apoyado "las medidas para combatir el virus y las afecciones a la población" y que persigan superar la crisis sanitaria con los menores daños posibles, dotar de más recursos públicos humanos y materiales de los previstos, proteger el empleo y reactivar la economía, y contar con unas condiciones económicas que sean asumibles.