Sánchez plantea salidas limitadas de los menores a la calle desde el día 27

El presidente del Gobierno propone otra prórroga del estado de alarma, ahora suavizado, hasta el 9 de mayo desescalada gradual por zonas y reversible según sea la evolución de la pandemia

19.04.2020 | 00:12
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un momento de la rueda de prensa telemática en La Moncloa. Foto: Efe

madrid – El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayer que los niños podrán salir a la calle "con condiciones" a partir del 27 de abril, tras anunciar que pedirá al Congreso una nueva prórroga del estado de alarma hasta el 9 de mayo incluido. Y, aunque matizó que todavía se debe estudiar con los expertos el techo de edad para poder salir a la calle, avanzó que el punto de referencia es el de la Ley de Salud Pública, que son los 12 años.

En rueda de prensa telemática en La Moncloa, Sánchez señaló que la extensión del estado de alarma no va a ser igual que las anteriores y anunció que los expertos consideran que es posible aliviar uno de los supuestos que más afecta a las familias y a los hijos e hijas y nietos y nietas.

Así, anunció que, tras consultar a los especialistas en psicología, en pediatría, al Comité de Expertos y a los científicos que trabajan en la desescalada, hoy trasladará a las comunidades autónoma y a las Cortes, el "parecer favorable" del Gobierno para "aliviar" el confinamiento de los más pequeños a partir del 27 de abril. "A partir del 27 de abril, el Gobierno de España tomará medidas de alivio para el desconfinamiento de los mas pequeños y que puedan salir a la calle. Estas salidas, naturalmente, van a estar limitadas y sujetas a condiciones para evitar contagios", precisó.

Asimismo, señaló que quiere escuchar el parecer de los responsables autonómicos en una nueva comparecencia de presidentas y presientes, que tendrá lugar hoy. "Se trata sólo de un pequeño alivio dentro de la regla general de confinamiento que seguirá en vigor durante varias semanas", recalcó.

Sánchez no precisó en qué consistirá esa flexibilización insistiendo en que a partir del 27 de abril se dará la oportunidad a los niños y niñas de salir de sus casas y poder disfrutar de un rato al día de aire libre.

El jefe del Ejecutivo apuntó que se va a entrar en un momento de desescalada y de transición a una nueva normalidad, dando pasos "progresivos" y con las "máximas precauciones". Así señaló que el Gobierno, asesorado por los expertos, baraja que esa desescalada sea gradual por zonas, que no tienen por qué coincidir con unidades territoriales, y reversible según sea la evolución de la pandemia.

En todo caso, recalcó que son conscientes de la realidad que viven muchos niños y niñas, en hogares de 40 o 50 metros cuadrados, y de su necesidad de "salir a la calle a oxigenarse". "Definiremos en las próximas semanas cuáles serán los criterios, requisitos y motivaciones para que los niños puedan salir y bajo qué criterios de seguridad", añadió.

En este sentido, recordó que al igual que han hecho empresas y trabajadores que han vuelto a la actividad, todos pueden contribuir a frenar y controlar el virus adoptando medidas de protección, distanciamientos social e higiene y usando mascarillas. Sánchez quiere trasladar en primer lugar la propuesta del Ejecutivo a los presidentes autonómicos, según insistió, que debe hacer bajo el criterio, amparo y asesoramiento del Comité Científico que guía al Gobierno, que les han trasladado que tomar la medida de alivio del confinamiento de niños y niñas "no representa un riesgo".

exigencias de la oms Sánchez señaló también en su comparecencia de ayer que España deberá seguir cumpliendo con las seis pautas marcadas por la Organización Mundial de la Salud para lograr la "nueva normalidad", medidas como la de tener controlados e identificados a los infectados por el coronavirus o que el sistema de salud esté en "condiciones" para detectar cada caso nuevo.

Reconoció que se ha conseguido "lo más difícil y duro" gracias a "la responsabilidad y a la disciplina social de todos los españoles". "Hemos dejado atrás los momentos más extremos y hemos contenido la embestida brutal de la epidemia, con sacrificio, resistencia y con moral de victoria, como hemos venido diciendo estas semanas", valoró.

Pero estos logros, según puntualizó, "son insuficientes y son sobre todo frágiles" por lo que no se pueden "poner en riesgo con decisiones precipitadas": "Tenemos que lograr mayores avances antes de entrar en la segunda fase y levantar el confinamiento general y comenzar la desescalada, la transición hacia esa nueva normalidad", matizó.

Sánchez volvió a hacer un llamamiento a la unidad política, al consenso y al diálogo para llevar a cabo una serie de pactos para la reconstrucción económica y social del país, que deberían plasmarse en un acuerdo "interinstitucional" en el que también formen parte las autonomías, ayuntamientos, cabildos...

Llamó a acuerdos para emprender medidas financieras y fiscales para reconstruir el tejido empresarial y la creación de empleos, con especial atención a pymes, autónomos y sectores más afectados como la industria, la cultura, el turismo o la hostelería; y unas medidas sociales destinadas a las personas más vulnerables y más castigadas por la pandemia. "España se prepara para la mayor caída del PIB desde la guerra civil. Cuando salgamos a la calle nos encontraremos ante una nueva normalidad marcada por los estragos de una guerra sin bombas que debemos afrontar desde la unidad de todas las fuerzas políticas. Dejemos los reproches y la ideología a un lado y seamos responsables y generosos", señaló Sánchez.

Extendió ese llamamiento a la Unión Europea –"Europa somos todos y es ahora el momento de demostrarlo"– y confesó que, aunque el pulso está siendo "tenso", han logrado ya que la presidenta de la Comisión Europea se comprometa a destinar "cada euros" de los fondos para la reconstrucción de los países más castigados por la pandemia en el viejo continente.

Finalmente, adelantó que el Gobierno hará "tan pronto como sea posible" un homenaje a las víctimas del coronavirus y a los "héroes que están salvando tantas vidas". "Comparto con todos la amargura y el pesar por ver a compatriotas que nos han dejado y a familias que no han podido despedirse de sus seres queridos y sin duda alguna por la angustia que tienen por ver a sus seres queridos regresar a sus casas y abandonar el hospital", manifestó.

"Podremos dar una respuesta diferenciada y asimétrica pero no tiene por qué ser una comunidad autónoma ni una provincia"

"Actuaremos bajo una presión: la de los científicos y los expertos que nos digan qué cosas podemos ir graduando"

"Esperamos estar listos en mayo para iniciar la lenta marcha hacia una nueva normalidad"

pedro sánchez

Presidente del Gobierno