Encapuchados detienen un autobús en Azpeitia y realizan pintadas

Ruiz, trasladado al hospital contra su voluntad en su undécimo día en huelga

23.05.2020 | 01:19
Autobús atacado en Azpeitia.

pamplona – Siete encapuchados detuvieron y atacaron a primera hora de ayer en Azpeitia un autobús del servicio de Lurraldebus, en cuyos laterales realizaron pintadas de apoyo al preso de ETA en huelga de hambre Patxi Ruiz, según informó la Diputación de Gipuzkoa.

Este ataque se produce después de otras acciones similares perpetradas en las últimas horas contra un batzoki en Donostia y dos sedes y una oficina electoral del PNV en Durango y Abadiño, así como contra una sede de Podemos en esta última localidad vizcaina, todas ellas objeto de pintadas en apoyo al preso expulsado de ETA Patxi Ruiz, en huelga de hambre, y que reclama el acercamiento de todos los reclusos de la organización.

Según informó la institución foral en un comunicado, el ataque al autobús se produjo sobre las 07:00 horas, cuando los encapuchados obligaron al chófer a parar el vehículo, que cubría la línea Zumarraga-Azpeitia en su primer recorrido de la jornada.

Una vez detenido, realizaron distintas pintadas en el vehículo en las que se leía en euskera Amnistia y Patxi, tu lucha es un ejemplo, mientras uno de los atacantes exhibía una pancarta.

La nota de la Diputación de Gipuzkoa aclara que en ese momento el autobús "se encontraba de servicio con cinco ocupantes y el conductor, que se han visto obligados a permanecer dentro del vehículo y afortunadamente, no han sufrido daños".

patxi ruiz, hospitalizado Por su parte, Patxi Ruiz fue hospitalizado en su undécimo día de huelga, con autorización judicial y en contra de su voluntad, para que un médico valorara su estado de salud tras su rechazo a ser tratado en el interior de la prisión. Ruiz ha abandonado la huelga de sed, no así la de hambre, según Naiz.

Ruiz también se negó a ser trasladado a un hospital para su valoración, por lo que la dirección de la cárcel de Murcia II –donde se encuentra cumpliendo condena– solicitó autorización a un juez para que fuera obligado a ser conducido a un hospital, petición que finalmente fue concedida a las instituciones penitenciarias.