Navarra y la CAV asumirán la gestión del Ingreso Mínimo Vital tras el pacto entre PSOE y PNV

El acuerdo Sánchez-PNV garantiza la autonomía de las haciendas forales

28.05.2020 | 00:24
Aitor Esteban, diputado del PNV, sujeta el acuerdo firmado con el PSOE para la transferencia. Foto: Efe

pamplona Navarra y la CAV asumirán la gestión del Ingreso Mínimo Vital (IMV) que aprobará mañana el Gobierno de España. De esta manera, ambos territorios históricos, con sus propias haciendas y sus respectivas prestaciones –la Renta Garantizada en Navarra y la Renta de Garantía de Ingresos en la CAV–, aprovecharán su infraestructura para incorporar el IMV propuesto por el Estado. Se trata de un acuerdo alcanzado entre el Gobierno de España y el PNV, que ayer por la tarde lo anunció como "un logro político en un contexto de tentaciones recentralizadoras". La gestión del ingreso mínimo se materializará en la junta de transferencias de ambas comunidades, con fecha límite de 31 de octubre de 2020, y mientras tanto se firmará una encomienda de gestión para que puedan asumir su desempeño desde el momento en el que se apruebe. A cambio, el PNV se compromete a votar a favor del real decreto cuando llegue al Congreso de los Diputados.

La noticia levantó polvareda entre la derecha, que volvió a tildar el acuerdo entre Sánchez y el PNV como una intolerable injerencia en el ámbito de Navarra. La realidad es más prosaica: el hecho de que Navarra y la CAV cuenten con haciendas propias y ya tengan en marcha un sistema de renta garantizada obligaba a unificar los criterios con el Estado para evitar errores y demoras, algo en lo que lleva trabajando el Gobierno foral desde hace semanas. La reunión que el 19 de mayo mantuvo la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya trató la participación de Navarra tanto en el fondo de 16.000 millones como en el IMV; y en las últimas semanas se han producido encuentros entre la consejera de Derechos Sociales, Maricarmen Maeztu, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. Es decir, que tanto el Estado como los gobiernos autonómicos de Navarra y la CAV han estado al tanto porque eran conscientes de que de alguna manera había que unificar el criterio una vez que entre en vigor.

Habrá que ver cómo queda la letra pequeña, pero lo que tienen claro tanto Navarra como la CAV queda bien expresado en lo que por la tarde, al presentar el acuerdo, dijo Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso: "En ningún caso nadie va a cobrar menos". Es decir, que la incorporación del IMV, que es una renta con menor dotación económica y menos cobertura, no va a afectar a las cuantías que reciban las personas. Se había suscitado alguna duda, pero lo que hará Navarra será utilizar el dinero del Estado para cubrir todo lo que de y luego Navarra, con sus fondos, complementará el resto. Por poner un ejemplo: si una persona puede cobrar 636 euros con la prestación tipo de la Renta Garantizada, Navarra utilizará los 450 euros de la prestación tipo del Estado y los 180 euros restantes los pagará de sus fondos. Navarra, así, podrá ahorrarse una parte. Pero todo esto tiene que quedar plasmado en el texto final.

Para el PNV, el acuerdo "refuerza la bilateralidad Estado-Navarra y Estado-CAV y apuntala el autogobierno en territorios históricos".