alerta sanitaria

Esquerra y JxCat escenifican en el Congreso su pugna en clave catalana

Rufián defiende “el diálogo y la política”, mientras Borràs ve el Estado catalán como “única opción”

04.06.2020 | 01:16

madrid – Los dos partidos que gobiernan en coalición en Catalunya, ERC y JxCat, se enzarzaron ayer en el Pleno del Congreso durante el debate de la sexta prórroga del estado de alarma por el coronavirus, una medida ante la que los republicanos se abstuvieron, pero que Junts volvió a rechazar. Las formaciones evidencian así su pugna en clave catalana ante unas elecciones autonómicas que, aunque no tienen fecha, se antojan próximas.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, dedicó la primera parte de su intervención a marcar distancias con los de Carles Puigdemont y Quim Torra, con la intención de dejar claro que su formación pacta con el Ejecutivo cuando Sánchez hace "política y no matemáticas".

Así, Rufián recordó en el hemiciclo que su formación ha ganado "dos veces" las generales en Catalunya y que va a utilizar sus 13 diputados del Congreso "le pese a quien le pese" para obtener logros. "No somos los criados de nadie, nuestro único amo es el pueblo de Catalunya y a éste sólo le sirven los hechos, no la magia", proclamó.

En este contexto, ha subrayado que ERC puso "su fuerza parlamentaria al servicio de la democracia y la gente" apoyando la investidura de Sánchez, a cambio de la creación de la Mesa de diálogo, y que ahora utiliza sus 13 diputados para lograr que sean las comunidades las que gestionen los fondos europeos para paliar la crisis del coronavirus.

Tras subrayar que ERC "no es socio del Gobierno" sino "del diálogo y la política", cargó contra quienes equiparan los pactos con el PSOE y Unidas Podemos con los que el PP selló en su momento con la Convergència de Jordi Pujol.

También insistió Rufián en que su formación quiere "liderar y gestionar" el "mientras tanto" que media entre su objetivo –la independencia de Catalunya– y la realidad actual. Y recalcó que "la pervivencia de la mesa de diálogo y negociación pasa por la pervivencia de ERC como actor imprescindible" en la gobernabilidad. "Fuera ERC de la ecuación, fuera la mesa de diálogo", enfatizó en un mensaje con doble destinatario, sus socios de Junts y el propio Gobierno español.

enfado de junts Las palabras de Rufián encontraron rápida respuesta de su homóloga de JxCat, Laura Borràs, quien le afeó su discurso contra su partido por "innecesario y ofensivo" y por mirar más al pasado que al presente cuando, a su juicio, lo que hay que hacer es "mirar al futuro". Borràs proclamó que "la única opción" frente al talante demostrado por Pedro Sánchez con esta crisis del coronavirus es que Catalunya disponga de un Estado propio.

Asimismo, llamó a la unidad en el seno del independentismo catalán. "No podemos prescindir de nadie y debemos dejar de atacarnos a nosotros mismos para, en todo caso, señalar a quien impide, utilizando todas sus artimañas, que podamos sobrevivir como nación. De eso se trata, de sobrevivir para poder vivir en plenitud", concluyó.