España adelanta al 21 de junio la apertura de fronteras con la UE, salvo con Portugal

El 1 de julio se reactivarán los viajes con países seguros de fuera del espacio Schengen

15.06.2020 | 01:57
Pedro Sánchez, durante su comparecencia de ayer. Foto: E.P.

madrid – El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayer que España adelantará la apertura de las fronteras con la Unión Europea al 21 de junio, y no al 1 de julio como había dicho hasta ahora.

Cuando se cumplen tres meses desde el inicio del estado de alarma en España, el 14 de marzo, y con cerca del 70% de la población desde hoy en fase 3 de desescalada, Sánchez argumentó que la decisión se adopta ante la evolución favorable de la pandemia, por lo que desde el 21 de junio se levantarán los controles fronterizos de todos los países del tratado de Schengen y en España también se levantará la cuarentena de catorce días para las personas que lleguen de fuera.

La decisión supone adelantar 10 días la apertura prevista de las fronteras, lo que se une al proyecto piloto que arranca hoy en Baleares, con la llegada de unos 11.000 turistas alemanes.

"Queremos que nuestro país, que ya es reconocido como destino turístico de calidad, lo sea también como destino turístico de seguridad. Seguridad en las calles y seguridad sanitaria", destacó el jefe del Ejecutivo.

Sánchez recordó que el 14 de junio de 1985 se firmaba el Tratado de Schengen, que abría el camino a la liberación y los controles fronterizos, marcando la futura integración europea. "No se me ocurre mejor forma de conmemorar este aniversario hoy, 14 de junio, con anuncio del restablecimiento de las libertades fundamentales que definen el ideal europeo".

excepción con portugal No obstante, habrá una excepción, la de Portugal, que ha pedido que sus fronteras con España no se abran hasta el 1 de julio. A partir de esa misma fecha se abrirán "escalonadamente las fronteras con terceros países de fuera de Schengen", "no todos por supuesto" sino los incluidos en una lista cuando cumplan tres requisitos".

En primer lugar, la situación epidemiológica, que deberá "ser análoga o mejor a la de la UE"; en segundo lugar, deberán asumir "ciertas condiciones sanitarias en origen, trayecto y destino"; y por último, "actuar con reciprocidad", aceptando también el ingreso de viajeros procedentes de la UE.

Sánchez señaló que quieren que "turismo y seguridad sanitaria vayan de la mano". "Turismo sí, intercambio sí, apertura sí, seguridad y salud, también", ha abundado, para añadir que si se "sacrifica la salud se resiente también el negocio y la economía" como, a su juicio, han visto en la crisis del coronavirus.

El presidente afirmó que están "pendientes de que se haga un listado conjunto" por parte de la Comisión Europea en relación con "las restricciones a terceros países en su circulación hacia el continente europeo". Reconoció que es un tema "crítico" porque la evolución de la epidemia en Europa "va francamente bien" pero en el resto del mundo como en el continente americano o en Rusia va "muy mal".

El jueves, Bruselas ya dijo que confía en que los Estados miembro sean capaces de consensuar una lista cerrada pero "revisable periódicamente" de países terceros que no suponen un riesgo y cuyos nacionales podrán viajar este verano a toda la UE, puesto que una vez llegado a un país del bloque tendrá libertad de movimiento por todos los Estados miembro.